La continuidad del Lorca FC, en el aire

Roberto Torres, a la izquierda, animando en un partido. / lv
Roberto Torres, a la izquierda, animando en un partido. / lv

El presidente Roberto Torres no aclara el futuro del club: «Dadme unos días», dice en las redes

PEDRO RE

Hace un año, el Lorca FC luchaba por seguir en competición. El equipo que había estado en manos de Xu Genbao había descendido de Segunda a Tercera División por no haber pagado lo estipulado a final de temporada. Se hizo cargo del club el empresario madrileño Roberto Torres, que adquirió el club por un euro, pero con la condición de hacerse cargo de las deudas con lo que tenía que recibir de la Liga de Fútbol profesional.

El nuevo presidente del club tuvo que luchar contra la Liga de Fútbol Profesional, la Federación Española de Fútbol, la Murciana y el Ayuntamiento de Lorca. Todos estaban empeñados en que el club dejara de existir, pero Roberto Torres siguió adelante hasta que le permitieron competir, y lo hizo en contra del criterio de muchos. Solo tenía a favor a la afición, que le ha sido fiel hasta el final de esta temporada.

La plantilla se confeccionó con mucha precipitación, y empezó a entrenar diez días antes de empezar la Liga con Antonio Alcázar 'Tato' como técnico. El inicio de temporada no fue bueno, pero con el paso de las jornadas el equipo fue mejorando, más cuando se hicieron cambios en el mercado de invierno, que elevaron el nivel. El Lorca FC logró colarse entre los cuatro equipos con derecho a disputar la promoción de ascenso a Segunda B, pero la temporada ya ha terminado para los blanquiazules con la eliminación en la primera ronda ante el Alcobendas Sport.

Roberto Torres no deja claro cuál será el futuro del club para la próxima campaña. Tampoco si seguirá al frente, si buscará nuevo dueño o, por el contrario, si dejará que la entidad se disuelva como ha pasado con otros tantos equipos de la Ciudad del Sol. En las redes sociales se ha pronunciado en los siguientes términos: «Dadme unos días, lo del partido ante el Alcobendas me hundió. Con todo lo que he luchado, lo que me he dejado por este proyecto... La de tonterías y estupideces que he aguantado, las personas tan maravillosas que conocí. Engaños, juicios.... Y problemas internos de plantilla. No he tenido respiro. Dadme unos días».

A pesar de jugar la promoción de ascenso, el tema deportivo no ha sido bueno en el Lorca FC. Han pasado por el club tres técnicos: Tato, Germán Álvarez y Jaime Pérez. Todos trabajaron con una plantilla corta y sin planificación. Hasta se perdió el primer partido de la Liga por alineación indebida ante el Churra, después de haber logrado una goleada. Se ha fichado a jugadores que no han dado la talla, y durante el ejercicio se han sucedido los problemas internos de una plantilla descompensada y sin un patrón que la pudiera unir.

La afición ha sabido estar a la altura

Los que han estado a la altura esta temporada han sido los aficionados, con la peña Piratas del Artés al frente, que domingo a domingo han animado a los jugadores, dentro y fuera de casa, hasta el último minuto. Al presidente Roberto Torres le ha venido grande todo esto, mal asesorado y con malas decisiones que han sido determinantes para el buen funcionamiento del club. Ha sido una temporada para aprender de los errores y para no hacer lo mismo en la siguiente, si decide continuar.