Hombres objeto en Antena 3

Captura de 'Toy Boy'./ANTENA 3
Captura de 'Toy Boy'. / ANTENA 3

'Toy Boy', que se estrena esta noche, presenta a mujeres poderosas que juegan con estrípers convertidos en su deseo carnal

JULIÁN ALÍA

'Toy Boy' aterriza en la parrilla de Antena 3 para «pegar un giro a los roles a los que estamos acostumbrados en el cine y la televisión», dice César Benítez, creador y productor ejecutivo de la serie original de Atresmedia. La ficción ve este miércoles la luz en abierto a las 22.45 horas tras haber estrenado sus dos primeros capítulos en la plataforma digital de pago del grupo (Atresplayer Premium), que todavía está dando sus primeros pasos en serio, con novedades como esta.

Benítez reconoce que el origen del proyecto fue romper con ese «personaje de mujer-objeto deseada únicamente por su fachada y nunca valorada por lo que realmente es como persona». Por ello, en este 'thriller' rodado íntegramente en localizaciones reales de la Costa del Sol, y protagonizado por Jesús Mosquera, Cristina Castaño y María Pedraza, ellas son las poderosas, y ellos, el objeto de deseo carnal. Tanto es así, que su protagonista, Hugo Beltrán (Jesús Mosquera), es un estríper de Marbella. La trama arranca cuando siete años después, sale de la cárcel en la que ingresó tras ser acusado de matar a Philip Norman, marido de Macarena Medina (Cristina Castaño), una antigua amante suya e importante empresaria de la Costa del Sol. Por su parte, Triana (María Pedraza) es una joven abogada que se encarga de su defensa y que descubre un sinfín de irregularidades que parecen indicar que Hugo no fue el culpable de que el cuerpo apareciese calcinado y sin cabeza en su barco. Además, su salida de la cárcel es bienvenida por sus antiguos compañeros de baile, que ven una gran oportunidad para volver a juntarse y relanzar a los Toy Boys.

El responsable de la serie cree que «va a sorprender la escenografía y los personajes», que son «chavales en plena efervescencia juvenil y que aparentemente lo tienen todo, pero que van descubriendo que carecen de lo más importante». Principalmente, Hugo, que «se da cuenta de que es carne de cañón» e intenta cambiar su vida mientras vive «un amor imposible con su abogada».

La última de 70 minutos

'Toy Boy' es el último proyecto de ficción de 70 minutos de la cadena, que lleva más de un año trabajando con formatos de 50 minutos y evitando así alargar las noches de los espectadores. «Aunque no por ello tiene que resultar aburrida», en palabras del propio Benítez, que la ve «pensada para el gran público» y «superentretenida porque pasan muchísimas cosas».

A partir de esta noche es el turno de la audiencia, que va a ser la encargada de decidir sobre la continuidad de 'Toy Boy', que originalmente fue concebida para extenderse durante tres temporadas. El creador añade que los datos sobre quienes ya han visionado las primeras entregas han sido muy positivos. «La mayoría los hemos tenido a través de Instagram, y la verdad es que nos ha animado bastante», dice el productor. «La gente se engancha y quiere seguir viéndola», finaliza Benítez, que tiene una bala en la recámara: la de una segunda vida de 'Toy Boy' en las plataformas digitales.