Trofeo Ciudad de Cartagena

Fiesta «en medio de un patatal»

Tres atletas cruzan la meta, con la pancarta reivindicativa de los padres al fondo. / pablo sánchez / agm
Tres atletas cruzan la meta, con la pancarta reivindicativa de los padres al fondo. / pablo sánchez / agm

El mal estado de la pista de atletismo no pasa desapercibido para padres, monitores y usuarios en el trofeo Ciudad de Cartagena

RUBÉN SERRANO CARTAGENA

«Es una vergüenza». «Estamos en medio de un patatal». «Los aseos no tienen ni un mínimo de higiene». Tan solo era necesario tomar asiento en una de las 200 butacas de la pista municipal de atletismo para comprobar el sentir de los cientos de familiares que ayer asistieron a la edición número 33 del trofeo Ciudad de Cartagena, la primera en la historia en la que no se disputaron pruebas de lanzamiento. El Ayuntamiento adjudicó a la empresa Construcciones y Excavaciones Sánchez López la resiembra de la pradera verde, entre otras mejoras, y no la terminó a tiempo (la previsión era acabar en febrero) para un evento de primer nivel: durante dos horas, más de 300 atletas de toda España y de todas las edades participaron en 22 pruebas (12 absolutas y 10 infantiles), todas ellas en el tartán, en la colchoneta y los agujeros de tierra vegetal para el salto.

Fue una jornada festiva, llena de vida y marcada por el fuerte viento, que impidió a algunos participantes batir récords. La competición la organizó el UCAM Atletismo Cartagena, que se llevó más de una veintena de medallas en las diferentes modalidades. La novedad este año era el incremento de las cuantías. Los primeros puestos estaban premiados con 50 euros y las mejores marcas, con 100. El espectáculo lo dio Mohamed Katir en los 1.000 metros. El marroquí, campeón de España absoluto de 3.000 metros, no dio opción a sus rivales y se paseó en la final. Cruzó la meta en 2:26.36.

Pero inevitablemente, el estado de la pista de atletismo fue motivo de crítica de los asistentes. La instalación es de 1986 y, en este tiempo, sus mejoras han sido escasas. La suspensión de las pruebas de lanzamiento fue la gota que colmó el vaso de los padres del UCAM Cartagena. De hecho, colgaron una pancarta donde se podía leer 'Cartagena, por una pista digna'. «Es lamentable. No he visto nada igual en otras instalaciones», criticó una madre, Cristina Cepillo, que ha sufrido la demora en la pradera: su hijo pertenece al club Elcano, filial del UCAM, y tiene que entrenar en el Palacio de Deportes. El mayor lo hace en la pista del Ensanche-Almarjal y gracias a su amiga, Dolores Sánchez, pueden ahorrarse un viaje en coche. «Es la peor instalación que he visto nunca», dijo esta última, también madre de otro usuario.

Mohamed Katir puso en pie al público y dio un gran espectáculo en los mil metros

La tierra esparcida de la pradera, el desgaste de los asientos, del tartán y de la zona peatonal y del resto de infraestructuras tampoco pasaron por alto para el resto de deportistas, como el director técnico del Club Atletismo Murcia, Jaime Pardo. «Es una pena que una ciudad con un trofeo de tradición tenga esta instalación. No hay un mismo juego de vallas, no hay suficientes asientos [200, de los sobrantes que quitaron del Palacio] ni un módulo para que los deportistas puedan calentar dentro de la pista, antes de competir». Lo hicieron en la vía pública, en los alrededores.

La resiembra está prevista que empiece el lunes, al igual que el proceso para eliminar el asfalto de la zona peatonal y sustituirlo por una capa de hormigón. La pista deberá estar cerrada durante unos días, para no pisar el nuevo suelo. Ese día entrenarán 200 atletas y el UCAM Cartagena ha solicitado por escrito al Ayuntamiento que concrete los planes, para buscar una alternativa en otra pista. Aún no ha obtenido respuesta. El sistema de riego, con seis cañones y un depósito, está instalado, pero no han probado si funciona. También hay que desbrozar el terreno (tiene piedras) antes de plantar las semillas.

Mora no aparece y Diego Ortega, del PP, entrega las medallas

Ningún responsable del Gobierno municipal, del PSOE, acudió ayer a la edición 33 del trofeo Ciudad de Cartagena, un evento de primer nivel celebrado en la pista municipal de atletismo. Ocurrió en plena polémica por el estado de la instalación, con una pradera inacabada que impidió disputar las pruebas de lanzamiento por primera vez en la historia. No apareció el concejal de Deportes, Manuel Mora. El único responsable del área que se dejó ver fue Eduardo Armada, jefe del servicio. Este diario intentó, sin éxito, conocer el motivo, pero no obtuvo respuesta. El edil del PP Diego Ortega (que ya ocupó ese cargo en Deportes) fue el encargado de entregar las medallas a Maika Cuenca, Cristina Esteban Husillos y Bárbara Frías, las tres primeras en 100 vallas. Sí fue la candidata popular a la alcaldía, Noelia Arroyo, y el director general de Deportes, Alonso Gómez López. También Manuel Padín, de Ciudadanos.