Pérdida

Luto en Mazarrón por Herrerín

Fotografía de archivo de los capitanes del Real Madrid Marcelo Vieira (i) y Sergio Ramos (d), durante el homenaje al delegado campo Agustín Herrerín. /Efe
Fotografía de archivo de los capitanes del Real Madrid Marcelo Vieira (i) y Sergio Ramos (d), durante el homenaje al delegado campo Agustín Herrerín. / Efe

Fallece el ilustre delegado de campo del Real Madrid, unido al club blanco durante más de 50 años y a la ciudad costera, donde tiene un paseo

JUAN ANTONIO CALVO

Día de luto en el madridismo y en el mundo del fútbol de la Región, a la que tan unido estuvo también Agustín Herrerín. Y es que el Real Madrid comunicó este jueves el fallecimiento, a los 86 años, de «quien estuvo vinculado al club durante más de 50 temporadas», colaborando en todas sus categorías inferiores, en el Castilla y finalmente como delegado de campo del Santiago Bernabéu durante más de 18 campañas en los partidos que el equipo blanco jugaba en casa.

Aunque todos creían que era mazarronero de nacimiento, no era así, pero estaba tan vinculado a la población costera murciana que todo el mundo le consideraba de la misma, aunque en realidad había nacido en Toledo. La verdadera historia de la vinculación de Agustín Herrerín con Mazarrón es la siguiente: siendo delegado de un equipo juvenil del Real Madrid, el conjunto blanco acudió en una ocasión a jugar un partido contra el Olímpico de Totana. Allí, en Totana, trabó una buena relación, que se convirtió en amistad con el paso del tiempo, con Bartolomé Molino (padre del vicepresidente de la Federación Murciana de Fútbol del mismo nombre) que a la sazón era el delegado del Olímpico, rival del Real Madrid en aquel partido de juveniles. Gracias a él Agustín Herrerrín conoció la zona y comenzó a visitar Mazarrón y Puerto de Mazarrón.

Tanto le gustó que con el paso del tiempo se acabó comprando una casa en la Urbanización Bahía -vivienda que aún mantiene- lo que le convirtió en asiduo veraneante cada año de Puerto de Mazarrón, integrándose cada vez más en la vida de la sociedad mazarronera, hasta el punto de que se consideraba un mazarronero de adopción.

En la localidad costera impulsó la creación de una escuela de fútbol de la Fundación Real Madrid para la integración de niños y niñas en riesgo de exclusión social, a la que acudían cada verano jugadores del primer equipo blanco, con Emilio Butragueño a la cabeza, a enseñar a los chicos mazarroneros los secretos del fútbol, todos ellos llevados por el incansable y querido Agustín Herrerín.

No es de extrañar que el pueblo de Mazarrón, con el alcalde Ginés Campillo a la cabeza, quisiera reconocer todo lo que Herrerín había hecho por la localidad inaugurando hace años un paseo en la Urbanización Bahía que lleva su nombre y un monolito como reconocimiento a tan ilustre vecino.

El 'héroe de la portería'

Además entró en la historia del Real Madrid el día que se convirtió en el 'héroe de la portería'. El 1 de abril de 1998 quedó para siempre marcado en la memoria de Agustín Herrerín. El Madrid, su querido Madrid, volvía a las semifinales de la Copa de Europa tras muchos años de ausencia. El rival era el Borussia Dortmund, el campeón en vigor. El delegado del equipo blanco no dio crédito cuando vio que la portería del fondo sur era arrancada de cuajo. A partir de ese momento se dispararon el miedo, la tensión y la amenaza de que el partido no se jugara.

Con la portería en el suelo y todo el mundo temiendo lo peor, el partido aplazado y los alemanes presionando a la UEFA, Herrerín formó parte de la solución. Se subió a un camión para buscar una portería. Un socio del club prestó su camión y tardaron una hora era traer una portería portátil desde la Ciudad Deportiva. Recorrieron tres kilómetros angustiosos, pero les ayudó mucho que dos policías les abrieran paso. Desde ese día hay tres porterías de repuesto dentro del Bernabéu.

Su trayectoria profesional ha sido un ejemplo de los valores del club al que ha dedicado toda su vida. Considerado como una institución en el Real Madrid, siempre ha tenido el cariño y el reconocimiento de todos los presidentes y juntas directivas del club, así como de los jugadores y de todo el madridismo. El pasado 20 de octubre, Herrerín fue homenajeado por el Real Madrid, y recibió una réplica del estadio Santiago Bernabéu y la ovación de la afición madridista antes del partido liguero jugado ante el Levante.