El Abarán no renuncia a Tercera

El árbitro habla con los capitanes antes de los penaltis. / j.a. moreno
El árbitro habla con los capitanes antes de los penaltis. / j.a. moreno

JESÚS YELOABARÁN.

El Abarán no está dispuesto a arrojar la toalla en la lucha por lograr el ascenso a Tercera División, tras el final esperpéntico vivido el pasado domingo, en su partido en casa contra el Plus Ultra, que acabó 0-1. Era el empate de la eliminatoria, ya que el Abarán había ganado 0-1 en casa de su rival. Aunque en un primer momento el árbitro Ibáñez Juárez consideró que el resultado daba el ascenso al Abarán, al haber quedado por delante en la liga regular, cuando ya los locales festejaban el salto de categoría, decretó que había sido un error y que había que ir a la tanda de penaltis para dilucidar cuál ascendía, ganando entonces el Marvimundo Plus Ultra.

La decisión final tomada por el delegado federativo y el informador arbitral de que se lanzase la tanda de penaltis cuando ya todos celebranan el ascenso en Las Colonias no ha sentado nada bien a la directiva del Abarán que preside Antonio Caballero, ni a la afición. Disconformidad e indignación son las palabras más repetidas en la localidad. Ayer, tanto el presidente como el director deportivo, Emilio Bru, confirmaron que «hoy presentaremos en la Federación de Fútbol un escrito de impugnación del resultado final, porque creemos que debió de prevalecer la decisión del colegiado Ibáñez Juárez, que se marchó a los vestuarios dando al Abarán como el vencedor de la eliminatoria».

Según Emilio Bru, «una vez concluyó la prórroga con 0-1, tanto el delegado federativo como el informador de los árbitros comunicaron al colegiado que no había tanda de penaltis». Tal decisión fue informada por los altavoces, lo que significaba que el Abarán había ascendido a Tercera, ocasionando que centenares de aficionados saltaran al campo para festejar el salto de categoría con los jugadores.

Sin embargo, una llamada telefónica a la sede federativa para confirmar si la decisión era correcta, significó un cambio en la misma, volviendo los equipos al terreno de juego para el lanzamiento de las penas máximas. Hay que destacar el correcto comportamiento de los aficionados en ese momento, con el ruego de los agentes de la Guardia Civil y la Policía local de que volvieran a sus asientos. El Abarán considera que esta actitud deportiva también tiene que ser tenida en cuenta en este conflicto.

«Estoy destrozado»

En los penaltis ganó el Plus Ultra y el gran protagonista fue el delantero centro del Abarán Nico, al fallar su lanzamiento, además de otro que había errado durante el encuentro. En un ejercicio de sinceridad, Nico afirmó ayer que «me siendo responsable de haber errado los dos penaltis. He pasado la peor noche y es la mayor tristeza de mi vida; estoy destrozado y tendrán que pasar varias semanas para salir de este infierno».

El delantero, de 28 años, recordó que en la temporada no falló ninguno de los cinco penaltis que lanzó y dijo que «pese a realizar un buen partido, tuve mala suerte y desde el primer momento tenía clarísimo que debía lanzar ese penalti». El pasado 24 de mayo, Nico confesó a 'La Verdad' que su mayor deseo era «poder devolver a mi afición todo lo que me ha dado siempre. Le debo a mi pueblo un ascenso a Tercera». Ahora y, salvo que prospere la impugnación, intentará cumplir el sueño la próxima temporada.