Rafaelillo dice que aún tiene seis costillas rotas por la cogida de Pamplona

Rafaelillo en la rueda de prensa tras recibir el alta, el pasado julio./EFE
Rafaelillo en la rueda de prensa tras recibir el alta, el pasado julio. / EFE

El diestro murciano anuncia que todavía le esperan alrededor de dos meses de convalecencia, ya que tiene grandes dolores y se cansa a poco que ande

EFE

El matador de toros Rafael Rubio, Rafaelillo, dijo este miércoles que aún tiene seis costillas rotas y afectado un pulmón, la pleura y el hígado como consecuencia de la grave cogida que sufrió el pasado julio en los Sanfermines de Pamplona, donde un toro lo estrelló contra la barrera.

El diestro murciano anunció en la tertulia del foro de La Luz, que compartió con el también matador de toros Paco Ureña, que todavía le esperan alrededor de dos meses de convalecencia, ya que tiene grandes dolores y se cansa a poco que ande. «De hecho, me han levantado de la cama para venir a la tertulia», comentó el espada, quien añadió que físicamente se encuentra muy dañado y que anímicamente, aunque a veces pasa por momentos difíciles, los supera por su gran vocación por el toreo.

Señaló que siempre tiene una actitud positiva y que en cierto modo se siente feliz porque el pasado 14 de julio, cuando sufrió la cogida, pudo haber encontrado la muerte. «Esta profesión es muy bonita, pero al mismo tiempo muy dura y yo lo tengo asumido desde que empecé a torear, cuando aún era un niño», comentó.

Ureña dijo que las cosas le están saliendo muy bien esta temporada y que su mayor deseo es ser feliz y hacer feliz a cuantos le rodean en un momento en el que dice verse muy maduro y en el que puede conseguir que los aficionados disfruten con su toreo. Explicó que no ha marcado meta alguna para la temporada, ya que lo que desea es vivir el día a día y ser cada vez mejor torero. Al finalizar su intervención mostró su agradecimiento por las numerosas muestras de cariño que recibe por los éxitos que lleva cosechados este año.