FÚTBOL SALA

Talasur Group sopesa la opción de entrar en el Cartagena FS

Juan Carlos Guillamón y Roberto Sánchez se saludan, en una imagen de archivo. / j. m. rodríguez / agm
Juan Carlos Guillamón y Roberto Sánchez se saludan, en una imagen de archivo. / j. m. rodríguez / agm

El presidente Sánchez tira hacia adelante, mientras el técnico Guillamón y algunos jugadores tienen decidido irse si no aparece un patrocinador

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El presidente del Cartagena Fútbol Sala, Roberto Sánchez, tira hacia adelante e inscribirá hoy al club en la competición con su denominación primitiva, sin patrocinador, en la Asamblea General de Clubes de la LNFS. Sánchez asistirá hoy en Madrid a una reunión en la que se conocerán los calendarios y las normas de competición de cara al curso 2018-19, ya que tiene totalmente decidido que el equipo sale en Primera y que, incluso en el caso de que no aparezca un espónsor que garantice el presupuesto mínimo, el Cartagena FS debe competir con lo que tenga y buscar una salvación que se antoja realmente complicada si no hay dinero para fichajes.

Pero es que ya no es solamente una cuestión de que lleguen los tres o cuatro refuerzos que el equipo necesita para competir con garantías esta campaña en la máxima categoría del fútbol sala nacional, sino que incluso peligra la continuidad de los jugadores de la Región que renovaron su contrato hace un par de meses. Así, Raúl, Juanpi, Jesús Izquierdo y Fran Fernández tienen decidido irse si no aparece un patrocinador que les asegure el cobro de sus nóminas y que garantice la viabilidad del proyecto, tanto en lo económico como en lo deportivo.

En esa misma tesitura está el entrenador Juan Carlos Guillamón, quien ha sido técnico del conjunto cartagenero durante las cinco últimas temporadas. El pasado verano pidió una excedencia en su empresa (trabaja en ella de comercial desde hace más diez años) para dedicarse exclusivamente al fútbol sala. Esa excedencia termina el 1 de septiembre y quince días antes de esa fecha debe informar a sus superiores si la prorroga un año más o se reincorpora.

Lógicamente, sin patrocinador y sin el cobro de las mensualidades garantizado, Guillamón no puede continuar en el banquillo del Cartagena FS. Y así se lo ha hecho saber a Roberto Sánchez, quien le ha pedido que aguante 48 horas más, con la esperanza de poder cerrar alguna de las negociaciones que lleva entre manos. Hay contactos con una empresa con sede en Archena, que se ha interesado por el proyecto tras consultar a Juan Fernando Romero, responsable de Plásticos Romero. Además, el vicepresidente económico del club, Carlos Cabezos, lleva personalmente las conversaciones con los hermanos Jiménez Bosque (Miguel Ángel y Sergio), responsables de Jimbo Fresh, quienes a su vez están siendo sondeados por la alcaldesa, Ana Belén Castejón.

La tercera vía

Hay una tercera vía, que está siendo explorada por el vicepresidente deportivo, Sergio Fernández Nieto. Se trata de la posibilidad de que la conocida empresa cartagenera Talasur Group entre en el club para quedarse con la gestión integral del mismo, de un modo similar al utilizado en su momento por Polaris World y aportando una cantidad cercana a los 300.000 euros. Esta opción solo se activaría si todas las demás fallan y podría conllevar el paso a un segundo plano del actual presidente, Roberto Sánchez. Sería un proyecto para partir de cero y en el que Sánchez podría tener un papel secundario, según ha podido saber 'La Verdad'.

 

Fotos

Vídeos