Mundial Francia 2019

Una selección que mima el balón

Jorge Vilda, durante un entrenamiento. /Reuters
Jorge Vilda, durante un entrenamiento. / Reuters

Jorge Vilda es un estudioso del fútbol que presume de «tratar bien el balón, tocar en campo contrario, crear ocasiones de gol con medios asociativos»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

«Tratamos bien el balón, tocamos en campo contrario y creamos ocasiones de gol con medios asociativos». Así define Jorge Vilda el juego de la selección española, que llega a Francia con el objetivo de seguir creciendo. Para el seleccionador, las concentraciones son importantes así como las sesiones de vídeo. De hecho, han incorporado una nueva forma de trabajo con las jugadoras, a las que les mandan a sus móviles información sobre las rivales, sobre ellas mismas y sobre los conceptos que van a trabajar los días siguientes. Además, Vilda confiesa que antes de saltar al campo les pide que «sean ellas mismas, que tengan confianza y que compitamos bien».

A los que nunca han visto a España, ¿cómo les diría que juega su equipo?

Somos un equipo al que nos gusta atacar, pero si toca defender lo hacemos todas juntas. Nos gusta tratar bien el balón, tocar en campo contrario, crear ocasiones de gol con medios asociativos, pero nunca vamos a despreciar a hacer un contra ataque. Nos gusta hacer presión tras pérdida instantánea, nos gusta recuperar el balón en campo contrario y que desde que salimos al campo lo que buscamos es la portería contraria. Además, tenemos mecanismos para recuperar si lo estamos pasando mal y si tenemos un resultado a favor estamos entrenando mecanismos para tener la posesión del balón en campo contrario. Somos muy meticulosos con las acciones a balón a parado y con defenderlas bien

Está claro que en sus equipos es importante el aspecto táctico y técnico, pero cómo son las concentraciones de Jorge Vilda.

Al final cuando estamos concentrados queremos aprovechar el mayor tiempo posible. Entrenamos en torno a una hora y media o tres si hacemos doble sesión, pero hay tres pilares fundamentales para el rendimiento: el entrenamiento, la alimentación y el descanso. Esos tiempos hay que aprovecharlos al máximo, pero entre medias analizamos a los rivales y a nosotros mismos y también para que tengan tiempo libre ellas y puedan desconectar.

En su método de trabajo el vídeo es muy importante.

Nos gusta analizarnos a nosotros mismos para ser mejor selección y cuando se acerca el partido analizamos al rival. Hay un staff compuesto por Javi Egido, como analista, Montse Tomé, que es la segunda, Kenio Gonzalo, Carlos Sánchez y Javier López Vallejo, que hacen un trabajo minucioso y analítico de los rivales.

Incluso han incorporado un plan pionero con sus futbolistas.

Se les entrega información de calidad en sus móviles sobre los rivales, sobre ellas mismas y sobre jugadas de estrategia en ataque y en defensa. Es información que luego vamos mostrando día a día en los entrenamientos. Le enviamos sus puntos fuertes, sus puntos débiles, cómo atacan, como defienden, las acciones a balón parado… e intentamos que coincidan con los entrenamientos.

Y recibe un feedback de las jugadoras. ¿Les gusta que les digan en lo que fallan y en lo que aciertan?

Teníamos ciertas dudas al principio cuando les empezamos a enviar la información, sobre todo la individual y la del equipo contrario. Pero hablando con ellas nos hemos dado cuenta que lo ven, que lo estudian, que lo analizan y que les gusta, se interesan y conocen a todas las jugadoras. Es una forma de trabajar que te permite anticiparte a lo que va suceder gracias a un gran análisis.

Además será una forma de enriquecer los comentarios. Muchas de las rivales son compañeras de equipo de las jugadoras españolas.

Siempre que se pueda aportar abrimos las puertas a todos los que estamos en la reunión porque siempre se puede mejorar. Hay jugadoras que conviven día a día con algunas jugadoras de otras ligas y que luego son rivales y que nos pueden aportar información necesaria que nosotros no conocemos. Soy partidario de hacer las cosas más por convicción que por imposición y por eso el diálogo entre las jugadoras y el cuerpo técnico es clave. Conociendo lo que ellas piensan podemos ser más fuertes.

En una cita tan importante como un Mundial, la convivencia es clave para el éxito.

Ellas lo ponen muy fácil. Soy el primero que quiere que haya un buen ambiente y que seamos un equipo alegre, pero que cuando haya que trabajar con seriedad seamos los primeros. Siempre percibo una mentalización para el entrenamiento, para la preparación de los partidos, del prepartido… y luego cuando podemos divertirnos, lo hacemos.

Percibo que quiere un equipo que sea un grupo de amigas.

Somos conscientes de que hay que trabajar pero que de vez en cuando tiene que haber un día libre o un rato libre para hacer un stop y volver con las pilas cargadas.

¿Qué les dirán a las jugadoras antes del partido de Sudáfrica?

Intentamos no repetir mucho y sorprender e improvisar. Incluso con algunas a las que llevo 10 años entrenándolas intento sorprenderlas con mis palabras. Les digo que sean ellas mismas, que tengan confianza y que compitamos bien. Que estemos dispuestos a estar mentalmente por encima del rival y ser capaces de anticiparnos.