FÚTBOL SALA

El Jimbee paga la novatada

Álvarez conduce la pelota ante la presión del brasileño Batería, anoche en Santa Coloma. / lnfs
Álvarez conduce la pelota ante la presión del brasileño Batería, anoche en Santa Coloma. / lnfs

El equipo cartagenero pierde la renta de 0-3 al descanso con una segunda parte horrible y con Batería y Eka desaparecidos

LA VERDAD CARTAGENA

Mucho tiene que madurar el Jimbee Cartagena Fútbol Sala si de verdad pretende estar entre los grandes esta temporada. Desde luego, con partidos como el de anoche el objetivo se antoja complicado. Los chicos de Juan Carlos Guillamón pagaron la novatada ante el siempre correoso Santa Coloma y desperdiciaron una renta de 0-3 al descanso con una segunda parte horrible; el equipo se vio superado, confuso, y el cuadro catalán pasó por encima de los cartageneros, que se estrenaron con esmero en Ferrol pero ayer cosecharon su primer derrota del curso.

6 SANTA COLOMA

Feixas, Uri, Sebas Corso, David y Pol. También: Cardona, Álex Verdejo, Thalles, Maico y Mario.

3 JIMBEE CARTAGENA

Marcao, Raúl Canto, Juanpi, Batería y Eka. También: Rahali, Jesús Izquierdo, Fernández, Ique y Pelé.

Goles
0-1, Juanpi (15''). 0-2, Rahali (17'). 0-3, Fernández (18'). 1-3, Pol Pacheco (21'). 2-3, Sebas Corso (23'). 3-3, Thalles (34'). 4-3, Pol Pacheco (37'). 5-3, Uri Santos (39'). 6-3, Sebas Corso (39').
Pista
Municipal de Santa Coloma. Unos 100 espectadores. Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala.

Lo cierto es que la noche se planteaba bastante bien. No pudo empezar mejor, de hecho, con un gol de Juanpi a los quince segundos que enmudeció al personal de la siempre complicada pista de Santa Coloma. Nada mejor que arrancar así y enfriar al rival. Pero aquello, en realidad, fue un espejismo: Jimbee Cartagena bajó los brazos, el partido se volvió loco y ambos equipos dispusieron de ocasiones. Un descontrol que tuvo de héroe al portero Marcao; el brasileño solventó un mano a mano de Maico y otro a Thalles.

Los catalanes se adueñaron de la pelota, acumularon posesión pero descuidaron demasiado la retaguardia. Tanto, que los chicos de Guillamón, al borde del descanso, lanzaron dos contragolpes totalmente letales: un saque de banda que remató Rahali, solo para empujarla, y otra diana de Fernández: se cruzó en el camino de un disparo de Juanpi y el rebote se coló en la portería. El Jimbee Cartagena sacó petróleo de la nada antes del asueto.

Desconexión fatal

Pero en la segunda parte se fundieron los plomos para los visitantes, sometidos y negados de cara al gol. No les salió nada a los de Guillamón, que muy pronto vieron cómo el peleón Pol Pacheco y Sebas Corso recortaban distancias en tan solo tres minutos. Quedaba un mundo y el partido estaba cuesta arriba, con una oleada de ocasiones y trabajo para Marcao: un mano a mano de Verdejo y una confusión el portero con Eka casi cuestan el empate. Aquello se veía venir, más con los doble penalti fallados por Batería y Juanpi. El brasileño y su compatriota Eka estuvieron desaparecidos del mapa.

Los últimos cinco minutos se hicieron eternos para el Jimbee. En ese tramo, Santa Coloma fue un torbellino que lo destrozó todo: Thalles, Pacheco, Uri Santos y Corso destrozaron a los visitantes. La próxima semana tocará viajar a Antequera, antes del estreno en el Palacio de Deportes.

 

Fotos

Vídeos