La portada más brillante y luminosa de la iglesia de San Esteban

Imagen tomada este martes tras la retirada de los andamios. /LV
Imagen tomada este martes tras la retirada de los andamios. / LV

Desmontan los andamios de la fachada del recinto renacentista, donde se han restaurado las piezas, recuperando la pátina original. El edificio será destinado a usos culturales y de representación institucional del Gobierno regional

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

La iglesia renacentista de San Esteban, cerrada al público por obras de restauración desde el año 2010, ha entrado en la recta final de los trabajos y desde hoy puede verse su portada libre de andamios, y con una imagen más brillante y luminosa que la que lucía en las últimas décadas. Este martes se ha retirado el andamio de restauración de la fachada que da a la calle Acisclo Díaz, y los transeúntes pueden ya contemplar las piezas restauradas, siguiendo el plan diseñado por el arquitecto de la Comunidad Autónoma Félix Santiuste, encargado del proyecto, que fue adjudicado a la empresa Doalco y financiado con fondos de la Comunidad Autónoma con cargo a presupuestos de distintas anualidades y del programa 1,5% Cultural que promueve el Ministerio de Fomento.

El edificio, una vez concluida la operación de reforma, será destinado a un uso polivalente, ya que, además de como sala de exposiciones, servirá para conciertos, congresos y actos de representación. La portada recupera de esta manera su pátina original, después de un proceso de limpieza de la suciedad acumulada durante años. Por esa puerta volverá a salir en la Semana Santa de 2020, si todo funciona como los planes previstos, el Cristo del Hospicio de la Cofradía de la Misericordia, que desfila la noche del Viernes Santo y duerme en San Esteban la víspera, siguiendo la tradición. Para ello, en el interior se ha construido un cortavientos, tras la puerta principal, que permite el paso.

El complejo de siglo XVI, ligado al Colegio de los Jesuitas fundado por el obispo Esteban de Almeyda, está siendo sometido a una restauración completa tanto del interior (fueron documentados los enterramientos de los primeros 60 jesuitas que fundaron el Colegio de la Compañía de Jesús) como del exterior. Ya son visibles los resultados en el exterior. Los tres contrafuertes de la fachada que da al yacimiento de San Esteban, de ladrillo y de fábrica de piedra, ya lucen restaurados, con los colores originales.

«En la limpieza y restauración de la portada hemos encontrado varias características desconocidas. Algunas de las imágenes tenían policromía, en negro azul y rojo; lo hemos encontrado en los ojos de algunos relieves, en la banda epigráfica. También en la hornacina de San Lucas hemos encontrado unos relieves de ángeles que son imposible de ver desde abajo. Son de una belleza y calidad enormes», descubre Santiuste. «Hemos recuperado los tonos y colores de la pátina original, oscurecida por los contenidos de hierro de la piedra y por una pátina posterior de una restauración anterior de los años 80. Además, hemos restaurado las imágenes y algunas cornisas que han estado en peligro de desprendimiento». Para antes del verano se prevé que pueda estar concluida la restauración integral, que tiene como una de sus actuaciones más destacadas la reubicación del sepulcro de Almeyda, el vaciado del foso de la nave principal para introducir servicios y la restauración de capillas.