Baloncesto

¿Jugadores o polizones?

El estadounidense Aluk Adub, del Estudiantes Cartagena, con la pelota en el derbi jugado en octubre ante el Basket Cartagena. / J. M. R. / AGM
El estadounidense Aluk Adub, del Estudiantes Cartagena, con la pelota en el derbi jugado en octubre ante el Basket Cartagena. / J. M. R. / AGM

La Policía se interesa por el estado de los doce extranjeros que tiene el Estudiantes de Cartagena

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El club de baloncesto Estudiantes de Cartagena es uno de los investigados dentro de una operación policial, a nivel nacional, que lleva el sobrenombre de 'Air Ball' y fue abierta hace unos meses en Asturias. Un total de cuarenta equipos de Liga LEB y EBA de 14 provincias españolas están en el foco de los investigadores, tras percatarse los agentes de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de que había irregularidades en los fichajes de los jugadores extranjeros que venían a competir en la tercera y en la cuarta división del baloncesto nacional.

Según ha podido confirmar 'La Verdad', en una segunda fase de 'Air Ball' se está recabando información acerca de la entidad cartagenera y analizando si sus directivos podrían haber cometido tres presuntos delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, falsedad documental y delito contra los derechos de los trabajadores. En este sentido, agentes de la UCRIF pertenecientes a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras se han puesto en contacto con la Concejalía de Deportes de Cartagena y la Universidad Politécnica de Cartagena, dos organismos que colaboran con el club, para averiguar qué subvenciones se han entregado a este club cartagenero, nacido en 2012 a raíz de una escisión de la Escuela de Baloncesto de Salesianos, presidido por Francisco José García Sánchez y gestionado en el día a día por Moisés Navarro, su director deportivo y entrenador del equipo de EBA.

El conjunto cartagenero, que el pasado fin de semana obtuvo ante el Puerto de Sagunto su primer triunfo de la temporada, tras 17 derrotas consecutivas, cuenta con 12 jugadores extranjeros en sus plantillas de Liga EBA y de Autonómica. En el equipo de EBA, categoría en la que el club debuta este año tras comprar una plaza el pasado verano, juegan dos estadounidenses, Aluk Adub y Maleek Taylor; dos británicos, Maurice Gilbert y Kyle Clarke; el guineano Mercurio Mbogo, el nigeriano Daniel Chukwubuzo, el macedonio Kiril Panov, el congolés Onoya Kayembe y el venezolano Ángel Manuel Lugo. En el Autonómica hay otros tres extranjeros. Ambas competiciones no son profesionales y los deportistas no perciben ningún sueldo por jugar en el club.

Fichas tramitadas

Fuentes policiales consultadas por este periódico indican que alguno de estos jugadores podría estar en España en «situación irregular», ya que llegó en septiembre con un visado de turista válido para tres meses que ya ha caducado y no ha sido renovado «en tiempo y forma». Pese a esto, la Federación Murciana de Baloncesto, que tramitó las fichas de todos los jugadores del Estudiantes de Cartagena a principio de temporada, sigue permitiendo que estos compitan cada fin de semana.

Agentes de la UCRIF investigan la presunta situación irregular en la ciudad de unos deportistas que llegaron en octubre con visado de turista

La Policía intenta determinar en esta fase de su investigación qué jugadores han solicitado autorización de trabajo o de residencia en los últimos meses. Sí está confirmado que ninguno tiene contrato ni ha sido dado de alta por la seguridad social. Por eso busca relacionar a los autores con un posible delito contra los derechos de los trabajadores, falsedad documental e inmigración ilegal.

Navarro: «Todos tienen su visado y están de forma legal»

Moisés Navarro, fundador y alma máter del Estudiantes de Cartagena, negó ayer cualquier tipo de irregularidad en su club. «Esto viene de una investigación a una academia de Valencia que trae jugadores extranjeros a España. Nosotros somos uno de los 40 equipos de 14 provincias que hemos tenido a alguno de esos chicos. Y por eso nos han pedido documentación. La hemos remitido y lo tenemos todo bien. Todos nuestros jugadores tienen su visado y están en situación perfectamente legal en España», señaló Navarro.

Más