El Jimbee toca fondo

Raúl Canto es agarrado por Cecilio, anoche en el Palacio de Deportes. / J.M. Rodríguez / AGM
Raúl Canto es agarrado por Cecilio, anoche en el Palacio de Deportes. / J.M. Rodríguez / AGM

Cae goleado ante el Levante tras un primer tiempo lamentable, se olvida de la Copa y se mete de lleno en la pelea por la salvación

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Tremendo e inesperado batacazo de un desnortado Jimbee Cartagena (3-6), ante un Levante que se limitó a sacar tajada de las enormes facilidades que dieron los de casa. Este trastazo (uno más en un pésimo inicio de temporada) obliga a redefinir un proyecto, el de los hermanos Jiménez Bosque, que ha empezado con muy mal pie. El conjunto que ahora entrena André Brocanelo es el equipo más goleado de Primera División y ya lucha por la permanencia. El mundo al revés.

3 Jimbee Cartagena

Marcao, Jesús Izquierdo, Juanpi, Ique y Bateria -cinco inicial-, Fernández, Raúl Canto, Rahali, Eka, Pele y Carlos B.

6 Levante UD

Raúl, Gallo, Javi Rodríguez, Rescia y Pedro Toro -cinco inicial-, Márquez, Cecilio, Javi Alonso, Ibarra y Jorge Santos.

Goles
0-1, Pedro Toro (8). 0-2, Cecilio (15). 0-3, Pedro Toro (16). 0-4, Gallo (19). 1-4, Raúl Canto (26). 2-4, Rahali (30). 3-4, Eka (31). 3-5, Raúl (39). 3-6, Márquez (39).
Árbitro
González Moreta y Sánchez Chamorro (Castilla-León). Amarillas a los locales Jesús Izquierdo y Juanpi; y a los visitantes Javi Alonso, Jorge Santos y Márquez.
Incidencias
Palacio de Deportes de Cartagena. 1.500 espectadores.

Entrar en la Copa, que está a seis puntos cuando quedan quince por disputarse en esta primera vuelta, es una auténtica quimera. Habría que ganarlo todo en el próximo mes y este equipo, laxo y perdido, no está para grandes aventuras. Lo que toca ahora es mirar para abajo, ya que el descenso solo está a tres puntos. El problema, desde luego, no era Juan Carlos Guillamón. Desde su despido, el bagaje es de un empate y dos derrotas en tres partidos jugados en casa.

La defensa de André hace aguas como pasaba con la de su antecesor en el banquillo, a quien por cierto el club todavía no ha pagado el finiquito. Los problemas del Jimbee empiezan desde atrás, ya que a la evidente baja forma de Ique y Jesús Izquierdo se suman la despreocupación defensiva de Bateria y Eka. Hay pocas rotaciones y al cuadro cartagenero le cuesta una barbaridad competir con unas garantías de éxito mínimas contra cualquier rival, sea más o menos ofensivo, más o menos talentoso. Falta dinamismo y trabajo táctico. Todo está por hacer y el tiempo vuela.

El primer tiempo que perpetró anoche el Jimbee ante su afición fue lamentable, de los peores de las últimas temporadas en tierras cartageneras. El Levante se fue al descanso con una magnífica ventaja de cuatro goles (0-4). Javi Alonso, Rescia, Cecilio, Pedro Toro y Gallo se divirtieron en unos minutos en los que el cuadro local tiró el partido a la basura. Y pudo ser peor, ya que Javi Alonso desperdició un doble penalti. Antes había marcado uno Pedro Toro, el momentáneo 0-3.

Reacción insuficiente

Tenía que mejorar el Jimbee en el segundo tiempo. Hacerlo peor era materialmente imposible. Y cimentó su intento de remontada en el ímpetu de Juanpi y el aplomo de Eka. El brasileño hizo creer a la gente anotando el tercero, tras dos bellos tantos de Raúl Canto y Rahali. Buscó el empate el Jimbee con portero jugador, pero un error de Jesús Izquierdo, que convirtió un chut en una asistencia al meta Raúl, arruinó esa posibilidad.

 

Fotos

Vídeos