Amistoso

Ricky Rubio evita el sofocón de España

Ricky Rubio terminó el partido con 28 puntos. / EFE

La selección española, sin Marc Gasol por problemas estomacales, derrota a la albiceleste (84-76) gracias a un recital del base en el último cuarto

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

 España se sobrepuso a su falta de acierto, a sus malas estadísticas desde el tiro libre, a la baja de Marc Gasol -ausente por problemas estomacales-, y a las imprecisiones en ataque para ganar a una Argentina, liderada por un inmenso Luis Scola (24 puntos), en el penúltimo ensayo antes del Mundial. Y lo hizo de la mano de Ricky Rubio, que además de anotar 28 puntos -17 de ellos en el último cuarto- se echó al equipo a la espalda en los minutos finales cuando pintaban bastos para la selección de Sergio Scariolo.

84 España

Ricky Rubio (28), Rudy Fernández (6), Juancho Hernangómez (6), Pierre Oriola (2) y Willy Hernangómez (12) -quinteto inicial-. Pau Ribas (10), Quino Colom (1), Sergio Llull (9), Víctor Claver (11), Xavi Rabaseda (-) y Javier Beiran (1).

76 Argentina

Nicolás Laprovittola (12), Nicolás Brussino (6), Patricio Garino (11), Marcos Delía (2) y Luis Scola (24) -quinteto inicial-. Luca Vildoza (4), Máximo Fjellerup (4), Gabriel Deck (12), Lucio Redivo (-), Agustín Caffaro (-) y Tayavek Gallizzi (-)

Parciales
25-23, 17-14, 15-21 y27-18.
Árbitros
Yoon Wai Sun, Song Xiaojing, Hu Ji, Chun Yop Yuen
Incidencias
Partido amistoso previo al Mundial de China.

Se esperaba un partido trabado, con defensas duras y pocos puntos, pero el primer cuarto los dos equipos se desataron en ataque con unos porcentajes de acierto muy elevados. Argentina jugaba al ritmo de Laprovittola, el nuevo jugador del Real Madrid, y Luis Scola haciendo daño a la defensa española en la pintura. 17 de los 23 puntos de Argentina llegaron de estos dos jugadores. España, que se atascó con la zona argentina, fue a remolque todo el cuarto hasta los minutos finales, cuando una canasta de Víctor Claver ponía el 23-21 en el marcador para completar un parcial de 7-0. Con Ricky Rubio como director de la orquesta -10 puntos en el primer cuarto- y el acierto de Sergio Llull, la selección de Sergio Scariolo aguantó el empuje argentino y terminó el cuarto por delante.

Muy diferente fue el segundo cuarto. Si el primero fue un intercambio de canastas, la falta de acierto y la intensidad de las defensas aparecieron en el partido. Una rigurosa falta en ataque de Pierre Oriola a falta de 6:30 para el descanso obligó a Scariolo a mover el banquillo. Las dos selecciones comenzaron un carrusel de fallos desde la línea de tres puntos y el marcador aumentaba a cuentagotas. España no encontraba la forma de atacar a Argentina y a la falta del jugador del Barcelona, tres triples fallados y una pérdida de balón, respondió Scariolo con un tiempo muerto para recolocar la ideas. Y funcionó. España encontró otra vía de ataque con Willy Hernangómez en la pintura, en un partido complicado para él por la ausencia de Marc Gasol -con problemas estomacales-. El pívot de los Hornets sumó tres canastas consecutivas cortando hacia el aro hasta que le encontraban sus compañeros y un triple de Pau Ribas devolvía la fluidez en el juego a la selección. Argentina, a trompicones, seguía sumando puntos pero sin la soltura que en los primeros minutos.

Ricky, 17 puntos en el último cuarto

El tercer cuarto comenzó con canasta de Willy y asistencia de Ricky a Juancho para poner 9 puntos de ventaja y provocar el tiempo muerto del seleccionador argentino. La bronca de Sergio Hernández espabiló a sus jugadores que lograron dos canastas rápidas y aumentaron la intensidad con una defensa en zona que atascó a la selección española. Eran los peores minutos de los de Scariolo. Un técnica a Rudy Fernández por protestar completaba el parcial de 8-0 a favor de Argentina, que rompió casi inmediatamente Víctor Claver con un lanzamiento de cuatro metros. Un intercambio de malos ataques culminó con dos buenos ataques de Argentina y un triple de Garino y una canasta tras robo de Vildoza -hacía sufrir mucho en ataque y en defensa a Ricky Rubio-, que ponía a la albiceleste por delante. España no encontraba la forma de atacar -con malos porcentajes de tres y desde la línea de tiro libre- y se mostraba tímida en defensa para satisfacción de Scola que sumó 8 puntos en este parcial. Cinco puntos de Pau Ribas mantenían a una España a la que no le salían las cosas.

El último cuarto comenzó con las mismas malas sensaciones por parte de España, que seguía atacando con acciones muy forzadas. Un triple de Llull y dos tiros libres del base mallorquín empataban el partido (62-62), pero Scariolo lo mandó al banco para poner en pista a Ricky Rubio. Si en juego España no estaba fluida para anotar, desde los tiros libres el porcentaje era para tirarse de los pelos (9 de 21). Argentina ganaba por tres puntos y los dos equipos comenzaron un carrusel de ataques fallidos con tiros precipitados y falta de acierto de la que salió beneficiada España con un Ricky tirando de galones que volvía a ponerse por delante con siete puntos consecutivos (72-68). Cuando peor iban las cosas apareció Ricky Rubio -17 puntos en el último cuarto- para asumir galones y firmar once consecutivos que certificaban una trabajada victoria de España, que tiene que tomar nota de los errores cometidos ante Argentina para entrar en el Mundial con buen pie.