«Nunca me gustaría olvidar que trato con gente que tiene un sufrimiento»

El doctor Pedro Esteban Quílez. / JUANCHI LÓPEZ
El doctor Pedro Esteban Quílez. / JUANCHI LÓPEZ

Es el MIR con mejor nota que escogió la Región para realizar la residencia en el Servicio de Oftalmología del hospital Reina Sofía Pedro Esteban Quílez Ganador del premio María Eugenia Moreno 2019

COMMURCIA Murcia

El Colegio de Médicos de Murcia entregará el premio María Eugenia Moreno 2019 a Pedro Esteban Quílez, el MIR con mejor nota que ha elegido el hospital Reina Sofía de la capital para su formación como especialista en el Servicio de Oftalmología. El doctor recogerá este galardón en La Torre Golf Resort, el próximo 21 de junio.

-¿Qué supone recibir el galardón del Colegio de Médicos?

-No termino de sentir que me lo merezca. A la vez, me siento muy agradecido por el reconocimiento.

-¿Cómo afronta la residencia?

-Ha sido difícil para mí llegar hasta aquí, así que estoy eufórico. Siento mucha ilusión por este periodo que empieza ahora y tengo muchas ganas de aprender cosas nuevas e integrarme en el equipo del hospital. Todos mis amigos residentes me insisten en que es una fase muy bonita de la vida, así que tengo muchas ganas.

-¿Por qué ha elegido Oftalmología y la Región de Murcia?

-Elegí Oftalmología porque es la especialidad que más se adaptaba a mis prioridades. Quería una especialidad que combinara parte médica (más de pensar) y parte quirúrgica (más de hacer). Dentro de las médico-quirúrgicas, Oftalmología es la que más me interesa. No puedo explicarlo, es algo más bien intuitivo. Me encantan los ojos. Además, parece que es una especialidad muy satisfactoria, en la que el trato con el paciente suele ser agradable. Y te ofrece buena calidad de vida. Todas estas ventajas me hicieron decantarme por ella. Después, decidí que quería quedarme en Murcia y, de los hospitales que visité, el Reina Sofía fue el que más me convenció, aunque la verdad es que tuve dudas. Al final, fue también una decisión intuitiva, no sé explicar por qué.

-¿Qué espera del servicio del Reina Sofía?

-He tenido oportunidad de conocer a parte del equipo y me parece que el ambiente de trabajo que tienen es muy bueno. La especialidad me interesa mucho y creo que voy a aprender mucho. Ahora mismo, estoy un poco perdido en cuanto a cómo va a ser mi actividad como residente, pero supongo que en unos meses todo ira fluyendo. Tengo muchas ganas de conocerlos a todos y de trabajar con ellos.

-¿Cuáles son las metas que se ha marcado en su trayectoria profesional?

-Me gustaría no olvidarme nunca de que soy un profesional que trata con personas que vienen con un sufrimiento de algún tipo con el objetivo de aliviarlo o de sobrellevarlo mejor. Creo que tenemos la profesión más bonita del mundo, pero para que lo siga siendo hay que recordar eso. Me parece que a veces, por estar sumidos en la rutina y estresados, nos olvidamos de eso. Mi principal objetivo es intentar evitar que eso me pase.

-La doctora María Eugenia Moreno fue asesinada en 2009 por un paciente. ¿Qué medidas cree que se podrían tomar para eliminar las agresiones médicas?

-Entiendo que las personas que contactan con el sistema sanitario están en un momento especialmente tenso y vulnerable, y que esto puede desencadenar reacciones extremas, pero este tipo de conductas son intolerables. Creo que lo que más hace falta es educación emocional en la población. Que aprendamos a vernos como humanos, que es lo que somos. Esa persona que disparó a la doctora Moreno, en ese momento, no vio la vida que estaba arrebatando y eso es espeluznante. Espero que podamos mejorar todos en esto y que algo así no se repita jamás.

Temas

Murcia