Entrenamiento de fuerza en mujeres: el suelo pélvico

Un grupo de corredoras del Grupo Alcaraz durante un entrenamiento./LV
Un grupo de corredoras del Grupo Alcaraz durante un entrenamiento. / LV

El fortalecimiento de esta zona ayuda a prevenir lesiones y a mejorar el rendimiento deportivo

SERGIO CONESAMurcia

«El entrenamiento de fuerza en atletas debería estar presente en cualquier plan de preparación, ya que ayuda a prevenir lesiones y a mejorar el rendimiento deportivo», explican los entrenadores del Grupo Alcaraz José López y Angélica Ginés. Sin embargo, en el caso de la mujer, «en muchas ocasiones se evita incluir el trabajo de fuerza en sus entrenamientos por la falsa creencia de que ello supondrá aumento de volumen, o porque crean que no tiene beneficios para su rendimiento final», añaden.

Por otro lado, señalan también los preparadores que «habría que destacar la importancia de incluir dentro de las rutinas de fuerza la del trabajo del suelo pélvico, al considerarse de gran relevancia dentro de la salud deportiva». Cualquier mujer que practique deporte, con mayor o menor frecuencia, debería llevar a cabo un trabajo específico del suelo pélvico. De esta manera, «evita importantes problemas de salud, como el prolapso o el descenso de órganos de la pelvis».

El suelo pélvico está formado por un conjunto de músculos y ligamentos que cierran el suelo de la pelvis, cuya función principal es mantener su posición correcta y sostener los órganos. Una de las principales razones del trabajo del suelo pélvico es la incontinencia urinaria. El colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), alertó que entre un 20% y un 51% de mujeres deportistas de entre 25 y 45 años sufren de incontinencia urinaria, independientemente de si son madres o no.

Otra de las justificaciones, según López y Ginés, «es que el esfuerzo abdominal y el impacto que muchos deportes, como el 'running', suponen para el suelo pélvico, causan un riesgo elevado de prolapso que se va incrementando con el tiempo si no se realiza un trabajo específico para reforzar la musculatura del suelo pélvico. Una de las consecuencias del debilitamiento de esta musculatura en mujeres es la aparición de disfunciones sexuales».

En definitiva, el fortalecimiento del suelo pélvico en mujeres es una necesidad para el cuidado de su salud en el presente y en el futuro. Por ello, los entrenadores del Grupo Alcaraz teniendo en cuentas estos condicionantes incluyen dentro de sus rutinas de entrenamiento ejercicios como los de 'Kegel' (contracción de los músculos del suelo pélvico), con el fin de paliar las molestias o problemas que ya se padezcan y/o prevenir futuras complicaciones.