Fútbol | Segunda B

El Cartagena despierta al final para llevarse el derbi

Los jugadores del Efesé celebran el gol de la victoria de Santi Jara./Javier Carrión / AGM
Los jugadores del Efesé celebran el gol de la victoria de Santi Jara. / Javier Carrión / AGM

El Murcia, que fue ganando más de una hora, se derrumbó en el tramo final y ya está a 11 puntos del líder

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia.

El Murcia estuvo cerca de sorprender al Cartagena y romper una racha de tres partidos sin ganar, pero le fallaron las fuerzas. Fue mejor que su rival durante los 70 primeros minutos del derbi, pero al equipo de Munúa le bastó el tramo final del partido para demostrar que es un claro candidato al primer puesto del grupo y que su buena racha no es fruto de la casualidad. Y también para dejar en evidencia a un Murcia que tiene problemas y que tras trece jornadas de Liga se encuentra a 11 puntos del líder. Es evidente que todos los problemas institucionales le han pasado factura a una plantilla que, a partir de ahora, necesita un empujón de autoestima como el que se lleva el Efesé de la Nueva Condomina, que termina la jornada a 6 puntos del líder. Fue un derbi fue vibrante, que no se resolvió hasta el tramo final.

1 Real Murcia

Ian Mackay, Migue Leal, Hugo Álvarez (Dani Pérez, min. 74), Charlie Dean, Forniés, Armando (Chumbi, min. 82), Sergi Maestre, Álex Corredera, Héber Pena, Josema (Josema, min. 69) y Dani Aquino.

2 FC Cartagena

Joao Costa, Pedro Orfila, Moisés García, Sergio Ayala, Jesús Álvaro, Cordero (Fito Miranda, min. 74), Vitolo, Santi Jara, Elady (Julio Gracia, min. 62), Moyita y Aketxe (Rubén Cruz, min. 90).

Goles:
1-0, min. 12, Dani Aquino, de penalti. 1-1, min. 78, Fito Miranda. 1-2, min. 81, Santi Jara.
Árbitro:
Fernández Vidal (Comité valenciano). Mostró tarjetas amarillas a Forniés, Sergi Maestre, Pedro Orfila, Moisés, Ayala, Jesús Álvaro y Jesús Alfaro.
Incidencias:
El autobús del Cartagena recibió una pedrada a su llegada a la Nueva Condomina. El equipo albinegro tuvo que cambiar de autobús para volver a la ciudad portuaria.
El dato:
El Murcia solo ha conseguido dos puntos de los últimos doce, lo que le coloca a 11 puntos del líder. El equipo grana solo ha ganado uno de los últimos siete partidos que ha disputado. El Cartagena, por su parte, ha ganado siete de los últimos nueve.

Herrero se decantó por meter a Dani Aquino de '9' puro, con Héber Pena y Josema en las bandas. El técnico jienense sacrificó a Manel, que no ha estado acertado en las últimas semanas. Junto al delantero catalán en el banquillo grana también se sentó de inicio Chumbi y Alfaro, dos jugadores de ataque para la segunda parte, por si el choque se ponía cuesta abajo. El jienense también apostó por meter tres centrocampistas, como la pasada semana en Don Benito. En la alineación del Cartagena la gran sorpresa fue la presencia de Pedro Orfila en el lateral derecho en puesto de Óscar Ramírez, que había sido titular en los cuatro últimos partidos. Por lo demás, Munúa tiró de Vitolo en la medular, que hizo pareja con Cordero.

La primera parte fue parecida al derbi de la pasada temporada en la Nueva Condomina. Y es que al Murcia se le puso todo de cara en el primer cuarto de hora. Los de Herrero crearon una ocasión tras otra y sacaron a relucir los problemas del Cartagena atrás. Héber Pena aprovechó un fallo de Orfila para mandar un balón al larguero desde fuera del área. A los diez minutos una falta botada por Armando acabó en la cabeza de Dani Aquino que, solo en el segundo palo, buscó a un compañero en el área pequeña, pero no lo encontró. Parecía que el Efesé no se había bajado del autobús.

Ayala, desbordado

Hasta que en el minuto 15 otra incursión en el área de Aquino fue abortada por Ayala con un presunto agarrón. El central del Cartagena, desbordado, se empleó con demasiada dureza para frenar al delantero murciano, que lo estaba volviendo loco. El penalti lo materializó el propio Aquino con frialdad y engañando a Joao Costa. El equipo grana, tras el 1-0, se enrocó más en su idea inicial. Y siguió teniendo ocasiones de gol. Dos minutos después del tanto de Pena no acertó con un contragolpe que parecía letal. En la siguiente acción Aquino bajó un balón del cielo y cruzó demasiado su disparó. El delantero grana, en su nueva posición de '9' puro, se sentía más libre y volvió a cabecear alto en un nuevo centro desde la derecha.

El Cartagena, sin embargo, no terminaba de reaccionar. Intentaba colgar balones al área pero éstos no encontraban a nadie. Vitolo y Cordero no generaban el fútbol necesario y el cuadro albinegro se encomendaba a acciones individuales de Elady y Moyita, que llegó a reclamar un penalti. Pero el Murcia se sentía bien, sobrado físicamente. Le dejó todo el peso del choque al Cartagena y esperó para salir al contragolpe. Y antes del descanso, incluso, pudo ampliar más la cuenta goleadora con un disparo sin fuerza de Armando y una jugada individual de Josema, al que Moisés tuvo que parar con una falta en la línea del área, cuando se quedaba solo ante Costa. El partido estaba de cara para los granas, que además habían cargado de amarillas a la defensa del Cartagena.

Pero tras el descanso, el conjunto albinegro fue poco a poco despertando, aunque todavía no lo suficiente. Generó más peligro en los primeros minutos de la segunda mitad, pero más por algunas individualidades que por su juego colectivo. El Murcia siguió con su plan: defender con intensidad y esperar un nuevo contragolpe letal. Primero lo intentó Forniés y después Aquino con un nuevo cabezazo que se fue ligeramente alto. El equipo albinegro rondaba el área grana, pero solo Moyita y Elady se acercaban a Mackay. Hasta que Munúa decidió mover el banquillo y meter a Julio Gracia por Elady. Parecía un cambio sin sentido, aunque fue clave al final.

Más

Ocasiones del Cartagena

Herrero, pese al 1-0 a favor, tuvo un ataque de valentía y en vez de meter en el terreno de juego a Juanma Bravo para sostener a su rival, apostó por Alfaro, que no jugaba desde el 14 de octubre. Más leña arriba en vez de un defensor más. Pero coincidiendo con la salida del sevillano, el Cartagena creó las mejores ocasiones de gol. Las dos primeras de Cordero, primero con un cabezazo y después con un disparo que se fue desviado. La última fue un disparo de Julio Gracia que se fue cerca del palo. Al equipo grana se le acababan las fuerzas y, para colmo, perdía a Hugo Álvarez, el mejor jugador grana en defensa. Munúa se la jugó quitando a Cordero para meter a Julio Gracia, otro cambio que fue clave.

El Cartagena fue otro desde ese momento. Hasta que llegó un pase de Jesús Álvaro a Fito Miranda que, dentro del área, se colocó el balón con tranquilidad y ajustó el balón al palo izquierdo de la portería grana consiguiendo el empate. Después el Cartagena no se conformó con el empate y buscó el segundo gol. Aketxe, tras una gran jugada personal, se encontró con un Mackay excelso. Pero el equipo de Munúa estaba tan volcado que en una jugada brillante de Moyita consiguió el 1-2 gracias a un toque en línea de gol de Santi Jara.

Al Murcia le fallaron las fuerzas y no tuvo gasolina suficiente para frenar a un rival que había sido peor durante 70 minutos pero que sacó a relucir todo su potencial ofensivo en la parte final del choque, que se le hizo muy largo a los granas. Herrero no tenía plan b y sucumbió ante un rival con más potencial ofensivo que llegó vivo al final porque el Murcia no supo matar el encuentro cuando tuvo las mejores ocasiones.

 

Fotos

Vídeos