Fútbol femenino

Agrio estreno del Alhama

Carmen Fresneda, jugadora del Alhama, dispara a portería en el primer tiempo del partido de ayer ante el Villarreal./Edu Botella / AGM
Carmen Fresneda, jugadora del Alhama, dispara a portería en el primer tiempo del partido de ayer ante el Villarreal. / Edu Botella / AGM

Las de Randri caen en su campo contra el Villareal (1-2) en su debut en la Liga Reto Iberdrola, en la que serán el único representante murciano

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Eeeeeeeeeeh, ¿dónde vais?», suelta un señor que ya no cumplirá los 60, al paso de un matrimonio (de su quinta), mientras abre la puerta de una cochera tras la que se adivina un chalé gigante. «Vamos a ver a las crías un rato», responde el interpelado, quien camina a paso rápido. Llega justo. Quedan cinco minutos para que debute el Alhama en la recién creada Liga Reto Iberdrola, la nueva Segunda del fútbol femenino. Estamos en los alrededores del Complejo Guadalentín, convertido definitivamente en la casa del fútbol femenino regional.

El equipo entrenado por Randri García, que la pasada temporada hizo historia en la última campaña de la vieja división de plata jugando incluso la promoción de ascenso a Liga Iberdrola, tranformó por completo el deporte en Alhama, dándole carta de normalidad a algo que no suele ser frecuente. No se ve demasiado que un equipo femenino de fútbol sea el referente del municipio. Y menos por estos lares. Nunca fue así y ahora, aunque afortunadamente están cambiando las cosas, lo suyo sigue siendo una excepción.

Al entrar al José Kubala, el campo principal del polideportivo en cuya pista de atletismo aprendió a competir el medallista olímpico Antonio Peñalver, lo primero que se percibe es orgullo. De pertenencia a un equipo que hace que los alhameños, siempre a la sombra de Murcia, Cartagena y Lorca en lo que se refiere a deporte, puedan presumir de tener algo que nadie más tiene. El campo, con medio millar de aficionados deseosos de ver el debut liguero de las Helena Torres, Carmen Fresneda, Jelena Cubrilo, Judith Caravaca y compañía, es desde el primer minuto el hervidero que ya fue el curso anterior.

Helena Torres adelantó a las de casa con un golazo de libre directo al inicio del segundo acto

El primer rival de la Liga es el Villarreal, reforzado por la familia Roig, que no quiere quedarse atrás en la carrera emprendida por los grandes clubes del país por estar en la élite del fútbol femenino español. Empiezan mejor las visitantes, con Nazaret y Aixa Salvador generando muchos problemas a la zaga local, debilitada por las importantes ausencias de Tamara García y Jessy Tébar. Ambas, rebasada la treintena, han decidido colgar las botas este verano. Las hermanas González (África y Paula) sufren de lo lindo en los laterales y la nueva portera alhameña, Laura Martínez, tiene que emplearse a fondo dos veces para evitar que el Villarreal se adelante al descanso.

La magia de Helena

Solo un par de detalles de exquisita calidad de la atacante murciana Helena Torres animan a las alhameñas, que no obstante no inquietan a la meta vsitante, María Sanjuán. 0-0 al descanso y dos cambios tras el paso por los vestuarios. Ana López y Marta Ponce entran y entonces el Alhama, ya más reconocible, empieza a hacer las cosas que hacía la pasada temporada. En unos minutos espléndidos se come a su rival y Helena Torres, la chica que hace cosas mágicas, suelta un misil con su zurda que entra por toda la escuadra. Es un gol de falta increíble. La grada enloquece. Helena es una jugadora de Primera que circunstancialmente juega en Segunda. Y en Alhama lo saben. Y la miman.

La delantera visitante Aixa Salvador dio la victoria a su equipo aprovechando dos regalos de las locales

Todo está de cara, pero un error fatal de la portera local, que no se entiende bien con la también recién llegada Tere Sánchez, permite a la visitantes empatar. Aixa Salvador aprovecha el regalo para marcar a placer. Se hunde el Alhama y, de nuevo, Aixa Salvador coge un balón suelto dentro del área y casi sin ángulo dispara para que el balón entre tras dar en el larguero y el poste. Una carambola perfecta para la delantera castellonense.

Con el 1-2 quiere reaccionar el cuadro local y busca el tanto del empate. Pero solo le pone corazón. El equipo se parte y ya no tiene orden. En alguna arrancada de Carmen Fresneda se intuye que algo puedepasar. También cuando la pelota la tiene Helena Torres. Pero no sucede. El gol no llega de puro milagro, ya que una defensa del Villarreal saca bajo palos un remate de Ana López. El debut no es el esperado. Pero el premio es estar ahí, con los mejores. Y todo está por construir. Hay una Liga entera por delante.