El Jimbee tiene a Franklin, Raúl y Mellado en duda para recibir al Aspil Vidal

André Brocanelo /J.M.Rodríguez/ AGM
André Brocanelo / J.M.Rodríguez/ AGM

R. S.

Aún quedan jornadas por delante, pero tal vez la de mañana, a las 13.45 horas en el Palacio de Deportes, sea una de las primeras finales que le toca afrontar al Jimbee Cartagena, si quiere optar a la octava plaza de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). La cita es vital para los intereses de los cartageneros, porque reciben la visita de un rival directo como Aspil Vidal Ribera Navarra, noveno en la tabla y solo dos puntos por encima del Jimbee, décimo a cinco de distancia del Peñíscola, que es el equipo que ocupa el último hueco entre los mejores.

El técnico de l cuadro cartagenero, André Brocanelo, no podrá saber hasta última hora si cuenta o no con tres de sus jugadores: Franklin, Mellado y Raúl Jerez. Están «entre algodones», indicó ayer el brasileño, y hasta el entrenamiento de hoy no podrá tomar una decisión. «Soy positivo y creo que estarán». Lógicamente, si el Jimbee pierde ante el Aspil Vidal se agotarían muchas opciones, porque el calendario lejos del Palacio de Deportes es realmente complicado: aún hay que ir a las pistas de Barcelona, Levante, Jaén y Palma. Todo pasa por casa.

«Es un partido clave, un rival directo. Son partidos que no podemos perdonar los puntos. Estamos preparados, con mentalidad positiva. Con ganar por un gol de diferencia me vale. Hay que dar lo máximo. Será un encuentro muy abierto, con dos equipos verticales. Veremos muchos goles y la efectividad es importante», indicó Brocanelo.