Antonio López firma por el Murcia tras no recibir oferta de renovación del Cartagena

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Ha tardado un poco, pero al final han comenzado a moverse las piezas en el mercado de fichajes y en la mañana de ayer comenzaron a cerrarse las primeras altas y bajas en el FC Cartagena. De rebote, el Real Murcia se vio implicado en esos movimientos. Porque Antonio López, central de Puerto Lumbreras que este curso ha militado en el Efesé, se ha comprometido por una temporada con el conjunto grana. El ex del Lorca FC esperó hasta el final una oferta de renovación que nunca llegó y finalmente firmó por el Real Murcia, donde a priori será el líder de la zaga.

Antonio López, que en septiembre cumplirá 30 años, solo ha podido jugar nueve encuentros de Liga regular con el Cartagena en un último curso en el que las lesiones musculares le han castigado con dureza. No ha tenido continuidad y, de hecho, una rotura muscular en el partido de ida de la eliminatoria ante la Ponferradina puso fin a su andadura en la entidad albinegra.

A esos nueve partidos de Liga hay que sumar uno de Copa del Rey y tres de la fase de ascenso. Cuando mejor estaba, tras completar su mejor actuación del año en el partido de la remontada en el 'playoff' ante el Castilla, Antonio López volvió a romperse. Fue un año que ya empezó torcido para él, ya que en su debut con la camiseta del Efesé, en Don Benito, sufrió un desvanecimiento y estuvo dos semanas parado. Tuvieron que hacerle todo tipo de pruebas para descartar anomalías graves.

El caso es que tras dos temporadas muy difíciles para el zaguero lumbrerense, su reto a partir de ahora en el Real Murcia será volver al nivel que dio entre 2014 y 2017 en Lorca. Antes de esos buenos años en el Artés Carrasco, Antonio López había estado en los filiales del Valencia y del Levante y había pasado por el Hellín y el Jove Español, ambos de Tercera División.