Fútbol | Segunda B

El derbi alegra al Murcia y amarga más al Efesé

Rubén Cruz y Hugo Álvarez pelean por un balón en una acción del partido./J. M. Rodríguez / AGM
Rubén Cruz y Hugo Álvarez pelean por un balón en una acción del partido. / J. M. Rodríguez / AGM

Un gol de Chumbi en el último minuto da el empate al conjunto grana (1-1) ante un Cartagena conservador, que no mordió en la segunda parte, sigue segundo y ha sumado solo 3 de los últimos 15 puntos en juego

RUBÉN SERRANOCartagena

Y tras el apagón, el Real Murcia vio la luz con un contragolpe de manual, un centro medido de Josema y un cabezazo intratable de Chumbi, en el minuto 90. Fue el desenlace de un derbi que castigó a un Cartagena conservador, que no pensó en las tiritonas y acabó pidiendo la hora ante su eterno rival, el más débil e inestable que se recuerda en Benipila, y que hizo lo justo. El conjunto grana, en un año de transición, celebró a lo grande el empate (1-1): amargar al eterno rival es el único dulce que se llevará esta temporada a la boca. El Efesé sigue en depresión: cinco partidos sin ganar, 3 puntos de 15 y un liderato en manos del Melilla. Quedan seis jornadas.

1 FC Cartagena

Joao Costa; Orfila, Moisés, Ayala, Jesús Álvaro; Vitolo; Jara, Moyita, Gracia (Fito Miranda, minuto 60), Elady (Cordero, minuto 82); Rubén Cruz (Aketxe, minuto 67).

1 Real Murcia

Mackay; José Ruiz (Josema, minuto 56), Hugo Álvarez, Armando, Forniés; Juanma (Curto, minuto 73), Maestre; Parras, Miñano, Miguel Díaz (Santi Bernal, minuto 87); Chumbi.

Goles
1-0, Santi Jara (minuto 29); 1-1, Chumbi (minuto 90).
árbitro
Muñoz Piedra (madrileño). Amarilla al local Moyita; y a los visitantes José Ruiz, Maestre y Chumbi.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la jornada 32 del grupo IV de Segunda B, disputado en el estadio Cartagonova ante unos 12.000 espectadores. Temperatura agradable y sin incidentes entre las dos aficiones. La luz se apagó durante ocho minutos, en el 71.

El Real Murcia fue de más a menos. No renunció al ataque el equipo de Julio Algar, proyectado hasta línea de fondo con las subidas de Forniés. El lateral zurdo fue el más incisivo de los granas. Cada centro suyo puso a trabajar a Joao Costa. En todos los envíos estaba con la 'caña' preparado Chumbi, muy activo dentro del área. El delantero aguileño removió a la defensa albinegra y remató en dos ocasiones: a los seis minutos remató solo un centro de Miguel Díaz, al que respondió con acierto el portero luso del Efesé. Al equipo de Gustavo Munúa le costó entrar en temperatura, ser más vertical. Lo fue con el paso de los minutos, y a medida que futbolistas como Moyita y Julio Gracia aparecieron por dentro.

Antes del cuarto de hora, José Ruiz recibió la cartulina amarilla. Y por ahí hizo sangre el Cartagena, que no dejó de crear superioridad por el costado diestro del Real Murcia, cada vez más replegado, pendiente de alguna estirada de Forniés y el balón parado. Si los de Algar dieron un paso atrás, en parte el culpable fue Santi Jara, muy eléctrico. El de Almansa removió a la defensa grana: metió la directa y levantó las ovaciones de la grada. Jesús Álvaro y Elady trituraron a José Ruiz y el canario vio complemente solo a Jara al borde del área, que remató con calma y de manera ajustada.

Lo celebró el exgrana, que ya marcó en el partido de ida en Nueva Condomina. Era el minuto 30 y el Efesé tuvo las mejores oportunidades hasta entonces, con varios remates de cabeza de Rubén Cruz. Todos ellos, servidos por el propio Jara. Dio la sensación de que el Real Murcia solo podía hacer daño con algún acercamiento puntual balón parado. La tuvo antes del descanso, con un córner de Armando que remató Chumbi por encima del larguero. En la segunda parte no cambió el guion. El Cartagena no dispuso de grandes ocasiones, pero tuvo controlado el partido: pisó más territorio grana, apretó más en la salida de balón y la faltó acierto y colmillo en los metros finales. Se relajaron mucho los de Munúa.

Tanto, que Elady desperdició una gran oportunidad. Cazó un balón suelto dentro del área, recortó al defensa y su disparo, esquinado, lo despejó bien Mackay en el primer palo. Tampoco mostró finura Aketxe, en muy mal momento de forma. Llegó tarde a los balones y se quedó dormido cuando pudo asistir a Jara, listo para lanzarse a la carrera en solitario contra Mackay. Poco antes, el partido se detuvo durante ocho minutos por un apagón en el Cartagonova. Cuando volvió la luz, el Real Murcia hizo lo justo para entrarle las tiritonas: en el último minuto, Josema lanzó un contragolpe, metió el centro al punto de penalti y lo remató Chumbi de cabeza. El Cartagena no está y volvió a caer cuesta abajo en una segunda parte horrorosa. El Real Murcia, sin brillo ni alarde alguno, festejó el punto por todo lo alto.

Encuesta