Atletismo

La importancia y dificultad de marcarse un objetivo

Participantes en pasada edición de a Ruta de las Fortalezas./Pablo Sánchez / AGM
Participantes en pasada edición de a Ruta de las Fortalezas. / Pablo Sánchez / AGM

La clave está en ser realista valorando las capacidades y circunstancias personales de tiempo y medios del deportista

SERGIO CONESAMurcia

El inicio de un entrenamiento nace al marcarse un objetivo, bien sea para la mejora de la salud, el rendimiento deportivo o la simple mejora de la condición física. El problema es que podemos encontrarnos con tres situaciones totalmente diferenciadas, según explican José Antonio Alcaraz y David Manzano, entrenadores del Grupo Alcaraz.

Cabe la posibilidad de plantear objetivos excesivamente ambiciosos, sin ser consecuentes con los antecedentes deportivos previos, ni con el camino que hay que recorrer de esfuerzos y sacrificios. Unas metas demasiado exigentes con las capacidades del atleta pueden ocasionar una desmotivación y la pérdida de la ilusión al ver que no se logran los retos.

Los objetivos realistas son aquellos que pueden llegar a conseguirse valorando las capacidades del deportista, medios de los que dispone y las circunstancias personales entre otros aspectos. Puede ser que no alcance el reto, pero existen altas probabilidades de lograrlo.

También es posible que cuando los objetivos son muy poco ambiciosos para las capacidades del corredor, no dé el 100% y al final termine siendo poco estimulante.

La clave, según los preparadores del Grupo Alcaraz, está en ser consecuente, que no se trata de otra cosa más que ser realista valorando las capacidades y circunstancias personales de tiempo y medios del deportista. Siempre teniendo presente que para conseguir el objetivo marcado tendrá que esforzarse y salvar los obstáculos y dificultades que seguro surgirán.

La progresión y la situación de cada persona es única. Por lo cual lo ideal es no dejarse arrastrar por amigos o compañeros de entreno a la hora de fijarse metas ya sea de rendimiento o de actividad. Lo ideal para los técnicos David Manzano y José Antonio Alcaraz es dejarse asesorar por el entrenador antes de tomar decisiones de las que luego pueda arrepentirse el corredor.

Por lo tanto, algunos consejos que tener en cuenta para lograr los objetivos son:

-Proponerse un objetivo, acorde con las capacidades y circunstancias personales de tiempo y medios disponibles.

-Modificar si es necesario el objetivo según las circunstancias (bien sean dificultades que surjan o no rendir como se preveía en un inicio).

-No caer en el error de ser poco ambicioso, lo cual a la larga hará repercutirá en una pérdida de rendimiento deportivo. Todo el mundo es capaz de mejorar, superarse y hay que tener confianza en uno mismo.

-Ante la duda en el camino hacia el objetivo, contar con el entrenador para plantear nuevas vías, objetivos y lograr los mejores resultados.