Dos modelos y un mismo reto

Carlos Moreno intenta taponar el remate de Aketxe, en el partido de la primera vuelta en el Cartagonova. / pablo sánchez / agm
Carlos Moreno intenta taponar el remate de Aketxe, en el partido de la primera vuelta en el Cartagonova. / pablo sánchez / agm

El UCAM es una roca en casa y ya no depende de Isi Ros; el Efesé es un equipo coral que arrasa a domicilio

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Los dos tienen prisa por subir. Ambos proyectos se parecen más a lo que hay en el fútbol profesional que en el de Segunda B. Los dos clubes quieren dar el paso este mismo año. Y están más cerca que todos sus rivales de conseguirlo. Son primero y segundo y están llamados a pelear por esa primera plaza que, sobre el papel, te deja el ascenso a tiro de piedra. No hay nada mejor que un UCAM-Cartagena ahora mismo dentro del grupo IV. Porque los dos quieren lo mismo. Y los dos andan por el buen camino. Pero, eso sí, sus modelos son distintos.

El UCAM es una roca en La Condomina. Ha ganado más partidos que nadie como local en su campo (ocho). Solo el San Fernando, con 26 puntos, supera los 24 que han sumado los de Pedro Munitis delante de su afición. La Balona -en agosto- y el Jumilla -en septiembre- se llevaron los tres puntos del viejo campo de la Puerta de Orihuela. Y, desde entonces, los universitarios han encadenado siete victorias consecutivas en su estadio. El pleno de 21 de 21, esculpido en los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero, lo consiguieron batiendo a Malagueño (3-1), Sevilla Atlético (3-0), Villanovense (2-1), Real Murcia (2-1), El Ejido (3-0), Marbella (1-0) y Recreativo Granada (3-0).

El éxito del equipo de Munitis en la primera vuelta se ha debido, en gran parte, al estratosférico rendimiento de Isi Ros. El atacante de Las Torres de Cotillas, a sus 23 años, por fin ha madurado como futbolista y ha sido capaz de liderar un equipo en el que veteranos como Collantes, Manu Onwu y Julen Colinas y noveles como Javi Fernández, Killian Grant y Adán Gurdiel han tirado del carro cuando las cosas se han puesto feas. Durante meses, eso sí, el UCAM cabalgó a todo gas a lomos de Isi Ros, quien ha bajado mucho su nivel en el último mes. En este tiempo se ha demostrado que el equipo ya no depende única y exclusivamente de él.

A seguir

Isi Ros. Extremo del UCAM
Lleva 5 goles. Ha sido el jugador más desequilibrante de la categoría en la primera vuelta.
Javi Fernández. Defensa del UCAM
La gran revelación de los universitarios. El central cartagenero es el líder de la zaga de Munitis.
Sergio Ayala. Defensa del Cartagena
Lleva varias jornadas a un nivel espléndido. Ha conseguido que nadie eche de menos a Zabaco.
Elady Zorrilla. Extremo del Cartagena
Está en el mejor momento de su carrera y ha marcado en cinco de las seis últimas jornadas.

Isi Ros fue ángel y demonio en el derbi contra el Real Murcia, estuvo enfermo tras el parón navideño y su decisión de no renovar con el UCAM y firmar un contrato con el Alcorcón a partir del 1 de julio han marcado las últimas semanas en el club de la familia Mendoza. Todo lo ha acaparado Isi Ros, suplente en los dos últimos partidos, hasta que se impuso el 'subidón' del mercado de invierno, en el que Pedro Reverte ha echado el lazo a dos jugadores excelentes de la categoría, Hicham y Grego Sierra, ambos además de la tierra.

Porque otra cosa que define el proyecto del UCAM -y lo diferencia bastante del método de Paco Belmonte en el Cartagena- es la apuesta por la gente de la casa. A los cinco murcianos que hay en la primera plantilla hay que sumar los ocho chicos del filial que esta temporada han debutado en el primer equipo. La plaga de bajas que asoló al plantel de Munitis durante muchas semanas en la primera vuelta posibilitó que Luis Castillo, Camacho, Mounir, Salinas, Chema y Ayala tuvieran minutos con el conjunto de Segunda B. También los hubo para Rodrigo e Ismael García, quienes no obstante ya habían debutado en la división de bronce la pasada campaña.

Porque el UCAM, que paga al día, tiene toda la estabilidad que le falta al Real Murcia y ya sabe lo que es competir en Segunda tras su experiencia del curso 2016-17, ha aprovechado el menosprecio histórico de los dos grandes clubes de la Región a la cantera murciana y se ha convertido en pocos años en un referente en el trabajo del fútbol base. Con el gancho de la universidad, un filial potente en Tercera y un juvenil en puesto de ascenso a División de Honor, las jóvenes promesas de la Región se fijan en el proyecto del UCAM.

El mejor equipo

El Cartagena, por su parte, anda poniendo los cimientos en sus bases. Tras muchos años de travesía por el desierto, a Paco Sánchez, Isidoro García y Javi Madrid les está costando un mundo arrancar. El filial sufre para mantenerse en Tercera y el juvenil de Liga Nacional tampoco subirá este año. Es décimo y tiene mucho más cerca el descenso que el ascenso. Por detrás, es cierto, cadetes, infantiles y alevines vienen muy fuertes. Y en la entidad que preside Paco Belmonte confían en que el ansiado salto del primer equipo al fútbol profesional sirva de acicate para los chicos de entre 15 y 18 años de la comarca y que, por fin, el Efesé se convierta en el club de referencia para todos esos jóvenes jugadores.

Belmonte, este curso más que nunca, ha puesto todos los huevos en el mismo cesto. El ascenso se sescapó de la forma más cruel hace siete meses y eso no puede volver a repetirse. Toda la temporada es un camino tortuoso que conduce al mismo lugar: la eliminatoria de campeones por el ascenso. No se piensa en otra cosa. «Somos el mejor equipo del grupo», soltó Elady Zorrilla el jueves en '7TV'. Lo piensa él. Lo creen todos, dentro y fuera de la caseta. Y lo confirman los números.

Porque lo cierto es que, mientras llega el 'playoff' y ese esperado momento de la revancha, el personal está disfrutando. Como ya lo hizo las dos últimas temporadas. Los de Munúa son el mejor visitante de la categoría, con 24 puntos sumados en sus desplazamientos. Solo han perdido una vez, en El Ejido. Fue un accidente. Elady está en un momento formidable y en este equipo eminentemente coral solo se echan en falta los goles de Aketxe y Rubén Cruz. Los arietes no ven puerta. Pero aun así el Efesé gana, gana, gana y vuelve a ganar.

Siete autobuses y 1.860 entradas vendidas en Cartagena

Siete autobuses y cientos de vehículos particulares inundarán mañana por la mañana la autovía de Murcia para llevar hasta el viejo campo de La Condomina a más de dos mil aficionados cartageneros. Se han vendido 1.860 entradas durante la semana en las oficinas del estadio Cartagonova, con lo que casi se han agotado las que mandó el UCAM desde Murcia. A estos hay que sumar los cartageneristas que se acercarán el domingo a Murcia y comprarán su entrada en las taquillas del estadio.

Se tratará, por tanto, del desembarco más importante en la historia de los enfrentamientos entre el UCAM y el Efesé. Hasta ahora, el récord estaba en los 1.200 seguidores albinegros que animaron al equipo que entrenaba Víctor en octubre de 2015. El estadio tiene un aforo de 6.300 espectadores y la media de afluencia a los partidos del UCAM ronda los 1.700. No obstante, en el club universitario esperan que mañana se animen más aficionados murcianos.

 

Fotos

Vídeos