Los lituanos Kuklierius, Karalius y Berenis refuerzan la plantilla

La plantilla del Basket Cartagena para esta nueva temporada, el lunes en el Palacio. / j. m. rodríguez / agm
La plantilla del Basket Cartagena para esta nueva temporada, el lunes en el Palacio. / j. m. rodríguez / agm

Solo Kiko Guillem, Gonzalo García y los hermanos Israel y David Álvarez siguen en un equipo al que también llegan Remy Brewer y Pepe Hernández

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

En el vestuario del Basket Cartagena este año se hablará lituano. Junto al castellano, será el idioma dominante, ya que el club ha incorporado este verano a tres jugadores nacidos en Lituania. «Hemos tenido la suerte de que un chico de allí que lleva tiempo en España, Zulvinas Kuklierius, se ha casado con una cartagenera y se ha mudado a vivir aquí. Entonces, nosotros lo incorporamos. Al poco tiempo nos dijo que tenía contactos en Kaunas y que podía traer a chicos que se habían quedado sin sitio en el Zalguiris y querían probar suerte en España. Y han venido otros dos jóvenes jugadores de Lituania. Estamos contentos con los tres, aunque lógicamente están todavía en pleno periodo de adaptación», cuenta Paco Guillem, técnico del Basket Cartagena.

Los que han llegado son el citado base Zulvinas Kuklierius (1,85), el alero Kasparas Berenis (20 años y 1,95) y el pívot Tomas Karalius (19 años y 2,09). Llevan ya un par de semanas trabajando junto a sus nuevos compañeros. De la plantilla del curso pasado solo quedan cuatro hombres; los bases Kiko Guillem (hijo del entrenador y de 1,90), el pívot Gonzalo García (2,06) y los hermanos Álvarez (el base David -1,90- y el alero Israel -1,94-).

La plantilla

Bases
David Álvarez, Kiko Guillem y Zulvinas Kuklierius.
Escoltas
Pepe Hernández.
Aleros
Iván Fernández, Israel Álvarez y Kasparas Berenis.
Ala-pívots
Ezequiel Villaescusa y Remy Brewer.
Pívots
Gonzalo García y Tomas Karalius.

La plantilla, que de momento es de once efectivos, la completan los otros cuatro fichajes del verano. Son el escolta Pepe Hernández, un murciano de 1,83 que los últimos años ha estado jugando en equipos catalanes; el alero Iván Fernández, de 1,99 y que el curso pasado compitió en el equipo vinculado de El Algar; el ala pívot Ezequiel Villaescusa, de 2,00 y que viene de jugar en Murcia en Primera Nacional; y, por último, el también ala-pívot Remy Brewer, de 2,02. Este último es de Trinidad y Tobago y tiene experiencia en ligas menores de Estados Unidos. Todavía sigue allí, terminando de arreglar su documentación y vendrá a España en los próximos días.

«La plantilla todavía no está cerrada y podríamos incorporar a un jugador más», avanza Guillem, quien utilizará los amistosos de pretemporada para comprobar el nivel de su renovado plantel. Los rivales en Liga serán Gandía, Jairis Alcantarilla, UCAM Murcia B, Calpe, Alfas del Pi, Alginet y Aldaia. En el otro grupo de la conferencia E están Castellón, Lliria, Valencia, Sagunto, Paterna, Godella, Claret y Tabernes Blanques.

Ballesta se va a Italia y Sánchez Solé firma por el filial del UCAM

El UPCT Basket Cartagena ha perdido este verano a un jugador que ha sido clave en sus sistemas en las últimas temporadas, el pívor murciano Alberto Ballesta. Estudiaba su carrera en Cartagena y era fundamental en el equipo, pero este año se ha marchado de Erasmus a Italia. También pierde Paco Guillem al cartagenero Alfonso Sanchez Solé, quien ha fichado por el filial del UCAM Murcia tras un dejar atrás un calvario de lesiones. Otros jugadores que se han desligado del proyecto, por diferentes razones, son Antonio Ferragut, Jamal Alston y Sebastian Opon. El equipo parte casi de cero.

Más