Un gigante iraní emerge en el Central

Mohammad Hadavand, este martes en el Central. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Mohammad Hadavand, este martes en el Central. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Mohammad Hadavand, de 2,18 y 30 años de edad, está a prueba en el Basket Cartagena, aprovechando que ha venido a cursar un máster en la UCAM

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Un gigante iraní de 2,18, nacido en Teherán, de 30 años y que responde al nombre de Mohammad Hadavand, anda estos días por el Pabellón Central. Está a prueba con el UPCT Basket Cartagena, equipo que esta temporada vuelve a competir en la Liga EBA, la cuarta división del baloncesto español. Debutó hace unos días en la cancha del Jairis de Alcantarilla, con victoria (72-77), y hoy volverá a tener minutos en el segundo amistoso de pretemporada, en el que los de Paco Guillem se van a enfrentar al filial del UCAM Murcia.

¿Y qué hace un jugador iraní de 2,18 buscando una plaza en la plantilla de un equipo que compite en una categoría amateur del baloncesto nacional? La respuesta está en la UCAM. Resulta que Mohammad Hadavand, miembro de una familia de clase alta de Teherán, llegó el año pasado a Murcia, para cursar un máster en la universidad presidida por José Luis Mendoza. Y jugó en el San José de la Vega, de Primera Nacional. Este verano cambió de club y se marchó al Infante de Murcia, de la misma categoría regional. Y el entrenador del Infante le ha pedido a Guillem que lo pruebe, porque le ve aptitudes para subir un peldaño y jugar en EBA.

El caso es que Mohammad Hadavand llega a Cartagena con una dilatada trayectoria, ya que además de militar en varios equipos de su país, donde el baloncesto está emergiendo en los últimos años, ha pasado por equipos de Grecia, Malta, Líbano, Catar y Turquía. Incluso llegó a estar una temporada en un conjunto universitario de Estados Unidos. Aquí, de momento, vive en un piso que le pone el club junto a otros dos compañeros, el brasileño Víctor Azevedo y el estadounidense Michael Crane, dos de los fichajes del club en este verano. Crane viene del Cazorla, donde el curso pasado fue de los mejores en un equipo que luchó por subir a LEB Plata.

De momento, la continuidad de Hadavand en el equipo cartagenero está en el aire. Ha llegado fuera de forma, tiene que mejorar y le está costando mucho adaptarse a los esquemas del técnico Paco Guillem, quien tiene la suerte de mantener una buena base de la temporada pasada, con los hermanos David e Israel Álvarez, Kiko Guillem, Toni Ferragut, Gonzalo García y Alberto Ballesta. Solo se ha marchado el jienense Javier Santabárbara, una vez terminados sus estudios universitarios en la Región.

Además de Azevedo y Crane, se ha incoporado a la plantilla un joven cartagenero, Alfonso Sánchez-Solé, de 18 años y quien regresa al club en el que se formó tras pasar dos campañas en el equipo juvenil del Unicaja Málaga. El año pasado sufrió una grave lesión, de la que aún se está recuperando. Todavía necesita un mes para volver a jugar, pero en la entidad cartagenera hay muchas esperanzas depositadas en él. Sánchez-Solé es nieto de Francisco Miranda, quien fue presidente del Proexinca Cartagena que a principios de los noventa llegó a militar en Primera B, entonces la segunda división del basket nacional.

El Estudiantes, también

El UPCT Basket Cartagena es el club más importante del municipio y acaba de firmar un convenio de colaboración con el equipo de El Algar, que será su filial y competirá en Primera Nacional. También hay un acuerdo con Salesianos. Pero esta temporada habrá un segundo club cartagenero compitiendo en el grupo E de la Liga EBA. Se trata del Estudiantes de Cartagena, que juega sus partidos en el pabellón de Los Dolores y este verano, tras seis años de trayectoria en Primera Nacional, ha comprado una plaza en EBA.

Ya tiene la plantilla prácticamente hecha. Ha fichado a jugadores de fuera para intentar competir con los mejores y destacan las contrataciones del guineano Mercurio Mbogo, el tinerfeño David Baldó y los jóvenes murcianos Fran Garrido y Alfonso Santa. Están a prueba los británicos Kyle Clarke y Maurice Gilbert y sigue en la plantilla el estadounidense Stephen John Casiello.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos