Ydáñez pone a dialogar su obra con imaginería religiosa en Caravaca

Una de las obras de 'Deus ex machina'. /t20
Una de las obras de 'Deus ex machina'. / t20

El pintor jienense inaugura el lunes en la antigua iglesia de la Compañía de Jesús la exposición 'Deus ex machina', impulsada por Cultura

LA VERDAD MURCIA

Todavía preside el altar, ya desacralizado, de la antigua iglesia de la Compañía de Jesús, de Caravaca, el rostro pintado por Santiago Ydáñez de San Juan de la Cruz sobre un lienzo de grandes dimensiones. La obra, confeccionada expresamente para la muestra 'Místicos', que de septiembre a enero acogió este mismo espacio, sigue ocupando la parte central del templo. Fue donada por el artista a la ciudad de Caravaca de la Cruz y, a partir del lunes, será testigo privilegiado de la nueva muestra a la que dará cobijo la amplia sala, también, en esta ocasión, de Santiago Ydáñez.

El pintor jienense inaugurará la exposición 'Deus ex machina', muestra organizada por la Consejería de Cultura con la colaboración del Ayunamiento de Caravaca y comisariada por el galerista Nacho Ruiz, codirector de T20, y también comisario de 'Místicos'.

Conviene saber

Qué
Exposición 'Deus ex machina', de Santiago Ydáñez.
Dónde y cuándo:
En la antigua iglesia de la Compañía de Jesús de Caravaca de la Cruz (calle Mayor, 13). Inauguración, el lunes día 1 de abril, a las 19.30 horas. Visitas hasta el 30 de junio.

En ella el visitante podrá contemplar parte de la producción reciente de Ydáñez, y una selección de piezas de su colección particular, que compondrán un recorrido por una treintena de obras, entre cuadros de gran tamaño e imaginería religiosa del los siglos XIV al XVIII.

'Deus ex Machina', muestra que permanecerá abierta hasta el 30 de junio, hace referencia en su rótulo, señala Ruiz, a la expresión «'Dios desde la máquina', un término latino que alude a la aparición de máquinas, como grúas, en las representaciones teatrales para hacer aparecer a la deidad». «Existen -precisa el galerista y comisario murciano- otras acepciones vinculadas al cine en las que un elemento no coherente aparece en el guion como justificación de un fin. Engaño en ambos casos, el término abre una idea en la que Ydáñez desarrolla conceptos fundamentales de la historia de la cultura: naturalismo, mímesis, barroco, neobarroco; teatralidad en definitiva como síntesis de la confrontación entre realidad y ficción, entre verdad y mentira desde la observación de grandes construcciones culturales vinculadas a la imagen religiosa», apunta a 'La Verdad'.

Para Ruiz «existe una relación entre el naturalismo prebarroco y la ilusión óptica que tiene una estación en la idea de mentira sobre la de verdad» y es «ese principio estructural» el que pasa a la pintura de Ydáñez buscando lo que «ocurre en España e Italia después de Caravaggio». Junto con Ribera, el autor italiano es precisamente una importante influencia en la producción que el imparable artista exhibirá en esta ocasión, con cuadros de gran tamaño que dialogarán con la imaginería religiosa.

Varias de las obras de 'Deus ex machina'. / t20

Santiago Ydáñez, afirma Ruiz, se enfrenta a las imágenes «desde una posición muy distante», lo que «aleja la esencia de esta exposición de los postulados barrocos y los acerca a la teorización de lo neobarroco contemporáneo, un concepto discutido que hizo suyo Omar Calabrese a partir de un texto de Severo Sarduy de 1972 sobre Lezama Lima». «Esa relectura desde la desestructuración de las obras clásicas -añade- abre una visión expresionista de realidades miméticas (...). La imitación como base de la teatralización, de lo escenográfico en un espacio, el de la iglesia de la Compañía de Caravaca de la Cruz, en la que la arquitectura construye el armazón necesario a un todo atemporal».

El artista

Santiago Ydáñez (Puente de Génave, 1969) estudió Bellas Artes en la Universidad de Granada y ha realizado talleres con, entre otros, Juan Genovés, Alfonso Albacete, Nacho Criado, Fernando Castro Flórez y Mitsuo Miura. En su haber figuran galardones como el Premio de Pintura BMW 2018, el Premio de Pintura ABC en 2002 y el Premio de Pintura Generación 2002 de Caja Madrid; la Beca del Colegio de España en París del Ministerio de Cultura en 2001 y la Beca de la Fundación Marcelino Botín en 1998.

Con residencia en Berlín y Granada, ciudades a las que viaja con frecuencia, Ydáñez centra su obra en la observación, inspirada en los recuerdos de la infancia que fusiona con sus inquietudes culturales, su amor a la historia del arte y a la literatura. La obra de Santiago Ydáñez aborda cinco temáticas principales que interpreta y representa indistintamente: la condición humana representada a través del rostro, animales, naturaleza, desacralización religiosa, y una última línea de trabajo influenciada por su paso por Berlín, la investigación estética de los registros históricos.

Temas

Arte