FC Jumilla

Un césped «agotado»

Operarios municipales intentan nivelar el césped en el descanso el domingo. / abdías simón
Operarios municipales intentan nivelar el césped en el descanso el domingo. / abdías simón

El Ayuntamiento de Jumilla intentará mejorar el estado del campo Uva Monastrell tras el choque ante el Efesé

JOSÉ ORTEGA JUMILLA

No da más de sí. El césped del campo municipal Uva Monastrell, donde juega sus partidos de Segunda B el Jumilla, está en un estado calamitoso y cada vez son más las voces que se alzan contra el terreno de juego. Y es que con el paso de las semanas se va acrecentando el mal estado del campo, que el pasado domingo acogió el partido entre el Jumilla y el Recreativo Granada (0-0), impidiendo ver un buen espectáculo. Aunque los entrenadores mostraron sus diferencias a la hora de evaluar la mayor o menor justicia del resultado, ambos se pronunciaron de manera unánime respecto a la superficie de juego: «No es digna para la categoría», recalcaron.

Las calvas van comiendo terreno al césped, que no agarra en la tierra por lo que salta con facilidad, sobre todo en las frenadas y cambios de ritmo de los jugadores. Esta circunstancia va llenando el campo de surcos a medida que transcurren los encuentros, de manera que al final el césped parece más un patatal que otra cosa, con irregularidades en el terreno de juego que, además, multiplican las posibilidades de sufrir una lesión en los futbolistas.

Así y, vista la gravedad del problema, va tomando cuerpo la posibilidad de que el próximo partido en casa de los del Altiplano se dispute lejos de la Ciudad del Vino. El próximo domingo el Jumilla visitará Don Benito y en la siguiente jornada es al Cartagena al que le toca jugar en el Uva Monastrell. La directiva pretende plantear a los albinegros la posibilidad de intercambiar sus duelos como local y visitante, lo que implicaría la disputa del encuentro de la primera vuelta en el estadio Cartagonova. De momento, el equipo de Leonel Pontes entrena en el Pinatar Arena, realizando únicamente en el Uva Monastrell la sesión previa a sus partidos como local.

El club, por su parte, medita jugar ahora en el Cartagonova y disputar la vuelta en Jumilla

El concejal responsable de jardines de Jumilla, Francisco González, ha admitido la «dificultad» de jugar sobre este césped, «que ya tiene 25 años y está agotado». La idea del Consistorio es aprovechar los dos partidos que el Jumilla disputará fuera tras enfrentarse al Cartagena, lo que les dejará un margen de veinte días para mejorar el terreno de juego. «Se han cambiado el programador de riego y los aspersores, pero hay que resembrar las zonas sin césped», asegura el edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos