Una jornada volcánica

Villanueva celebra el primer gol del Lorca Deportiva al Cieza con un mensaje, 'Os amo, amor', para su mujer e hija. / paco alonso / agm
Villanueva celebra el primer gol del Lorca Deportiva al Cieza con un mensaje, 'Os amo, amor', para su mujer e hija. / paco alonso / agm

ANDRÉS CREMADES

La Tercera más igualada de los últimos diez años sigue convulsa. El líder Yeclano ganó en una salida complicada a Totana, donde todo terminó como el rosario de la aurora, con expulsiones, tanganas y malos modos. El UCAM, que disputó un derbi, el Mazarrón, que jugó en el destierro de Lorca, y el Churra, que hizo la machada en Huércal, son los equipos que están en 'playoff'. Por abajo, el Algar no recupera sensaciones y le empataron en un partido con broncas entre aficiones al final. El Cieza vuelve a perder y ya es segundo por la cola, mientras que el Estudiantes y La Unión no se resignan y ganan.

Indignación grande en Totana con el colegiado Roca Robles. Hubo un rosario de tarjetas, dos expulsados por parte local y victoria del Yeclano, que rompió la racha espectacular del Olímpico, que llenaba su campo para caer con el líder. Al final malos modos, insultos y amagos de tangana entre jugadores, pero el resultado ya no se movería.

Donde sí se movió, ya cuando se jugaba el último minuto de descuento, fue en el derbi entre filiales. El Imperial, con un nuevo tono, después de ver cómo se van aclarando las cosa en el club, fue ganando casi todo el partido al UCAM B, pero llegó el empate de Johan y todo quedó en tablas. Por cierto, es la primera vez que la grada del Campus Universitario registra una entrada cercana a los seiscientos espectadores.

Problemas en Huércal

A Xuliá se le achaca estar más pendiente del Murcia

Xavi Juliá comienza a estar en la cuerda floja. Después de tocar el cielo, ha entrado en barrena y su caída parece no tener fin. Al preparador catalán se le está echando en cara estar más pendiente de otros asuntos (Real Murcia) que del equipo almeriense. Sea como fuere, los de Adrián Hernández (Churra), que ganaron en el descuento, ya no son flor de un día y, por más que el técnico se empeñe en decir que «todo es irreal», lo cierto es que los verdes no se bajan de la parte alta.

Era un partido complicado el de Pulpí, con un Pulpileño que tiene el balance más negativo de la Tercera en relación al coste de su plantilla. Ante un Mar Menor hecho también para estar arriba, pero que sigue arriba sin hacer grandes partidos, lo normal es el empate. Al final, los dos dieron la igualada por buena.

Desencanto

En El Rubial esperaban un desembarco mayor

En Águilas quedaron desencantados con la afición lorquina. En el club de El Rubial esperaban pasar de los mil espectadores ante el Lorca FC, pero fueron los de siempre y los de siempre fueron más a ver el homenaje a Diego Rubio, 'El Yeyes', que el partido. Y el encuentro fue lo que se esperaba. Nadie quería perder y terminaron los dos sin poder ganar. Ambos siguen arriba, pero ninguno de los dos mostró ambición.

El Mazarrón, que tuvo que jugar fuera de su feudo, se fue hasta el Mundial 82 de Lorca, pero el 'tomate mecánico' no extrañó el campo y, ante un equipo como Los Garres, le bastó con dos goles de Basi. Ojo al extremo mazarronero que está siendo seguido por otros clubes. Así, hubo dos ojeadores de equipos de superior categoría y no le pudo salir mejor el partido al jugador rojillo.

Lorca Deportiva

Recupera sensaciones, pero no público

En el Lorca Deportiva están que trinan con sus aficionados. Escasamente 80 personas en el Artés. Ni la llegada de Rafa Soriano, ni haber recuperado sensaciones, ni practicar buen fútbol están avivando a la afición. Pese a todo, el Lorca Deportiva ganó y ya está solo a cuatro puntos de los puestos de 'playoff'. El Cieza fuera baja prestaciones.

El Muleño mira alto: gana, convence, practica buen fútbol y lleva cada vez más aficionados al campo. El Minerva hizo los deberes, pero no contaba con que no se puede bajar la guardia. El Minera se da el batacazo ante el Estudiantes. El filial del Jumilla ya no es ese rival miedoso y sin sistema. El equipo ha encontrado su identidad y, para muestra, la victoria ante uno de los conjuntos más fuertes en casa.

El derbi comarcal entre cartageneros y unionenses se lo llevó La Unión, que ofreció su mejor versión en un Ciudad Jardín con buena entrada, en el que los del valle minero salen del infierno.

El Algar y el Ciudad de Murcia empataron a un tanto. Lo peor fue la tangana entre aficionados al final del partido. Muchos seguidores del Ciudad que no habían entrado al partido, lo hicieron cuando el choque terminaba y ahí comenzó todo.

 

Fotos

Vídeos