El Tour, la segunda casa de Valverde

A la izquierda, Valverde en su primer Tour (2005); en el centro, en el podio (2015); a la derecha, este año. / AFP
A la izquierda, Valverde en su primer Tour (2005); en el centro, en el podio (2015); a la derecha, este año. / AFP

Tras alcanzar su duodécima participación en la ronda gala, el murciano iguala a Indurain y García Acosta

Paco Lastra
PACO LASTRA

Alejandro Valverde, Miguel Indurain y Chente García Acosta están empatados. Y es que los tres han participado doce veces en el Tour de Francia, cuatro menos que un inalcanzable Haimar Zubeldia, que es el ciclista español que en más ocasiones ha corrido la ronda gala: 16, de 2001 a 2017, con la excepción de 2010, año en el que sufrió una caída en el Dauphiné Libéré que le impidió correr el Tour. El murciano podría haber igualado al guipuzcoano en 2020, pero Valverde, que tomó la salida por primera vez en 2005, se perdió las ediciones de 2009, 2010 y 2011. Fue un parón obligado.

A los 35 años logró el sueño de su vida: subir al podio de los Campos Elíseos, cuando fue tercero en la general

En 2005, el entonces corredor del Illes Balears decidió abandonar el Tour, tras no recuperarse de unas molestias en la rodilla izquierda producidas en la contrarreloj por equipos de la etapa cuarta. El nombre del murciano sonó con fuerza en aquella edición, ya que ganó la etapa alpina de Courchevel por delante de Lance Armstrong. Se bajó de la bicicleta cuando estaba situado quinto en la clasificación general, a 3 minutos y 16 segundos del liderato.

Lo volvió a intentar en 2006 y tampoco acabó. Duró tres etapas. Abandonó tras sufrir una caída en la jornada que se disputó entre Esch sur Alzette y Valkenburg. Valverde, que fue evacuado a un hospital de la zona, sufrió una fractura de la clavícula derecha. El murciano era quinto en la general y uno de los favoritos a ocupar un puesto en el podio final. El estado de forma del de Las Lumbreras era excelente, tal y como demostró en la etapa prólogo en la que acabó quinto, y aquel 2006 pudo haber sido su año gracias a la ausencia de los grandes favoritos.

En 2007, el jefe de filas del Caisse d'Epargne acabó la carrera en sexta posición en un año en el que el triunfo final fue para Alberto Contador. «He aprendido mucho en este Tour, me llevo la confianza para regresar y luchar por el podio», dijo Valverde, que cumplió su objetivo de terminar la ronda gala por primera vez.

Líder el primer día

El Tour de 2008 comenzó como acabó el de 2007: con un maillot amarillo español. Alejandro Valverde venció en la primera etapa de la ronda gala. El flamante campeón de España llegó a su gran reto del año en un gran estado de forma. La victoria de Valverde, la segunda de las cuatro que ha logrado, fue una lección de potencia y fuerza. En la quinta etapa sufrió una caída que le dañó un codo y la rodilla derecha, pero se repuso y repitió triunfo de etapa en la sexta jornada. Aquel año fue octavo.

En 2009 empezó la pesadilla. El Caisse d'Epargne descartó a Valverde para correr el Tour ese año. Su presunta implicación, que nunca se demostró, en la 'operación Puerto' pesó lo suyo y 2010 y 2011 los pasó sin competir en las grandes rondas. Demasiado castigo.

En su regreso a las carreteras francesas en 2012 repitió triunfo de etapa. Fue en los Pirineos. Se emocionó, por eso lloró. Sabía lo que había tenido que padecer para volver a lo más alto del podio en el Tour. «Se me saltaron las lágrimas por la emoción, por todo lo que nos ha costado conseguir este triunfo», dijo.

En 2013 regresó al 'top ten' de la general. Acabó octavo, en una edición en la que ayudó a subir al podio a su compañero y joven promesa en el futuro del ciclismo, el colombiano Nairo Quintana. Valverde perdió sus aspiraciones a la general por culpa de un pinchazo en la etapa 13, cuando era segundo y tras haber realizado grandes etapas en la montaña.

Subir al podio era su objetivo en 2014, pero acabó cuarto tras quedarse fuera en la crono final. El líder del Movistar cruzó la meta en el puesto 28, 1 minuto y 16 segundos después de Pinot y casi a dos minutos de Péraud. El murciano tenía que remontar 15 segundos a Pinot para lograr la segunda plaza y tan solo dos a Péraud para subirse al tercer cajón, pero fracasó.

En 2015, por fin, subió al podio. Fue tercero. A los 35 años, el ciclista murciano consiguió el sueño de su vida: subir al gran escenario de los Campos Elíseos. «Es algo por lo que he luchado toda mi vida y al final lo he conseguido», dijo entre sollozos. Su compañero Nairo Quintana lo retrató perfectamente: «Hay muy pocos corredores como Alejandro. Es uno que gana carreras de un día, de una semana y de tres semanas, y que está igual de competitivo en enero que en diciembre. Una década lleva a este ritmo. Es un grandísimo corredor y una maravillosa persona».

Aparatosa caída

En 2016 fue sexto y en 2017 abandonó la carrera por tercera vez. En el prólogo, una etapa contrarreloj, sufrió una aparatosa caída debido a la lluvia, por lo que debió retirarse de la competición el primer día. Sufrió una fractura de la rótula y del astrágalo izquierdo, que le mantuvo alejado de las carreteras durante toda la temporada, en la que estaba siendo su mejor campaña con diferencia. «El año que viene no quiero Tour», dijo el murciano refiriéndose a la edición de 2018, para la que ya no se sentía favorito, pero si Valverde está activo y el Movistar acude a la cita francesa sin el de Las Lumbreras, al Tour le falta algo. Con Quintana y Landa formó el tridente del Movistar, acabó en un discreto puesto 14. El pasado domingo concluyó su 12ª participación. Fue noveno.

Hasta el final de la temporada 2021. Esa es la fecha que se ha puesto el ciclista murciano para competir al máximo nivel tras renovar su contrato con el Movistar. A partir de ahí, presumiblemente colgará la bicicleta y seguirá vinculado hasta 2024 en el mismo equipo, pero ya a nivel de gestión en la estructura de Eduardo Unzue. Tiene por tanto otros dos años para regresar al Tour. Aunque no tiene tiempo de alcanzar a Zubeldia, sí que puede superar a Miguel Indurain y a García Acosta.

Luis León Sánchez también está en el 'club de los cuatro'

Alejandro Valverde ha logrado cuatro triunfos de etapa en el Tour de Francia, los mismos que el muleño Luis León Sánchez y que otros ilustres del pelotón ciclista como Eduardo Chozas, Pedro Delgado y Óscar Freire. Miguel Indurain, con catorce victorias, es el corredor español con más triunfos de etapa en la ronda francesa, seguido de Luis Ocaña (9), Federico Martín Bahamontes (7) y Julio Jiménez Muñoz (5).