Luisle-Bala, otro duelo para la historia

Luis León cruza la meta de la Vuelta a Murcia. /Guillermo Carrión / AGM
Luis León cruza la meta de la Vuelta a Murcia. / Guillermo Carrión / AGM

El muleño arrebata el triunfo al campeón del mundo, al igual que el año pasado, en una Vuelta a Murcia que vuelve a recuperar prestigio con dos etapas

JUAN ANTONIO CALVO

Cuando Alejandro Valverde y Luis León Sánchez aparecieron por la Gran Vía, nada más cruzar el Puente de los Peligros, un murmullo de admiración se pudo escuchar entre los aficionados que esperaban impacientes para ver el final de la segunda etapa y de una Vuelta a Murcia-Gran Premio Banco Sabadell que este año ha recuperado prestigio al contar con dos jornadas. Los muchísimos espectadores que se habían dado cita en la arteria murciana no se podían creer lo que estaban viendo: allí aparecían los dos mejores corredores de la Región de la historia y, como el año pasado, se iban a jugar al esprint el triunfo en la ronda murciana, que este año ha alcanzado su 39ª edición. Dos colosos, el muleño del Astana contra el actual campeón del mundo y un triunfo que, sí o sí, se iba a quedar en la Región.

Pero para llegar ahí tuvieron que pasar muchas cosas en una etapa que arrancó en Beniel y se presumía muy movida. No defraudó las expectativas, algo normal teniendo en cuenta que por el camino estaban el Collado Bermejo y la Cresta del Gallo, esta a solo 20 kilómetros de la meta. En los inicios de la etapa el Astana sometió al Movistar a un férreo control, a la par que defendía a su 'maillot' amarillo, el ganador de la primera etapa en San Javier, Pello Bilbao.

Control total del Astana

En la carrera no se movía nadie sin que lo aprobase el conjunto kazajo. Los siete corredores del Astana -acudieron a la Vuelta a Murcia con solo siete hombres en vez de los ocho habituales- estaban al quite siempre y no permitieron que nadie se adelantara ni siquiera unos metros. El único desliz se produjo en el alto del Garruchal cuando diez corredores iniciaron un intento de fuga, pero no llegaron a tener más de 22 segundos de ventaja. Si el Astana no se inquietó fue porque entre ellos no había nadie del Movistar ni ningún otro corredor que pudiera amenazar el liderato de Pello Bilbao.

Los primeros espadas estaba a la espera de que llegara el Collado Bermejo, un alto que iba a agitar la carrera y a propiciar la primera criba. Y entre la subida y la bajada del puerto se desataron las hostilidades. Así, a los doce corredores que llegaron al alto por delante se unieron unos cuantos más en la bajada. En total eran 35 unidades con los principales favoritos, que eran los que se iban a jugar la etapa y la carrera en los kilómetros que restaban hasta la meta. Entre ellos figuraban los cinco murcianos de esta ronda regional: Rubén Fernández, Rojas y Soto, además de Luisle y Valverde.

La primera gran selección estaba hecha. Faltaba la segunda y definitiva, que iba a establecer la Cresta del Gallo. Estaba claro que entre quienes salieran airosos de este alto iba a estar el triunfo. Y ahí fue cuando se demostró que las mejores piernas eran las de Alejandro Valverde y Luis León Sánchez. De nada sirvió que el burgalés Madrazo intentara salir en solitario, porque los Astana Fuglsang y el propio Luisle salieron a por él y lo devolvieron al pelotón.

No fue ya tan fácil parar al campeón del mundo. Alejandro Valverde saltó y se fue en solitario. Solo lo pudo seguir, aunque a distancia, su paisano Luis León. Así, fue el de Las Lumbreras quien coronó en primer lugar la Cresta del Gallo, aunque en la bajada el muleño arriesgó más y le dio caza. Otra vez la pareja letal, los dos amigos frente a frente, que se presentaron solos en la entrada a la Gran Vía.

Valverde era quien había llevado todo el peso de la escapada. El muleño no le dio ningún relevo puesto que tenía detrás al líder y su compañero de equipo, Pello Bilbao. Así, Luisle llegó algo más descansado a la recta final y a unos doscientos metros de la meta dio un arreón que cogió desprevenido a su paisano Valverde, repitiendo triunfo en la Vuelta a Murcia mientras unos metros por detrás el Bala reconocía con deportividad la victoria del muleño, aplaudiendo en el momento en que este último entraba en la meta.

El muleño Luis León Sánchez se volvió a coronar este sábado como vencedor de la Vuelta Ciclista a Murcia al imponerse por segundo año consecutivo al también murciano Alejandro Valverde, campeón del mundo y que partía como gran favorito.

Valverde, como ocurrió en 2018, fue superado por su amigo en la misma llegada, ubicada en la Gran Vía Escultor Salzillo de la capital del Segura.

La vuelta, que ha doblado su trazado y ha pasado a tener dos etapas, estuvo a la altura de lo esperado. Después de la primera jornada, entre Yecla y San Javier, en la que venció Pello Bilbao, en la segunda y definitiva se impuso Luis León, del equipo kazajo Astana, que arriesgó en el tramo final y obtuvo el premio a su esfuerzo con un éxito decidido por puestos, ya que su tiempo final fue el mismo que el de Valverde.

El hecho de vencer por delante del campeón mundial da más valor a este logro que el de Mula obtuvo completando los 177,3 kilómetros entre Beniel y Murcia en 4 horas, 14 minutos y 33 segundos, el mismo tiempo que empleó el jefe de filas del Movistar Team.

Por detrás, a 13 segundos, cruzó la línea de meta el italiano Matteo Trentin, del Mithcelton Scott, que dio tiempo a un primer grupo perseguidor formado por cinco corredores, entre ellos Pello Bilbao, quien perdió el liderato que había logrado hacía menos de 24 horas con su triunfo en San Javier. Los tres segundos de renta que tenía fueron insuficientes.

La gran batalla se libró en la subida al alto de la Cresta del Gallo, a poco más de 12 kilómetros de la meta, pues la primera y larga fuga, como se preveía, no fructificó como querían sus protagonistas.

En la última escalada del día, a la que llegó el pelotón algo castigado después de subir el Collado Bermejo, Valverde atacó con decisión y Sánchez no pudo seguir su rueda en principio, aunque luego se la jugó en la bajada hasta conectar con el de Las Lumbreras.

Luis León: «Es especial ganar en casa»

«Es especial ganar en casa y delante del mejor corredor del mundo», señaló Luis León, quien se mostró agradecido a sus compañeros en la formación kazaja por trabajar para hacer posible su victoria. «Lo primero que quiero hacer es dar las gracias al equipo por lo hecho en estos dos días de competición, que se ha traducido en resultados pues ganamos primero con Pello Bilbao y luego conmigo», comentó, aludiendo al desenlace de las dos etapas de la ronda murciana con finales en San Javier el viernes y en la capital del Segura este sábado.

El ganador de la general admitió que pasó «un mal momento» en la subida a la Cresta del Gallo, alto ubicado a poco más de 12 kilómetros de la línea de meta y en el que atacó Valverde. «Lo solucionamos y pude ganar a Alejandro, quien hizo los dos últimos kilómetros a un fuerte ritmo y yo me puse a su rueda. Él se vació incluso más que yo en un tramo final en el que no pudimos hablar mucho porque íbamos muy rápido y tuve la suerte de llevarme la etapa y también la clasificación general», manifestó.

El de Mula se acuerda de los malos ratos que ha vivido meses atrás. «Tras caída en el Tour de Francia y el proceso de recuperación soporté momentos difíciles, pero me vuelvo a sentir bien y competitivo. Es especial y muy importante para mi cabeza ganar en casa y delante del mejor corredor del mundo», señaló, al tiempo que hizo público su deseo de «que lleguen más triunfos para el equipo».

Valverde: «Da gusto que gane un murciano en Murcia»

Por su parte, Valverde, de 38 años y natural de las Lumbreras de Monteagudo, también valoró su segundo puesto y, por encima de eso, la fiesta que vivió el ciclismo regional. «Da gusto que gane un murciano en Murcia, aunque no haya sido yo. Tenemos que estar contentos porque esta Vuelta goza de buenos ciclistas de la tierra y que dure», destacó el corredor que más veces ha ganado la ronda autonómica, hasta en cinco ocasiones, aunque en las dos últimas ediciones ha sido segundo.

«Las sensaciones son muy buenas y cuando hay dureza estoy con los mejores e incluso mejor que ellos», aseguró. Además, admitió que «lucir el maillot de campeón del mundo en mi tierra ya es una victoria» y que está «cerca» de ganar, pues en la Vuelta a la Comunidad Valenciana acabo igualmente segundo.

«El pasado año vencía y en éste se me resiste», indicó. «Arranqué en la Cresta del Gallo, pero Luisle arriesgó en la bajada, me alcanzó y luego me superó en la llegada», explicó.

Fue, sin duda, un espectacular duelo entre Sánchez y Valverde, como se encargó de indicar el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, presente en la Gran Vía Escultor Salzillo.

«Esta carrera es un referente internacional, con una organización de 10, un recorrido de 10 y los ciclistas murcianos estando en el top. El duelo entre Luis León y El Bala nos ha hecho vibrar a todos», señaló el presidente del Ejecutivo autonómico en declaraciones a Onda Regional.