Mundial Francia 2019

Irene Paredes: «Podemos ganar a cualquiera»

Irene Paredes, central de la selección española. / Jesus M Garzaron Valero I Vídeo: Virginia Carrasco

La central de la selección y del PSG afronta su segundo Mundial con la intención de «hacer un buen papel»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Irene Paredes lleva toda la vida con un balón en los pies. «Empecé a jugar de pequeña en las calles de Legazpia y mira dónde he llegado», recuerda antes de desvelarnos que «un día, jugando al fútbol, di con el balón en lo cables de la luz y dejé a todo el pueblo sin luz». La central, que milita en el PSG, no es de un referente concreto y refiere quedarse con «la gente con valores y que los muestra». Deportistas como «Carles Puyol, Vero Boquete, Rafa Nadal…», de los que prefiere quedarse «con un poco de cada». Aficionada a la música, toca la guitarra aunque confiesa que «mejor como central», ríe.

La futbolista del PSG, una de las veteranas de la selección, sabe que conseguir algo importante en el Mundial será complicado porque «más que ganar he perdido muchas cosas». En su segundo Mundial, ya estuvo presente en el de Canadá en 2015, llega con la confianza de «haberlo preparado bien» y con el optimismo de que «se puede ganar a cualquiera».

Una futbolista siempre quiere ganar, pero en el Mundial sólo gana uno.

Me gustaría ganar muchas cosas con el club y con la selección, pero más que ganar he perdido muchas cosas. Si fuera por los títulos que he ganado no me compensaría, pero me gustaría seguir creciendo y ganar cosas importantes como una Champions, una Copa del Mundo…

Si pudiera pedir un deseo…

Ganar una Champions con el club y ganar un Mundial con la selección.

¿Cómo llega a la cita mundialista?

Con muchas ganas porque veo que tenemos un grupo muy bueno y que vamos cogiendo experiencia. Se ha preparado muy bien y hemos visto que podemos ganar prácticamente a cualquier y hemos venido con ganas de hacer algo bonito.

¿Qué supone para usted participar en su segundo Mundial?

Un Mundial es a lo máximo a lo que puedes aspirar como futbolista. Es un evento Mundial, encima en Francia, que estoy jugando allí y me parece increíble estar en esa lista. Además, que se acerque gente conocida siempre da un plus de energía. ¿El objetivo? Hacer un buen papel.

Hacer un buen papel y…

Hay que tener los pies en el suelo. Somos bastante nuevas en torneos importantes y es el segundo Mundial. La mayoría de selecciones llevan participando muchos años y hay que ser conscientes de ello. Podemos hacerle frente a cualquier y con una pizquita de suerte podremos hacer grandes cosas.

Hablábamos antes de derrotas y títulos. ¿Cómo de importante es saber perder?

Hay que saber perder porque es una opción. De hecho, pierden más que los que ganan, que suele ser uno. He perdido muchas finales, pero son momentos puntuales, disfruto del día a día y de todas las experiencias. Por esa parte está claro que he ganado.

Este Mundial puede marcar un antes y un después en el fútbol femenino. Desde luego tienen a todo el mundo pendiente.

Me hace feliz porque disfrutamos de esto. Aunque nunca pensé en ser profesional, está bien que el trabajo se reconozca y que la gente se enganche. Está bien ver cómo crece. En Francia, por ejemplo, nos llevan años de ventaja, pero la evolución que se están dando en España no se está dando allí y eso que con el Mundial se ha avanzado mucho.

¿No se cansa una de que siempre se les compare con el fútbol masculino?

Es malo compararnos porque nos llevan muchos años de ventaja. Hay que dar a conocer el fútbol femenino e intentar enganchar a la gente y que estemos presentes en el día a día, en las redes sociales, en los telediarios… y que vengan a animarnos, claro.

Entonces de los salarios no hablamos…

Es imposible acercarse a los salarios de los chicos porque no se puede comparar nadie. Es algo desorbitado. No creo que nadie merezca todo ese dineral por hacer un deporte. Ellos lo mueven y no sé si está bien o mal. Quiero que las futbolistas tengamos unas condiciones y un salario justo.

¿Siempre has tenido claro que querías ser futbolista?

Nunca me lo plantee como tal. Desde muy pequeña empecé a jugar al fútbol, siempre he estado con un balón en los pies y se me han dado diferentes oportunidades que he aprovechado.

¿Cuáles son tus referentes deportivos?

La gente con valores y que os muestra. Carles Puyol, Vero Boquete, Rafa Nadal… pero no me quedo con uno, prefiero coger un poco de cada.

¿Cuáles son sus aficiones?

Pasear con mi perra, he empezado a tocar la guitarra, pero no soy muy friki de nada.

¿Qué le ha costado dejar para ser futbolista?

Quizá los momentos con amigos y familia. Que al final y ahora más estando en París hay muchas veces que no puedes estar en el cumpleaños, en una cena, en el día a día y que muchas veces no puedes estar.