Mayte también quiere la Copa

La cartagenera Mayte Mateo, en el pabellón Gabriel Pérez de Roldán, la semana pasada. / pedro martínez / agm
La cartagenera Mayte Mateo, en el pabellón Gabriel Pérez de Roldán, la semana pasada. / pedro martínez / agm

La cierre cartagenera, clave en los éxitos de Liga y Copa de Europa del Jimbee Roldán, se ve «con opciones» de lograr el último título del año

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Atiende a 'La Verdad' al salir de clase. Mayte Mateo (Cartagena, 1994) está haciendo el curso de entrenadora junto a la mayoría de sus compañeras. Este año se va a sacar el Nivel I y su plan es tener los tres niveles cuanto antes. Ya entrena a las infantiles del Jimbee Roldán, club en el que ella es la 'jugadora-franquicia' del primer equipo. «No paro. Por las mañanas voy a la Universidad [cursa 4º de CAFD en San Javier], por las tardes tengo curso o entrenamiento con las niñas, por las noches mi entrenamiento y los fines de semana viaje y partido con el equipo. No me aburro», resume divertida.

A todo esto hay que sumarle las convocatorias con la selección española. Es fija en 'La Roja', con la que ganó la Eurocopa hace tres meses. Y esta temporada se han multiplicado las concentraciones en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Esta semana, de hecho, está en Moscú jugando un torneo internacional en el que también compiten Rusia, Portugal e Irán. Es de la diputación La Palma, donde todos los vecinos la reconocen y «muchos me paran por la calle para decirme que están orgullosos de mí», confiesa. Es normal. Mayte es la mejor cierre de España.

Su madre, que siempre fue su gran apoyo, es también su presidenta. Toñi González se llama y su pasión por el fútbol sala ha contagiado a todos en Roldán, una pedanía pachequera de 6.500 habitantes que ha encontrado su sitio en la élite del fútbol sala gracias a un proyecto cocinado a fuego lento. Ahora es momento de recoger lo sembrado. «A nivel de títulos, el último año ha ido muy bien, con la Liga, la Copa de Europa y la Eurocopa. En lo individual, estoy yendo siempre a la selección e hice tres goles en la final de la Copa de Europa. No me puedo quejar», admite Mayte Mateo.

«Jugué a baloncesto, tenis y balonmano. Al final, me decanté por el fútbol sala porque se me daba mejor»

«Todo se ha puesto muy serio desde que hace cuatro años entró Jimbo Fresh como patrocinador»

«Estoy en casa y gano títulos. ¿Para qué me voy a ir? Además, igual algún día puedo vivir de esto»

Y eso que no está al 100%. «Terminé la pasada temporada con problemas físicos y este año, a principio de Liga, tuve que parar un par de semanas por una lesión muscular. En el partido contra Futsi forcé y se me cargó el otro isquio. Por eso, en el torneo de San Javier solo pude jugar dos partidos y medio. No estaba para completar cuatro partidos en cuatro días», cuenta.

Se quita mérito

Pese a jugar la final contra las italianas del Kick Off con un aparatoso vendaje, firmó un 'hat-trick' decisivo en el triunfo del Jimbee Roldán (2-5). Ella se quita mérito. «Dos goles fueron con portero-jugador, gracias a la buena defensa de todo el equipo. Y yo no fui la mejor jugadora de la final. En realidad, todos sabemos que la jugadora de esa final fue [Ana Belén] Etayo, que nos salvó desde la portería e hizo un recital de paradas», recuerda. Y destaca el «gran nivel» de sus compañeras en el Jimbee, desde la molinense Consuelo Campoy hasta yeclanas Alba Gandía y Ángela Górriz, pasando por la cartagenera Almudena Pagán, la almeriense Coke, las alicantinas Claudia Terrés y Sara Navalón, la murciana Miriam Ruiz, la madrileña Clara Rodríguez y la barcelonesa Bet Carrasco.

Mayte Mateo nació con una pelota debajo del brazo. Y lo probó casi todo. «Juego desde que tengo uso de razón. Jugaba con mi hermano porque a él le encantaba el fútbol. Él me enseñó a darle de cabeza y logró que se me quitara el miedo. Desde que entré al colegio hice deporte. Me gustaban todos los deportes. Me apunté a baloncesto y después lo compaginé con el tenis. Cuando llegué a la edad infantil me decanté por el fútbol sala, porque era un juego colectivo y porque es lo que mejor se me daba. Como por mi zona no había equipos femeninos me tuve que ir a Alcantarilla. Al año siguiente vinieron a buscarme del Roldán y me fui con ellos, ya que estaba mucho más cerca de casa [a 7 kilómetros de La Palma]. Y desde infantiles estoy en el club», señala.

Ahora es jugadora de fútbol sala a tiempo completo. Pero no siempre fue así. «Hace unos años estuve compitiendo varios veranos a nivel nacional en la mejor competición nacional de balonmano playa. Era un Campeonato de España que nos obligaba a ir cada fin de semana a Cádiz, Valencia, Cantabria, etc... Competía en el Balonmano Playa Mar Menor y entrenábamos en Los Alcázares y en La Manga. Era una locura. No descansaba en los doce meses del año. Acababa la temporada de fútbol sala y empezaba la de balonmano playa. Y de ahí, al fútbol sala otra vez. Me lo dejé», explica.

Porque las cosas han cambiado en su deporte. «Todo se ha puesto muy serio desde hace cuatro años, que fue cuando entró Jimbo Fresh. Se ha notado el cambio, el club ha crecido y hemos dado un paso adelante. El año pasado formamos un gran grupo y ganamos la Liga, algo impensable para Roldán hace poco tiempo. Además, tiene mucho mérito ganar la Liga, ya que el nivel del fútbol sala femenino ha aumentado mucho estas dos últimas temporadas. Ha mejorado el cuarto, el quinto, el sexto y el séptimo, por ejemplo. Sí se nota mucho la diferencia con los equipos que suben de Segunda, que suelen bajar enseguida. Eso habría que mejorarlo», opina.

Quiere ser profesora

Otra asignatura pendiente es alcanzar un nivel mínimo de profesionalización y recibir un salario decente. «Hay jugadoras en España que ya viven de esto, pero no es nuestro caso en Roldán. Cuando vamos con la selección nos dan una pequeña cantidad, pero en ningún caso te da para vivir del fútbol sala. Ojalá todo esto pueda cambiar en el futuro, pero yo solo pienso en terminar la carrera, que estos dos años me está costando bastante porque no tengo tiempo para estudiar. Me gustaría ser profesora, ya que además podría compatibilizarlo con el fútbol sala».

Tiene ofertas cada verano, pero las rechaza. «Algún pretendiente me sale, pero en Roldán estamos haciendo las cosas muy bien. Estoy en casa y gano títulos. ¿Para qué me voy a ir? Es verdad que ahora mismo no puedo vivir del fútbol sala, pero poco a poco va mejorando la cosa e igual un día puedo vivir de esto», alega.

Y su ambición no tiene límites. «Lo primero es terminar terceras la Liga, pero la verdad es que estamos ilusionadas con la Copa. Y vamos a ir allí [se juega en Burela (Lugo) a principios de junio] a ganar el título. Es una competición distinta y necesitamos estar a nuestro mejor nivel. Pero nos veo con opciones de ganarla. Primero pensaremos en pasar a semifinales, eso sí», afirma con prudencia.

Victoria ante Rusia y derrota con Portugal en el torneo de Moscú

Mayte Mateo, junto a la muleña Noelia Montoro y la molinense Consuelo Campoy, anda esta semana por Moscú, participando con la selección española absoluta en la X edición del torneo internacional de la Victoria, uno de los más prestigiosos del mundo. España, vigente campeona de Europa, debutó el lunes con victoria en un partido muy completo ante la selección anfitriona (1-2), pero ayer perdió frente a Portugal (2-4).

Precisamente las lusas fueron su víctima en la final de la Eurocopa disputada el pasado mes de febrero en Oporto. Ayer hubo venganza, aunque lógicamente este torneo de Moscú es menos relevante. Con todo, las españolas aún pueden ser campeonas. Tienen que ganar mañana a Irán en su último partido y esperar a que Rusia supere a Portugal en la última jornada del torneo. La cartagenera Mayte Mateo, estrella del Jimbee Roldán, es una de las referencias de la selección dirigida por Claudia Pons.

Triple tributo al Jimbee Roldán por su título europeo

El Jimbee Roldán FSF ha sido galardonado con el premio Expofinancial 2019 «por su trayectoria deportiva, por el crecimiento del club y el auge del fútbol sala femenino, donde las futbolistas de esta entidad son embajadoras de honor», indican fuentes del club roldanense. El éxito de las jugadoras de Joaquín Peñaranda en los últimos años no ha pasado desapercibido para la Asociación Profesional Colegial de Asesores de Inversión, Financiación y Peritos Judiciales (AIF), que distingue a entidades y personalidades que han destacado tanto en el mundo financiero como en el deporte, la cultura y fines sociales. AIF otorga este galardón al Jimbee Roldán FSF por vencer en la III Edición de la European Women's Futsal, celebrada el pasado mes en San Javier.

La entrega del premio será este viernes en la sede del Club Financiero Génova de Madrid. Además, mañana, a las 12.00 horas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, recibirá a una representación de directiva y jugadoras del Jimbee Roldán para conocer de primera mano la situación del fútbol sala femenino y poder felicitar a las campeonas de Europa por el éxito obtenido. Y por la tarde, a las 18.30 horas, las roldanenses serán recibidas en la sede del Ministerio de Cultura y Deportes por el titular de esta cartera, José Guirao.