«Al Athletic lo sigo menos; ahora soy más seguidor del Cádiz, por mi hermano»

R. S. CARTAGENA.

Al delantero del Cartagena Isaac Aketxe le encanta comer «un buen chuletón», pero sobre todo le vuelven loco «las alubias rojas». En su tiempo libre, cuando se quita la camiseta del Efesé, suele estar en su piso, en el casco histórico, y «jugar a la videoconsola». También con su gato y ver partidos de fútbol. Al Athletic, «que es el club de mi infancia, lo sigo siempre, de pequeño era socio, pero ahora soy más seguidor del Cádiz», reconoce.

El ariete vasco es una persona «familiar» y los suyos son «lo primero». En el club gaditano juega su hermano, Ager Aketxe, que tira las faltas igual que él, y siempre que puede lo ve jugar por televisión. «Lo primero de todo en mi vida es el bienestar de mi familia, de mis padres y de mi hermano. También de la gente de mi alrededor», como los empleados y directivos del club, con los que mantiene una estrecha relación.

«Actualmente, en el mundo del fútbol hay personas que prometen el oro y el moro, y luego no es así. Paco [Belmonte] y Manolo [Breis] son de palabra y nunca me han fallado. Nunca antes había tenido a directivos tan cercanos», asegura.

En el vestuario, reconoce que hay futbolistas que «aparentan mucha seriedad y no es así», como Óscar Ramírez. «Me llevo genial con él, vamos juntos a los entrenamientos. Parece el más vinagre y es un trozo de pan», dice el vasco, seguidor de la música de Izal y de las películas de Martin Scorsese.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos