Jornada 2

El 'unocerismo' rompe la maldición de Butarque

Vitolo, celebrando el gol de la victoria./EFE
Vitolo, celebrando el gol de la victoria. / EFE

En una segunda parte de ida y vuelta, una jugada magistral de Joao Félix la finalizó Vitolo para desequilibrar la igualdad que hubo en el encuentro

JONAY ANTÓNMadrid

0-1, como en la primera jornada frente al Getafe. Dos victorias de dos posibles, Colíderes de la Liga. El plantel de Diego Pablo Simeone sabe a lo que juega y además, este año cuenta con la magia de Joao Félix, que estuvo difuminado pero que apareció en el momento indicado para dar el gol a un hombre que salió desde el banquillo, Vitolo. Dos factores que pueden hacer al equipo colchonero romper el monopolio del Barcelona y Real Madrid, que cojean, especialmente el segundo, de estos aspectos.

El Atlético de Madrid, consciente del maleficio histórico de los últimos años en Leganés, salió a morder el césped de Butarque. El primer aviso llegó desde las botas de Álvaro Morata, con un gran tiro que se fue desviado lamiendo el poste izquierdo de la meta defendida por Juan Soriano, que sustituyó a Iván Cuéllar, lesionado en el último entrenamiento que realizó el conjunto pepinero durante esta semana. Simeone sorprendió con el dibujo táctico. Jugó con un 3-5-2. En principio Mario Hermoso iba a jugar de lateral izquierdo para sustituir al sancionado Renan Lodi pero el entrenador argentino optó por poner tres centrales, con Savic, Giménez y el propio Hermoso, liberando a Kieran Trippier por el flanco derecho, como en su etapa en el Tottenham Hotspur, acostumbrado a jugar este sistema en el equipo londinense, y a Saúl por el carril izquierdo.

El capitán Koke, muy activo durante el encuentro, tenía claro que había que buscar balones a Morata, especialmente de forma aérea. El delantero las tuvo pero no estuvo fino a la hora de definir. La buena noticia para el cuadro colchonero es que el lateral inglés y el delantero se entienden a la perfección o al menos, esa es la sensación que se percibe. Con el paso de los minutos el planteamiento táctico del Cholo se fue diluyendo debido al juego duro del Leganés. De hecho, Joao Félix fue neutralizado por hombres como Javier Eraso o Rubén Pérez y en la recta final del primer tiempo, el conjunto de Mauricio Pellegrino se hizo con el control de la posesión pero no logró fabricar ocasiones entre los tres palos.

0 Leganés

uan Soriano, Rosales, Tarín (Bustinza, min. 28), Omeruo (Arnáiz, min.77), Siovas, Silva, Roque Mesa, Rubén Pérez, Eraso (Javier Avilés, min. 77), En-Nesyri y Brathwaite.

1 Atlético de Madrid

Oblak, Mario Hermoso (Vitolo, min. 60), Giménez, Savic, Trippier, Thomas (Marcos Llorente, min. 70), Saúl, Koke, Lemar (Felipe, min.89), Joao Félix y Morata.

GOLES
0-1: min. 71, Vitolo.
ÁRBITRO
De Burgos Bengoetxea (C. País Vasco). Amonestó a Eraso, Bustinza, Mario Hermoso, Thomas, Jonathan Silva, Marcos Llorente, Vitolo, En-Nesyri y Koke.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga 2019-20, disputado en el estadio de Butarque. 11.742 espectadores.

El segundo tramo comenzó como el primero, con un Atlético que quiso complicar la salida de balón del Leganés. Omeruo perdió dos balones clamorosos casi dentro del área, gracias a la presión, primero de Morata, y posteriormente de Koke. En esta última, apareció Joao Félix al segundo palo para enganchar una volea acrobática que se fue a las nubes. En un inicio de sustos tontos continuos, le tocó al Leganés repartir disgustos. Fue en forma de falta y el mensajero fue Jonathan Silva, que mandó un pepinazo al larguero que hizo temblar los cimientos del estadio. El partido siguió en un modo no apto para cardíacos. En un contraataque rojiblanco, Rosales se tuvo que anticipar a Morata y lo hizo bien, pero su despeje se estrelló en el palo. Con un Thomas Partey haciendo aguas en medio campo y un Giménez inseguro como jefe de la zaga, tuvo que aparecer la figura de Oblak para evitar el tanto de Eraso.

Apareció el mago

Ante tal desequilibrio, el Cholo Simeone tuvo que cambiar el sistema. Retiró a Hermoso, que estaba amonestado e introdujo a Vitolo, que pasó a interior relevando a Saúl al lateral izquierdo, es decir, un 4-4-2. Además, Marcos Llorente entró por Thomas, que cuajó uno de sus peores partidos con la elástica rojiblanca.

Quedaban veinte minutos y tuvo que entrar en escena el 'niño portugués'. Conduciendo la pelota por banda derecha, caracoleó con una doble bicicleta y asistió para un Vitolo que definió de forma fantástica batiendo a Soriano por la escuadra del palo derecho de la portería. Con el marcador en contra, el Leganés se abrió y Morata pudo finiquitar el encuentro pero Soriano evitó la sentencia con una gran parada.

El partido murió en el área del Atlético de Madrid pero nada ni nadie pudo impedir la victoria número 57 de Simeone por el resultado o ya, mejor dicho, la filosofía del 'unocerismo', tan alabada por unos como criticadas por otros. Pero deja una cosa clara: el Atlético está en lo alto de la tabla junto al Sevilla, mientras los demás han perdido puntos en estas dos primeras jornadas.