Rafa Monclova: «El proyecto era demasiado atractivo como para rechazarlo, aunque esté perdiendo dinero»

Rafa Monclova, junto al Príncipe de Asturias. / nacho garcía / agm
Rafa Monclova, junto al Príncipe de Asturias. / nacho garcía / agm

El entrenador del Real Murcia Baloncesto tiene líder a su equipo, en su segunda experiencia en la ciudad tras tres años en la desconocida liga danesa

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA MURCIA.

Su Real Murcia está siendo una de las grandes sorpresas de la LEB Plata, que lidera en estos momentos en su Conferencia Este, y en la que quedó a un partido de entrar en la final por la Copa de esta categoría. El técnico Rafa Monclova (Sevilla, 1973) ha llegado después de tres años en el desconocido baloncesto danés, y con él llegaron hasta ocho jugadores nuevos. Pero, a pesar del buen momento que atraviesan los suyos, no quiere oír hablar de nada que no sea el día a día de un equipo que le ha traído de vuelta a su estimada Murcia, donde este sevillano logró el ascenso a ACB de 2003 con el club vecino.

-Aunque a principios de temporada no fuera el objetivo principal, ¿tiene la espinita de no haber alcanzado la Copa?

Para nosotros fue una decepción, pero tenemos que entender que no era uno de los objetivos principales. Cuando estás a solo un partido de conseguirlo se crearon muchas expectativas, y eso nos condicionó mucho porque el equipo jugó con demasiados nervios. Pagamos el precio. Hablaba con un entrenador ACB y me decía que si hubiésemos jugado fuera probablemente hubiéramos tenido muchas más opciones de ganar porque el equipo habría estado más liberado, yo creo que se vio que estaba hecho un flan. Lo bueno es que podemos aprender de estas cosas y que ojalá sigamos jugando este tipo de partidos.

-La temporada pasada el equipo también empezó con unos resultados que mejoraban las previsiones que dieron paso más tarde a una mala dinámica. ¿Teme que este año pueda pasarle a usted?

Tenemos que hacer un balance de lo que ha sido la primera vuelta. El objetivo es estar entre los seis primeros y no ha cambiado. Ojalá siga habiendo buenas expectativas hacia nosotros, eso querrá decir que el equipo sigue en la buena senda. No me preocupa que se generen cotas más altas, eso te dice que estamos haciendo el trabajo que queremos y yo estoy muy contento con mis jugadores. Pero hay que diferenciar entre objetivos y expectativas.

«Pierdo dinero en comparación a lo que podría estar ganando allí pero era muy atractivo» Proyecto del Real Murcia

-Usted llega después de tres años en Dinamarca, un país sin tradición baloncestística. ¿Cómo crece un entrenador en un sitio así?

Cuando llegué allí estaba bastante perdido, porque no conocía nada de la liga. Una vez que estás allí ves que es superior a lo que nosotros imaginamos porque hay más dinero que en LEB Plata y que en muchos equipos de LEB Oro, lo cual trae mejores jugadores extranjeros, que es lo que marca la calidad de la liga más allá de los locales. Me llevé una agradable sorpresa por lo competitiva, dura y profesional que es la liga danesa.

-Tal vez le obligue a ser más estudioso con cada detalle, pasa de ser segundo entrenador en Sevilla a principal en Hørsholm, donde no conoce nada.

Para mí la postura cómoda hubiese sido quedarme en Sevilla como ayudante de ACB. Trabajar, esperar y a ver si algún año me suena la flauta y puedo ser principal. Yo creo que hay que marcarse objetivos para crecer y evolucionar, y entrenar fuera de España en la liga de un país con un idioma y una cultura totalmente diferentes era una oportunidad que me iba a aportar mucho a nivel personal y profesional, era un desafío importante. He decido hacer un proceso más largo y complicado, pero la experiencia en Dinamarca me ha servido para terminar de hacerme entrenador.

-¿Hubo oportunidad en estos tres años en Dinamarca de volver a España?

Sí, la última fue en las Navidades del año pasado procedente de un equipo de LEB Oro, pero en ese momento me sentía en deuda con un club en el cual estaba muy a gusto, y de hecho este año si no hubiese venido a Murcia habría seguido en Dinamarca porque tenía ofertas importantes de otros clubes, pero este proyecto era demasiado atractivo como para rechazarlo. También es cierto que entrenar fuera de casa es a veces duro, y después de tres años creo que había llegado el momento de volver si llegaba un proyecto como este incluso aunque esté perdiendo dinero comparado con lo que podría estar ganando allí, con ganas de crecer sólidamente y poco a poco. Y creo que lo estamos consiguiendo.

«La liga danesa es mucho más competitiva de lo que parece porque hay más dinero que aquí en LEB Plata» Experiencia en Dinamarca

-No llegó solo. Se ha traído de su antiguo equipo a Nielsen, Beranek y Mehinti. ¿Se siente especialmente responsable de sus suertes?

Tanto como de las del resto de jugadores. Cuando cambias el entrenador y traes ocho fichajes estás empezando un proyecto nuevo, que es más difícil que cuando tienes una base de jugadores y un entrenador de años anteriores del que conocen su filosofía. Aquí hemos empezado entre comillas desde cero, y para mí a la hora de implantar la manera de que yo entiendo el baloncesto era importante contar con jugadores que ya me conociesen. Nielsen lleva tres años conmigo y tiene un nivel que considero bastante alto para la liga, Beranek está marcando diferencias y Mehinti puede alcanzar un muy buen nivel; los tres nos están ayudando a estar en los puestos en que nos movemos y hacer una temporada por encima de lo que esperábamos.

-La llegada de Nielsen ha reducido drásticamente los minutos de Juan Ballesta, murciano, base titular el año pasado y dos veces líder en recuperaciones de la LEB Plata. ¿Es esta papeleta especialmente difícil de gestionar?

Lo primero al formar un equipo es la planificación, y ahí el club y yo estábamos de acuerdo con que debíamos incorporar un jugador más a esa posición. Por conocimiento del jugador y de mi idea de equipo, Nielsen encajaba. Hace mejores a sus compañeros, es un complemento a lo que ya había y tenía la capacidad de entender positivamente la competencia que tendría. A partir de ahí yo no miro si es de Murcia o de Dinamarca, miro el rendimiento en entrenamientos y partidos. Hay jugadores que pueden estar a muy bien nivel pero que cuesta encajarles en el equipo, y otros que no tienen ese nivel sí encajan y explotan su rendimiento. No puedo mirar lo que han hecho en el pasado, solo lo que dan al equipo en el día a día. Hay jugadores que estos cambios de roles los aceptan mejor o peor, pero lo que trato de buscar es que el Real Murcia gane los partidos independientemente de quienes jueguen. Puedo entender que quien no juegue se cabree, hasta ahí podíamos llegar, pero tienen que entrenar bien y rendir cuando les llegue su oportunidad.

-Después de terminar la primera vuelta a un partido del liderato, ¿hablar de quedar entre los seis primeros al final no puede saber a poco?

Nos queda mucho todavía. Lo que está claro es el camino, y este te lo marca la regularidad. Cada partido es durísimo. Hemos ganado en canchas muy complicadas a través de un trabajo tremendo, y perdido contra equipos que parecía que íbamos a ganar fácilmente. Saber gestionar las derrotas trabajando igual que cuando ganamos es fundamental para sacar los partidos adelante. Bastante tenemos con ir día a día, honestamente no sé dónde vamos a estar, son muchas las variables en este deporte.

«Las expectativas que se crearon nos condicionaron un poco, pero ojalá sigamos jugando partidos así» Al borde la Copa

-Usted es entrenador del Real Murcia pero como jugador estuvo en el ahora conocido como UCAM en la 2002-03. ¿Qué recuerdos tiene?

Maravillosos. Fue un año buenísimo para la ciudad porque ascendimos nosotros y también el Real Murcia de fútbol a nuestras máximas categorías, así que lo único que te queda son buenos recuerdos. Uno de los hechos que me motivaban a venir a Murcia era el buen recuerdo que tengo de la ciudad, la pasión con que vive la gente aquí… Solo tengo buenas palabras porque un grupo magnífico de jugadores, con Felipe Coello como entrenador.

-¿Ha podido interactuar a nivel personal con la gente que gestiona el UCAM hoy día?

Con Javi Juárez sí tengo relación porque nos conocemos desde hace mucho tiempo. A nivel de directiva y trabajadores no queda prácticamente nadie, pero les deseo que les vaya muy bien, igual que al Real Murcia de fútbol, a ElPozo y a todos los clubes que participan en una ciudad que tiene la suerte de tener tantos equipos compitiendo a un muy alto nivel.

 

Fotos

Vídeos