El Alhama Féminas sube sin jugar y hace historia

Jugadoras del Alhama Féminas, en una imagen de archivo. /V. Vicéns / AGM
Jugadoras del Alhama Féminas, en una imagen de archivo. / V. Vicéns / AGM

Logra el ascenso a Primera B, tras la derrota del Mislata anoche en Aldaia. «Queremos más», afirma Randri

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El Alhama Féminas hizo el viernes historia, al convertirse en el primer equipo del fútbol femenino regional que consigue un ascenso a Primera. Y lo hizo sin jugar, con jugadoras, técnicos y directivos pegados al móvil y consultando una y otra vez el resultado de un partido adelantado a la jornada del fin de semana dentro del grupo 7 de Segunda. Para que el ascenso fuera matemático antes de recibir mañana en el Complejo Guadalentín al Elche (17.00 horas), las alhameñas necesitaban que el Mislata, quinto clasificado, perdiera anoche en el campo del Aldaia. Y perdió 2-0. Misión cumplida.

El Alhama certifica así su ascenso a Primera B, una nueva categoría que nace la próxima campaña para que el salto entre Segunda y la Liga Iberdrola no sea tan grande. «Nos dicen que habrá mucho apoyo económico y subvenciones importantes, ya que RFEF y LFP quieren que esta Primera B sea profesional, al igual que la Liga Iberdrola. Para nosotros es un paso histórico, inimaginable hace solo unos meses», admitió anoche a 'La Verdad' Randri García, entrenador del cuadro alhameño.

Pero esto no termina aquí. «Queremos más», confesó Randri. Porque el Alhama es segundo, por detrás del filial del Valencia, que no puede subir a Liga Iberdrola porque el primer equipo ché compite en la máxima categoría. Si las alhameñas resisten en esa segunda posición en las cinco jornadas que restan para el final de la Liga regular, disputarán la fase de ascenso a Liga Iberdrola. Sería otro puntazo. El único precedente en la Región es el del Lorca hace cuatro años, pero cayó en la primera eliminatoria del 'playoff' de ascenso.

Por eso, nada de fiestas. Todavía no. «Lo primero es ganar [mañana] al Elche, sabiendo que los siguientes partidos ante Levante y Villarreal B van a ser muy duros. En Elche, en la primera vuelta, empatamos a uno con un gol en la última jugada. Fuimos perdiendo desde el minuto 30. Son un equipo muy físico», dice Randri, quien solo permitirá «fiesta y celebración» cuando termine el partido de mañana.

Temas

Fútbol