Miguel Serna: «Cuando marqué el gol no sabía qué hacer»

Miguel Serna, ayer, antes del entrenamiento del Yeclano. / j. r. m.

El portero del Yeclano fue recibido ayer con aplausos y vítores en el entrenamiento

JOSÉ RAMÓN MARTÍNEZ YECLA

Está viviendo un sueño. Corría el tiempo de descuento del UCAM B - Yeclano cuando los azulgranas tenían un córner a su favor. El colegiado había dado cinco minutos de tiempo añadido y el entrenador visitante le pidió que subiera a rematar «Vas a marcar, sube». Fenoll sacó de esquina, la zaga rechazó y al borde del área había un portero que se convirtió en héroe. Disparó con su diestra sin dejar botar el balón y envió el esférico a la escuadra. Gol que vale un título, y puede que hasta un ascenso.

Las redes sociales no daban abasto. Sus compañeros quieren que tenga una estatua en Yecla. El del domingo fue su primer gol. No fue uno cualquiera, «Ví que podía lanzar, fue muy rápido, cuando marqué parecía un atleta. No sabía lo que hacer y salí corriendo con tal velocidad que mis compañeros no podían alcanzarme, busqué a mi padres, pero todo el equipo terminó encima de mi. Ha sido el mejor momento de mi carrera», dijo Miguel Serna antes del entrenamiento de ayer.

Este murciano de 30 años cumple su segunda temporada en el Yeclano. Trabaja en el departamento de márketing en una conocida empresa de muebles en la localidad del Altiplano. Ha sido en estas dos temporadas indiscutible con los azulgranas y es un guardameta de muchos reflejos, de un gran juego con los pies, como el domingo demostró en el Mayayo.

Celebración: «Busqué a mis padres, pero no pude llegar, ya que todo el equipo se echó encima»

El gol que marcó vale un título y ha dado la vuelta a España. «Me han llamado de muchos medios, el teléfono no para de sonar. Estoy muy contento, sobre todo porque hemos conseguido algo que merecíamos, teníamos que ser campeones y lo hemos conseguido».

Un gol que dedica a su familia, pero especialmente a su abuelo. «Me acordé mucho de él, mi nombre es Miguel Serna por él, el me inculcó el amor por el fútbol y este buen momento se lo dedico. Era un título que necesitábamos y que pudimos celebrar con los muchos aficionados que viajaron».

Dedicatoria: «Me acordé mucho de mi abuelo, me llamo Miguel por él, que fue quien me inculcó el amor por el fútbol»

Optimista, de sonrisa eterna y con la misma habilidad para parar que para hablar -y para marcar goles decisivos- ha visto cómo en su llegada al entrenamiento los jóvenes de las bases coreaban su nombre. Es el hombre del momento, las redes sociales ayer mostraban un meme con su imagen y el eslogan `Serna es mi alcalde'. «Estoy un poco abrumado por lo que estoy viviendo, hemos conseguido algo grande, pero nos queda lo más importante: el ascenso».

El sueño del ascenso

Para conseguir ese objetivo Miguel Serna destaca que «tenemos que seguir juntos, trabajar mucho y hacer los dos mejores partidos del año para subir en Cantabria ante el Escobedo. No va a ser un rival sencillo, tenemos que tratar de sacar un buen resultado en casa y ganar la eliminatoria en su campo. Ya nos toca. Este equipo lo merece después de estas dos temporadas».

Repercusión: «Estoy un poco abrumado, hemos conseguido algo grande, pero nos queda el ascenso, que es lo más importante»

El guardameta anhela el ascenso con los suyos y su contribución fue decisiva para poder hacer más fácil en el camino. La satisfacción en Yecla es total y será el domingo ante el Escobedo cuando reciba el reconocimiento de La Constitución por marcar un tanto que quedará marcado en la historia de oro del club y que vale mucho más que un título.