Atletismo

Aprender a competir

Dos atletas celebran su llegada a meta. /LV
Dos atletas celebran su llegada a meta. / LV

Las carreras conllevan dar el 100% para demostrar todo aquello que el corredor ha estado trabajando, pero en ocasiones todo ese camino no se plasma en el resultado

SERGIO CONESAMurcia

Muchas personas dedican gran parte de su ocio a entrenar con una serie de objetivos. La gran mayoría de estos buscan mejorar, marcarse retos y metas, siendo la competición el mecanismo que se usará para conseguir lograrlos. Competir conlleva dar el 100% para demostrar todo aquello que se ha estado trabajando semanas, meses o incluso años atrás, pero en ocasiones todo ese camino no se plasma en el resultado. ¿Qué causas pueden hacer que el día clave no salga como esperaba el deportista? Los entrenadores José Antonio Alcaraz y David Manzano del Grupo Alcaraz ofrecen una serie de recomendaciones para conseguir mejores resultados.

Gestión de la presión: una de las principales causas de no lograr el éxito en competición es tener un exceso de presión o estrés y no saber como gestionarlo. Es fundamental realizar estrategias para saber llevar esta presión ( como técnicas de relajación o de sugestión positiva).

Exceso de intensidad/volumen en los entrenamientos: muchas veces los atletas piensan que por entrenar más o más rápido se logrará un mejor resultado. Pero no se tiene en cuenta que la asimilación de entrenamientos puede no lograrse si la carga es excesiva. Lo fundamental es tener un plan claro, con los objetivos marcados y con un asesoramiento adecuado.

Falta de recuperación: según la duración de la prueba, la intensidad y el volumen de entrenamiento deben reducirse para lograr el fenómeno conocido como 'la supercompensación'. Diferentes estudios identifican que lo mejor es reducir el volumen hasta un 70%, manteniendo la intensidad. Por ejemplo, si el corredor hace cinco series de 2000 metros en 8 minutos, hacer dos series de 2000 metros en 8 minutos.

Competir en exceso: en ocasiones se tiende a participar en numerosas competiciones buscando mejorar la marca de forma constante. La competición es el resultado de los entrenamientos y si se compite en exceso y no se entrena llegará un momento de estancamiento e incluso una reducción del nivel de forma física.

Falta de motivación: es el factor clave para lograr dar el 100% en la competición.

En definitiva, según los preparadores del Grupo Alcaraz, ser consciente de las posibilidades y objetivos de cada corredor, estar motivado, seguir un plan de entrenamiento adaptado y tener una gestión adecuada del estrés son los aspectos más importantes para llegar con garantías a la competición.