UCAM-Real Murcia

El mismo derbi visto desde la otra orilla

Chavero, celebrando el gol de la victoria para el Real Murcia en el derbi del 22 de noviembre de 2015, un año después de haber defendido la camiseta del UCAM. / NACHO GARCÍA / AGM
Chavero, celebrando el gol de la victoria para el Real Murcia en el derbi del 22 de noviembre de 2015, un año después de haber defendido la camiseta del UCAM. / NACHO GARCÍA / AGM

Chavero, Hugo Álvarez, De Vicente y Manolo ya jugaron un UCAM-Real Murcia, pero con la camiseta rival

José Otón
JOSÉ OTÓN

El derbi del próximo domingo será especial para muchos de los que se van a enfundar la camiseta del Real Murcia y del UCAM en este partido. Defendiendo a su próximo rival algunos años atrás, vivieron grandes alegrías y algunas decepciones. Por eso, los próximos noventa minutos de La Condomina quedarán en su recuerdo, pase lo que pase. Como para Chavero, quien después de defender la camiseta universitaria militó en el Murcia, con el que marcó el gol de la victoria grana en el que fue su estadio en la temporada 2015-16. Pero el destino ha hecho que cuatro años después se enfrente al Murcia defendiendo otra vez al UCAM: «Siempre será un partido especial para mí. No tenemos que engañarnos, sabemos que la gente en esta ciudad es del Real Murcia y nosotros somos un club joven. Debemos sobreponernos y saber que el ambiente será en contra».

Salmerón ha vivido este duelo capitalino desde los dos banquillos y Campos dirigió al UCAM en la cita de 2018, a pesar de tener el corazón de color grana

Chavero salió por la puerta de atrás del club grana, aunque guarda un recuerdo especial del Real Murcia: «Cuando militaba en el Cartagena visitamos la Nueva Condomina justo el fin de semana después de fallecer mi padre. En el minuto de silencio que se guardó la gente fue muy respetuosa conmigo y si marco el domingo no lo celebraré, será la forma de devolverle el gesto que tuvieron conmigo».

Para Rafa de Vicente, actualmente en las filas del UCAM, también será un partido bonito. Llegó al Real Murcia en la campaña 2015-16, tras sufrir una importante lesión en el Málaga. En el club grana relanzó su carrera: «Es un duelo especial. La primera vez que salí de mi casa vine a Murcia y guardo un cariño especial de ese club y de esta ciudad, por eso he vuelto para jugar en el UCAM». Para el centrocampista andaluz, estos partidos no se los quiere perder nadie: «Estos encuentros nos gustan a los futbolistas. Recuerdo el recibimiento que nos hizo la afición del Murcia en La Condomina en el primer derbi que jugué de grana». Ahora, como jugador azulón, las sensaciones serán diferentes, verá el derbi desde el otro lado: «No nos va a a pillar por sorpresa que el Murcia cuente con más calor en la grada, no creo que nos afecte». De Vicente espera lo mejor para el Murcia: «No le deseo ningún mal, excepto en los dos partidos que juguemos. Ojalá subamos los dos».

Edu Luna y Marcos Legaz pasaron por la cantera universitaria, pero ahora son granas

Manolo, futbolista del Murcia, ya ha jugado dos veces con otros equipos de la capital que se enfrentaron al Murcia. Lo hizo con el Ciudad de Murcia, y en la campaña 2015-16 vistiendo la camiseta del UCAM, con el que subió a Segunda: «Es un partido contra un equipo al que le tengo especial cariño, viví años muy bonitos en el UCAM. Pero iré a La Condomina a ganar, nuestro equipo llega bien y con confianza». Entre ambos equipos hay una gran rivalidad que sobrepasa lo deportivo: «Yo ahí no puedo entrar, yo me dedico a trabajar en el terreno de juego. Son tres puntos, e intentaremos ganar. Tenemos confianza, será un partido muy disputado». Para el bullense no hay favorito: «Ellos, futbolísticamente, no están muy bien, pero tienen jugadores muy buenos. Al ser un derbi saldrán más motivados y será un partido muy difícil».

En ambos bandos

José Miguel Campos. Entrenador
«Sientes que el peso de la historia está detrás del Murcia y que contra eso no puedes competir».
Alejandro Chavero. Jugador del UCAM
«Si marco no lo celebraré. La afición del Murcia respetó el minuto de silencio por mi padre».
Rafa de Vicente. Jugador del UCAM
«Recuerdo el recibimiento de la afición del Murcia en La Condomina en mi año de grana».
Manolo López. Jugador del Murcia
«Le tengo cariño al UCAM, viví años muy buenos, pero voy a La Condomina a ganar».
Hugo Álvarez. Defensa del UCAM
«Son partidos bonitos en los que te encuentras a amigos. Nos gusta jugar estos partidos».
Ángel Robles. Exjugador del UCAM
«El ambiente hostil, pese a jugar en casa, debe convertirse en un acicate para el UCAM».

Hugo Álvarez es el único futbolista que acaba de dejar a uno de los contrincantes en el derbi para vestir la camiseta del otro. Eso sí, el central gallego sufrió en primera persona todos los problemas que la pasada campaña sobrevolaron el vestuario grana con motivo de los impagos y los problemas institucionales, y aun así abrió la puerta al equipo grana para seguir una temporada más. Al final no hubo acuerdo y recaló en el UCAM, club al que ya defendió en la temporada 2016-17 en Segunda División. Para él, el derbi del domingo tiene algo distinto: «Son partidos emotivos en los que te enfrentas a excompañeros y a un club en el que has militado. Hay una gran expectación, se va a vivir un gran ambiente y a todos los futbolistas nos gusta jugar estos partidos», dice el defensa azulón.

Desoyendo al corazón

Pero hay algunos casos que son más especiales, como el de José Miguel Campos, que dirigió al UCAM en un derbi contra el Murcia, club que lleva en el corazón: «Fue un partido importante para mí porque fueron cinco años como jugador de las bases del Murcia y otros tres más como entrenador. Era un club que me había formado como profesional y persona. Me debía al UCAM y por eso dejé de lado el corazón para centrarme en mi obligación, que era ganar. Son choques en los que la emoción la llevas por dentro».

Manolo se enfrentó al Murcia con el Ciudad y el UCAM, pero ahora es el timón de Adrián

Campos, mejor que nadie, sabe las connotaciones sentimentales de este derbi en La Condomina: «Hay un club que tiene una historia muy grande en la ciudad y en la Región y que en aquel partido pobló la grada lateral de rojo. Tienes la sensación, desde el otro lado, de que el peso de la historia y de los años está detrás del Murcia y que contra eso no se puede competir. Es un escenario donde el Murcia consiguió las mejores gestas de su historia y donde el murcianismo más fiel reivindica esa historia que no olvida».

El mazarronero señala el papel clave de los entrenadores a la hora de trabajar el plano emocional de los futbolistas de ambos equipos y la presión que deben soportar: «En cualquier duelo de esta rivalidad es el entrenador quien tiene que trabajar bien la activación y la motivación para que sus futbolistas no jueguen extramotivados. Los futbolistas ya saben que es un partido importante y en el que hay muchas expectativas».

Gabi Correa, que defendió la camiseta grana durante tres temporadas y que hasta se sentó en el banquillo del Murcia en la campaña 2005-06, fue vital en la llegada del UCAM a Segunda, siendo técnico del ascenso en el verano de 2014: «Mi corazón me dice que quiero que el Murcia gane, mis sentimientos como murcianistas están por encima. Del UCAM guardo buenos recuerdos. Hicimos un gran año y ascendimos a Segunda B, me quedo con eso. Solo tengo palabras de agradecimiento hacia los jugadores de aquella plantilla y mis colaboradores». Correa cree que el resultado es incierto: «El estado de ánimo del Real Murcia ha cambiado en las dos últimas semanas. Falta saber cómo responderá ante un rival potente en el que hay malestar y nerviosismo por el arranque de temporada».

Salmerón, incluso, fue técnico del UCAM en los derbis de la campaña 2015-16, para dos años más tarde representar al Murcia en uno de los partidos del curso 2017-18. El partido también será especial para Legaz y Edu Luna, quienes tras pasar por el UCAM juegan en el Murcia, como fue durante varios años para Ángel Robles, que pasó por la cantera grana y sin embargo logró el ascenso a Segunda con el UCAM: «Sé lo que debe sentir Manolo y las ganas que debe tener de jugar contra el UCAM. Estará muy motivado, son partidos especiales. Los jugadores del UCAM, ante un ambiente hostil, a pesar de jugar en casa, deben abstraerse y demostrar su madurez. Debe ser un acicate».

El Murcia vende 897 entradas y pide otras 400 más al UCAM

La venta de entradas para el derbi marcha a buen ritmo. Al cierre de las oficinas de La Condomina en la tarde de ayer, el club que preside José Luis Mendoza había vendido cerca de 2.200 localidades entre socios, bases y patrocinadores. La demanda también es alta en Nueva Condomina donde, a falta de dos días de venta (jueves y viernes), ya hay 897 localidades dispensadas. El Murcia, que solicitó inicialmente al UCAM 1.000 entradas, pidió ayer otras 400, que recibirá hoy.

La rebaja del precio de las localidades respecto al curso pasado (de 20 a 15 euros) y los dos últimos partidos ganados por el equipo de Adrián Hernández, ha levantado el ánimo del murcianismo. La afición del UCAM, por su parte, tampoco se queda atrás. El club universitario, vista la demanda, además de vender entradas en su oficina hoy y mañana, anunció ayer que también levantará la persiana el sábado, de 10.00 a 14.00 horas. Si quedaran localidades sin vender (el aforo de La Condomina es de 6.016 espectadores), las taquillas del estadio abrirán el domingo a las 9.30 horas. Por otro lado, hoy habrá reunión de los coordinadores de seguridad para decidir si el derbi es declarado de alto riesgo.

Más