El último gran reto para revivir Carthago Nova

Vista del Teatro Romano de Cartagena desde la calle Doctor Tapia Martínez, con el graderío y el escenario a la izquierda y el solar que ocupaban el pórtico y sus jardines a la derecha. / Pablo Sánchez / AGM
Vista del Teatro Romano de Cartagena desde la calle Doctor Tapia Martínez, con el graderío y el escenario a la izquierda y el solar que ocupaban el pórtico y sus jardines a la derecha. / Pablo Sánchez / AGM

La Comunidad impulsa el proyecto de excavación del pórtico del Teatro Romano de Cartagena, que completará el recorrido por este yacimiento del siglo I. La consejera pide al ministro financiación del 1,5% cultural para un plan arqueológico, arquitectónico y de regeneración urbana

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

«Detrás del frente escénico, existía una galería porticada, abierta hacia un espacio ajardinado y rodeado de una doble columnata. La función del pórtico era proteger, en caso de mal tiempo, a los espectadores, aunque frecuentemente era utilizado por los actores. La galería estaba coronada por capiteles corintios, en arenisca local de gran tamaño, y rodeaba un amplio espacio ajardinado. Si bien se ha ultimado la ejecución del proyecto arquitectónico, queda pendiente la intervención en el pórtico, que se plantea dentro de una segunda fase de actuación». En un plazo de cuatro o cinco años, los visitantes del Teatro Romano de Cartagena verán cómo esta breve explicación sobre la zona del yacimiento aún no excavada se convierte en una de las partes del recorrido de este edificio del siglo I después de Cristo.

Las prospecciones arqueológicas, la restauración del patrimonio arquitectónico, escultórico y pictórico, y la adecuación de este espacio de 2.000 metros cuadrados completarán el trabajo iniciado en octubre de 1988, hace ahora treinta años, para sacar a la luz esta joya de la entonces ciudad de Carthago Nova a partir de ciertos planos. Diez años después de haber planteado el proyecto, paralizado por la crisis económica en España, la Fundación del Teatro Romano impulsará en el pórtico unos trabajos que harán aún más atractivo un monumento que los expertos han calificado de «magnífico exponente de la arquitectura pública y monumental de la época augustea».

El Museo del Teatro Romano, que sigue siendo el más concurrido de la Región, y que el año pasado alcanzó otro récord, al subir un 8% el número de visitantes y superar los 220.000, recibirá un revulsivo. La Comunidad Autónoma, miembro de la Fundación junto al Ayuntamiento de Cartagena y Cajamurcia, impulsará una inversión de 2,5 millones de euros para culminar la «comprensión» del complejo y finalizar «la recuperación urbana y patrimonial de este sector de la ciudad», es decir, del cerro de la Concepción.

La fundación formada por la Comunidad, Ayuntamiento y Cajamurcia calculan una inversión de 2,5 millones

Hasta ahora, las obras -incluido el Parque Cornisa- han supuesto una inversión de 28 millones de euros, costeados por medio de préstamos. El pago está ya solventado en un 75%, y culminará en 2021, según fuentes de la fundación.

Millón y medio de visitas

En la primera década de apertura del museo, más de 1,5 millones de personas han podido disfrutar de un itinerario por la cávea o graderío, cuya capacidad de 7.000 espectadores; por el frente escénico o escenario; y por la exposición de objetos arqueológicos recuperados en la parcela comprendida entre las calles Doctor Tapia y Soledad, y las plazas Condesa Peralta y de la Villa. No faltan tampoco las rutas con guías especializados, proyecciones audiovisuales y una muestra de planos y fotografías, incluidas imágenes del antiguo barrio de Pescadores, construido sobre el teatro.

La fundación formada por la Comunidad, Ayuntamiento y Cajamurcia calculan una inversión de 2,5 millones

A partir del año 2022 o 2023, puesto que la ejecución del proyecto estará condicionada por el presupuesto y por las exigencias técnicas, esta oferta cultural y turística -en la que también hay hueco para una sala de exposiciones temporales- crecerá gracias al pórtico. Según ha adelantado a 'La Verdad' la consejera de Cultura, Miriam Guardiola, la puesta en valor de este área rescatará del foso del tiempo una parte del edificio donde, entre otros elementos, había exedras (o construcciones para sentarse) semicirculares de 12 metros de diámetro.

La idea es que los trabajos empiecen en el año 2020, y captar financiación de empresas privadas

Sobre la investigación previa, Guardiola destaca que «el objetivo primordial es completar la comprensión del edificio romano, mediante el análisis del jardín situado al norte del frente escénico». «Ello completará la visión global del programa constructivo y arquitectónico de este edificio de espectáculos, para su restauración y puesta en valor y para ampliar el recorrido por el monumento», añadió la consejera. Y recordó que el teatro y su pórtico están declarados Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de monumento, desde 1999.

Hace solo dos semanas, el museo, dirigido por Elena Ruiz Valderas, arqueóloga y profesora asociada de Arqueología de la Universidad de Murcia, acogió un simposio internacional sobre estos pórticos. El arqueólogo y organizador Sebastián Ramallo destacó que estos espacios constituyen «uno de los elementos más singulares de la arquitectura teatral romana» y, a la vez, uno de los aspectos menos estudiados.

La primera intervención se centrará en el sector situado junto a la plaza Condesa de Peralta y la calle Soledad

Aprovechando el Año Europeo del Patrimonio Cultural, Cartagena busca, además, situarse como «una referencia» internacional en «el impulso de estudios». Eso incluye el análisis de los teatros de diversas regiones del antiguo Imperio: desde los de ciudades del norte de África, hasta los itálicos de Ostia, Venafro, Volterra y Roma a los hispanos Augusta Emerita (Mérida), Itálica (Sevilla), Guadix (Granada), Clunia (Burgos) y Olisipo (Lisboa).

Para la intervención en Cartagena, la consejera pidió hace unos días al ministro de Cultura, José Guirao, financiación estatal. La Fundación aspira a que el Gobierno central apoye este plan, para su puesta en marcha en el año 2020, a través del programa 1,5% cultural, del Instituto de Patrimonio Cultural. También trata de recabar financiación privada. El coste de la primera fase ha sido calculado en 387.671 euros y alcanzaría un ámbito de unos mil metros cuadrados, en la confluencia de Condesa de Peralta con Soledad. En este sector occidental del pórtico estaba el edificio Tragaluz, cuyas fachadas fueron micropilotadas para que sirvieran de vallado del conjunto monumental y permitieran el anclaje de unas pasarelas de madera, según el diseño del prestigioso arquitecto Rafael Moneo. «Una parte de este sector fue excavada en 2005 y protegida en 2007 con una capa geotextil y con arena», recuerdan en el departamento autonómico de Cultura.

El pórtico estaba detrás del escenario, e incluía una galería delimitada con columnas y un jardín

Y añaden que la propuesta actual es levantar esa capa protectora y extraer «las estructuras y elementos arquitectónicos». En el subsuelo del pórtico, que estaba en una cota de cinco metros por debajo de la escena, hay «pinturas murales que quedaron protegidas sobre el pavimento de las habitaciones». Para acometer este plan se tuvo la previsión de que la construcción de un edificio de viviendas en la calle Soledad, junto al Museo de la Muralla Bizantina, incluyera ceder un sótano y la planta baja al museo.

Restos de la vegetación

«La intervención aconseja, por logística, comenzar por este sector, dada la variedad de problemáticas» relacionadas con la recuperación integral, añadieron en la Consejería. Y apuntaron que el sector oriental fue objeto de prospecciones en 1999 y 2000; y que el central, frente a los bloques de viviendas de la calle Soledad 5 y 7, y correspondiente al jardín, fue parcialmente sondeado en 1986. Un desafío es recuperar del solar semillas y restos de plantas y polen, para conocer qué vegetación decoraba esta trastienda del monumento.

Por último, el sector septentrional fue excavado y conservado en la calle Cuatro Santos 16. Allí, el dueño también cedió el sótano a una Fundación que, en palabras de Ruiz Valderas, ha afrontado las exigencias del presente, pero ha tenido, a la vez, «la vista puesta en el futuro».

Así era el edificio en el siglo I

Una recreación por ordenador realizada por la Fundación Teatro Romano permite conocer cómo era el conjunto arquitectónico levantado en la ciudad de Carthago Nova (actual Cartagena). El edificio data del siglo I después de Cristo, época del emperador Augusto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos