Un balón de oxígeno para la plantilla del Murcia

López Miras, flanqueado por Txema Almela y Paco Belmonte, ayer, en San Esteban. / vicente vicens / agm

Futbolistas, técnicos y empleados reciben el salario de julio y la mitad de agosto tras las gestiones de los consejeros granas

A. GÓMEZ MURCIA

Los jugadores del Real Murcia cobraron ayer una parte de los salarios que tenían atrasados desde que comenzó la actual temporada. En una reunión mantenida con los capitanes de la primera plantilla (Curto, Dean, Aquino y Armando) y el entrenador Manolo Herrero, representantes del actual Consejo de Administración del club se comprometieron a abonar algo de los atrasos antes del derbi de mañana contra el Cartagena y los consejeros cumplieron con su palabra.

Como el equipo de trabajo que estaba en el club pimentonero en verano adelantó parte de sus sueldos a algunos jugadores, los pagos realizados ayer tuvieron como destinatarios a aquellos que no habían recibido con antelación ninguna cantidad en julio. Además, los consejeros granas pagaron a la plantilla, en este caso en su totalidad, la mitad de la nómina de agosto.

Los técnicos y los empleados del club también cobraron. Los trabajadores recibieron el 8 de noviembre la nómina de junio y la paga extra de verano. Por lo tanto, desde su llegada al club grana, los actuales consejeros han abonado dos salarios a técnicos y jugadores y cuatro a los trabajadores teniendo todos ellos todavía pendiente el cobro de sus salarios de septiembre y octubre. Ayer pagaron la mitad de la nómina de agosto y la otra mitad la abonarán con los ingresos de la taquilla del partido de mañana.

El personal de las bases del equipo murcianista también ha recibido los primeros pagos de la temporada. Al margen de lo recaudado por el proceso de ampliación de capital, cuyo importe no se puede tocar por parte del club mientras esté activo, lo recaudado por la campaña solidaria 'SOS Real Murcia' ha contribuido a que se puedan llevar a cabo estos abonos.

Otro soplo de aire fresco para las arcas del conjunto murciano vendrá con la recaudación de la venta de entradas del derbi de mañana. Para este partido pagan los abonados del Murcia y la directiva pimentonera aspira a lograr una entrada que esté por encima de las 15.000 personas. Los consejeros decidieron pignorar la taquilla para prevenirla ante embargos y que lo recogido sirviera para seguir pagando nóminas. Sin embargo, el Juzgado de lo Social número 4 de Murcia acordó esta semana que se practicara un embargo para esta taquilla a favor de Joaquín Fernández Marín, informático extrabajador del Murcia que fue despedido por la entidad grana, a la que le exige el cobro de 8.613 euros. El mandamiento de embargo llegó a las oficinas de la Nueva Condomina el miércoles y lo recogió en nombre del club grana Virginia Ibañez del personal de administración. Desde el Murcia contestaron a la diligencia de embargo que presentarían un escrito de alegaciones. A favor de Fernández Marín también se acordó el embargo de la taquilla de la visita del San Fernando al Murcia que se produjo el 7 de octubre, aunque desde el club pimentonero no llegaron a consignar ninguna cantidad en la cuenta del juzgado.

Compagnucci, a la espera

Por otra parte, el pivote argentino Lucio Compagnucci sigue sin ficha federativa. Para poder tramitarla el Murcia debe hacer frente a una deuda con la Federación Murciana por valor de 64.400 euros. Para desbloquear la situación, desde el órgano federativo han pedido al equipo grana el abono inmediato de unos 20.000 euros correspondientes al 30 por ciento del total adeudado y que garanticen el pago de los casi 45.000 euros pendientes. El permiso internacional de la FIFA para que pueda jugar el argentino se espera que llegue la semana que viene.

En el plano deportivo, el Murcia trabajó ayer a puerta cerrada en la Nueva Condomina y volverá a entrenar hoy antes del derbi de mañana. Herrero confirmó que el delantero Víctor Curto y el central Hugo Álvarez tienen «muy complicado jugar mañana» y que con el extremo Jesús Alfaro «pasa algo parecido porque solo ha trabajado con el grupo un día desde su lesión».

El derbi más deportivo de las últimas temporadas

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, y la consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, recibieron ayer en San Esteban, sede del Ejecutivo autonómico, a los presidentes del Murcia y el Cartagena, Txema Almela y Paco Belmonte. Miras confirmó que asistirá al derbi y se mostró «convencido de que esta temporada será la del ascenso de los dos equipos a Segunda». De granas y albinegros afirmó que «se merecen estar en Primera». Del partido también señaló que «lo más importante es que los aficionados disfrutemos».

Almela tildó de «importantísimo» el encuentro y reconoció que desde el Murcia «nos estamos jugando la vida». También apuntó que «para nosotros el partido llega en el mejor momento. Estamos recién llegados y tenemos mucha ilusión». Por su parte, Belmonte pidió que «la deportividad esté por encima de todo» y animó a los aficionados a que no duden en acudir al campo a «disfrutar de un estadio espectacular como la Nueva Condomina».

El presidente del Cartagena también festejó que «en este partido solo se hable de fútbol; no como antes. Por suerte ahora todo es diferente».

 

Fotos

Vídeos