O Parrulo, primer 'match ball' para el Jimbee

El pívot Lukaian prepara el disparo, en el último partido disputado en casa, ante el Zaragoza. agm/ A. GIL /
El pívot Lukaian prepara el disparo, en el último partido disputado en casa, ante el Zaragoza. agm / A. GIL /

Bateria se cae al final de la lista por lesión, y también Canto e Ique; Brocanelo deja fuera a Marcao y mete al cartagenero Chispi

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Hace poco más de un año que llegaron al rescate del fútbol sala cartagenero, para mantenerlo a flote y construir un proyecto ganador. Han pasado por baches, malos resultados y objetivos que no se han cumplido, pero probablemente esta sea la semana más complicada y tensa para el Jimbee Cartagena y su directiva, encabezada por el presidente Miguel Ángel Jiménez Bosque. Estamos en octubre y el equipo afronta una auténtica final esta tarde (Palacio de Deportes, 18 horas) contra O Parrulo: se ha sumado un punto de doce y el encuentro ante los gallegos es a su vez un 'match ball' para el entrenador, André Brocanelo. Una derrota hoy podría hacer explotar a una grada que ya pitó ante Zaragoza, y dejaría en una tesitura a la directiva, con aparente calma y confianza en el brasileño y en el proyecto.

Brocanelo dejó ayer al margen esa tensión y ambiente enrarecido. «Vivo muchos años en Cartagena, he sido jugador y he visto todas las cosas que han pasado. Es una ciudad donde la gente quiere ver fútbol sala, aprieta por los resultados. El ambiente es el mismo. Pero no hay memoria, estuvimos [la temporada pasada] meses sin perder un partido [en el Palacio]. Hay que volver a esa senda de victorias y a esa confianza, y por qué no a partir de mañana [hoy para el lector]», resumió ayer el brasileño, en la previa del encuentro. La convocatoria la dio por la tarde y la única baja significativa es la de Bateria, que tiene «una leve inflamación en el menisco». También se han quedado fuera Marcao, Raúl Canto e Ique.

«Hablo las 24 horas con el presidente, incluso sueño con él. A la plantilla le ha transmitido tranquilidad»

El Jimbee afronta la quinta jornada de Liga sin conocer la victoria, penúltimo en la clasificación tras caer ante Barcelona, Zaragoza (en casa) y Osasuna y empatar en Santa Coloma. «La obligación es jugar bien. La semana pasada lo hicimos a ratos [en Anaitasuna]. Si no fuera por los errores arbitrales, la situación hubiera sido otra», dijo. Brocanelo ve «bien» a la plantilla y sostuvo que el único resultado que no entraba en las quinielas en el inicio liguero era el pinchazo ante Zaragoza, «porque no es nada normal con cinco bajas». Aseguró que no vencer a Osasuna «es normal», porque es un equipo que «está arriba», y que hubo «posibilidades de meterse en el partido» y no se dieron. La directiva ha marcado desde un principio el objetivo de meterse entre los ocho primeros, precisamente armando una plantilla para competir contra rivales como los navarros, Levante y Jaén, entre otros. «Hablo con el presidente las 24 horas del día. Y sueño con él. Está implicado, todo este club es gracias a él y quita tiempo de su trabajo para estar aquí y ha transmitido tranquilidad y responsabilidad a la plantilla».

«Nuestra obligación es jugar bien; la semana pasada lo hicimos a ratos», asegura Brocanelo

Rahali y Saura

El brasileño espera recuperar la fiabilidad defensiva con la vuelta de Attos, que se enfrenta su exequipo. El O Parrulo llegó el viernes por la noche a la ciudad, entrenó ayer por la mañana en el Palacio y ha ganado dos de sus cuatro partidos, sumando seis puntos. Han viajado el ex del Jimbee Rahali y el pívot unionense Alberto Saura.