SEGUNDA

«Genbao notó que no era querido en Lorca y su ilusión se desvaneció»

Genbao, con Romeu a la izquierda, entrega una camiseta del Lorca FC a López Miras, tras el ascenso del equipo a Segunda División, en mayo de 2017./Nacho García / AGM
Genbao, con Romeu a la izquierda, entrega una camiseta del Lorca FC a López Miras, tras el ascenso del equipo a Segunda División, en mayo de 2017. / Nacho García / AGM

«El Lorca Deportiva recibe más cariño de los poderes públicos», dice Joaquín Romeu, quien fue la mano derecha del empresario chino

PEDRO RELORCA

Quienes solo han puesto piedras en el camino para que no salga adelante el proyecto del Lorca FC deben estar contentos. Los más allegados a su dueño, Xu Genbao, tienen claro que el empresario chino no tiene la intención de volver a España, ni tampoco a Lorca. Y eso que la incertidumbre entre los trabajadores del club es total.

Xu Genbao se marchó a China en el mes de enero, aquejado de una enfermedad que no remitía, y para atender su negocio en Shanghái. Se fue con la intención inicial de volver a Lorca, aunque ya ha ordenado recoger todas las pertenencias que tenía en un céntrico hotel de la Ciudad del Sol y ha puesto en venta el coche que compró cuando desembarcó en la Región. Solo volverá a España si se hace efectiva la venta del club, ya que en ese caso tendría que firmar ante notario para hacer el traspaso de poderes.

Joaquín Romeu, exdirector general del club, sigue colaborando con Xu Genbao, aunque lo hace a través de Bin Wan, su traductor y asesor personal, que se encuentra en Hong Kong. «Yo tampoco hablo directamente con el presidente, no hablo chino. Yo sigo hablando con el traductor. Le digo las cosas, aunque unas se las transmite, y otras no. De momento, le hice llegar todos los problemas de la entidad. Una de las razones por la que yo me fui es porque me pidieron echar a Paco Zaragoza. Es la única persona de confianza que traje al club. Entonces, pensé que yo aquí no pintaba nada, que mi ciclo se había acabado».

Romeu desvela algunas razones de la marcha de Genbao. «Yo he sido director general del club, pero sin poderes. En mayo de 2017 salí del Consejo de Administración y entró Lucas García Llamas en mi lugar. Genbao hizo una fuerte inversión, pero se dio cuenta de que no era muy querido y aceptado en Lorca. Comprobó que el Lorca Deportiva recibe más cariño de los poderes públicos. Los intereses y las ilusiones se desvanecieron».

Pocas visitas al palco

Romeu señala directamente a las instituciones: «Al alcalde lo he visto saltando en el vestuario del Lorca Deportiva por el ascenso a Segunda B. A los partidos del Lorca FC, el presidente de la Comunidad Autónoma no ha ido nunca, y el alcalde me parece que ha ido medio partido. Ha habido un desinterés por parte de las autoridades públicas desde el primer día. No ha ido nadie a nuestros partidos. La máxima representación del Ayuntamiento la hemos tenido en un concejal de la oposición. Genbao ha percibido que no ha tenido apoyo. A esto se ha unido que ya no tiene el apoyo del gobierno chino. Reconozco que lo mejor ha sido la afición. El equipo sigue estando en venta, ahora con un precio de Segunda B», dice un Joaquín Romeu que sigue buscando un comprador para la entidad y que asegura que Genbao quiere liquidar todas las deudas con los acreedores.

 

Fotos

Vídeos