Entrevista

Ana Ibáñez: «Hoy en día cualquiera puede lanzar una noticia»

Ana Ibañez. /RTVE
Ana Ibañez. / RTVE

Sustituye a María Casado en 'La mañana' (La 1) durante el mes de agosto

JULIÁN ALÍA

«De pequeñita quería ser médico» porque «la ciencia y el cuerpo humano» le llamaban mucho la atención, pero finalmente las matemáticas decidieron que no. Años después, Ana Ibáñez (Haro, La Rioja, 38 años), que también fue delegada de aquellas clases que apuntaban hacia otros derroteros, y tras pasar por todo tipo de horarios en TVE, presenta de lunes a viernes 'La mañana' (a las 10.00 horas en La 1), en sustitución de María Casado.

- ¿Cómo han sido estos días al frente de 'La mañana'?

Los he vivido de forma muy intensa. Para mí es un reto suplir a María Casado durante este mes de agosto. Quiero hacerlo muy bien, aprender y divertirme. Y eso es lo que estoy intentado con un equipo estupendo.

- ¿Ha notado mucha diferencia con los otros programas en los que ha estado?

Como a lo largo de estos años que llevo trabajando en televisión he hecho tantas cosas, no mucho. 'La mañana' es un formato muy completo, pero en el que se tocan palos que ya había tocado previamente, como las entrevistas en 'Conversatorios en Casa de América', debate y tertulias en 'La noche en 24 horas', u otros temas más ligeros… No se me está haciendo extraño, pero digamos que ha venido todo lo anterior a la vez. Me obliga a estar en permanente tensión, bien entendida, y como en cualquier cosa que hagas en el periodismo, muy puesta en los temas de actualidad. Me considero una afortunada, he tenido la oportunidad de hacer cosas muy diferentes a lo largo de estos años.

- ¿Y prefiere este horario que el nocturno en el canal 24 horas?

(Risas) Volver a dormir por la noche me ha cambiado la vida. De verdad. Se ve de otra manera. Te encuentras con otra energía y afrontas el día a día de otra forma. Yo creo que eso lo valoro a raíz de tener horarios complicados durante tantos años. En el Canal 24 horas, cuando empecé, entraba a las once de la noche y salía a las siete de la mañana, y durante los cuatro años que estaba en el matinal, me levantaba a las tres y cuarto de la mañana. Y ahora me estoy levantando a las cinco, y no me está costando tanto, porque no me parece tan malo. De todas formas, 'España Directo' me ha permitido levantarme un poquito más tarde, y lo he agradecido un montón.

- Entre todos ellos, ¿hay algún tipo de formato favorito?

Siempre había considerado que tenía un perfil muy de informativos, porque era lo que había hecho desde el año 2006. Y ahora que estoy en un magacín, y después de tener la oportunidad de trabajar en 'España Directo' y en 'La mañana', me he dado cuenta de que también soy capaz de quitarme un poco el corsé y de ser más yo misma. Le estoy cogiendo el gustillo a marchas forzadas. Me lo estoy pasando muy bien y me divierto mucho.

- Es una profesión que suele estar en el punto de mira.

Creo que los periodistas son muy necesarios, porque hay mucha información y muchos canales. Tenemos una responsabilidad enorme. Yo defiendo que cada uno tiene que hacer su trabajo en su pequeña parcelita lo mejor que pueda. Se habla mucho de la objetividad, pero lo que sí que tenemos que ser es honestos. Y desde ahí, ofrecer las noticias a la audiencia de la manera más completa.

- ¿Ha notado mucho cambio desde que empezó?

Ahora cualquier persona puede lanzar una noticia o decir lo que le parece. Lo que más miedo me da es que circule una información que no sea cierta, e incluso interesada, y que mucha gente la dé por buena. Eso ahora es más fácil que antes.

- ¿Echa de menos la radio?

En el futuro me gustaría volver. Quién sabe, porque en el periodismo un día estás en un sitio y al siguiente en otro. A mí me apasionaba a la radio y nunca pensé estar en televisión. De hecho, desde los 18 a los 24 años estuve en la radio, y me parece un medio mágico y en el que tienes que ser muy creativo. No le cierro la puerta.