Fútbol | Segunda B

Estreno en casa soñado por el Yeclano

Íker Torre celebra uno de sus goles con Ubay. / inma azorín
Íker Torre celebra uno de sus goles con Ubay. / inma azorín

Íker Torre marca los dos goles que sirven a los de Sandroni para remontar el tanto del Cádiz B

JOSÉ RAMÓN MARTÍNEZYECLA

El Yeclano Deportivo tuvo su debut soñado en La Constitución. Los azulgranas remontaron con un doblete de Íker Torre al Cádiz B en un encuentro lleno de brega, de lucha y de emoción donde las acciones a balón parado fueron determinantes para que los de casa lograsen su primer triunfo del curso, continúen sin perder en estos dos partidos y puedan seguir soñando despiertos.

2 YECLANO

Miguel Serna, Mario Sánchez (Javi Muñoz, m. 46), Héctor Camps, Chino, Ubay, Vaquero, Luis Castillo, Carlos Selfa, Alayeto (Rulo, m. 67), Víctor Fenoll (Tonete, m. 88), Íker Torre.

1 CÁDIZ B

Cristian, Iván Robles, Keigo, Momo, Franco, Sergio González, Jordi (Diarra, m. 87), Duarte, Sergio Pérez (Chapela, m. 76), Víctor (Javi Pérez, m. 63), Seth.

Goles
0-1: m. 35, Sergio González. 1-1: m. 51, Íker Torre. 2-1: m. 69, Íker Torre.
Árbitro
Cambronero González (castellano-manchego). Amonestó a Álex Vaquero, Javi Muñoz, Momo (2) expulsado en el 57, Sergio Pérez y Víctor.
Incidencias
La Constitución. 2.000 espectadores.

Lo más destacable volvió a ser la afición que llenó La Constitución con más de 2.000 personas que ofrecieron un ambiente espectacular en el debut que terminó con una alegría inmensa, un triunfo que muestra que los de Yecla no son un invitado de piedra de la competición.

El encuentro se inició con un conjunto azulgrana muy intenso que buscó con ambición el gol en su feudo. La primera acción peligrosa fue antes de que se cumpliese el primer minuto, fue en un centro de Mario Sánchez que remató desviado Íker Torre.

Fue el primer aviso de varias aproximaciones de los azulgranas, que presionaron con solidez el juego del equipo cadista y consiguieron anular a los de Pavón en los primeros minutos. Apenas un tímido lanzamiento lejano de Sergio Pérez hizo despertar a los amarillos.

Fue en una primera parte con poco juego y mucha intensidad entre dos equipos recién ascendidos en el que poco a poco fue ganando la iniciativa el filial, sin mucha profundidad, pero dejando ver el talento de los jugadores andaluces.

Fueron los amarillos los que se adelantaron en esta primera parte gris. Fue en un saque de esquina que no defendieron bien los de Sandroni y en el que remató tras varios toques Sergio González y que fue un jarro de agua fría para los azulgranas.

De ahí al final de estos primeros 45 minutos el conjunto azulgrana lo intentó, pero no tuvo fluidez a la hora de buscar la puerta de Cristian. En este periodo ya no generaron opciones en el área y dejaron los deberes para la segunda parte.

Tras el receso los cadistas salieron con mucha ambición. Tuvieron un acercamiento en el primer minuto, pero fue un espejismo, porque el Yeclano reaccionó con carácter. En el minuto seis de la reanudación lograron el equilibrio en el partido con un gol de Íker Torre tras un córner que devolvió la ilusión a los de casa con un tanto muy necesario.

La diana dio un balón de oxígeno y que llenó de moral a los de Sandroni. A los 12 minutos llegó una acción determinante con la expulsión por doble amonestación de Momo que dejó a los cadistas con uno menos y que fue decisivo para que los de casa mejorasen.

Los acercamientos no tardaron en llegar, pero volvió a ser de nuevo en un saque de esquina cuando llegó el delirio en La Constitución con un centro del recién incorporado Rulo que remató con mucha fuerza Íker Torre para completar la remontada. Un tanto merecido y que fue el premio a la intensidad y el buen trabajo de los murcianos.

El Cádiz despertó tímidamente con un disparo de Jordi que detuvo el guardameta Serna. Pero el Yeclano siguió llevando el peso del juego, sin florituras ni lucimientos, pero con solidez en defensa y criterio en el juego que les sirvió para conseguir los primeros tres puntos.