Nueve orejas en Cieza para el rejoneo

La rejoneadora Lea Vicens, a caballo, durante una de sus faenas, ayer en Cieza. / edu botella / agm
La rejoneadora Lea Vicens, a caballo, durante una de sus faenas, ayer en Cieza. / edu botella / agm

Andy Cartagena, Sergio Galán y Lea Vicens firman una exitosa tarde en el coso de La Deseada

FRANCISCO OJADOS CIEZA.

Inauguraba ayer la temporada taurina en Cieza una corrida de rejones que no atrajo demasiado público, pese a anunciar tres rejoneadores de ferias.

Abrió plaza Andy Cartagena, que brindó al público el primer toro de un encierro murubeño de El Canario que dio buen juego. Con una sola zarpa cambió de tercio el de Benidorm. A lomos del albino 'Banderas' inició su labor en banderillas, con buena lidia y dominio de los terrenos ante una res que fue de más a menos. Con 'Apolo' se lució especialmente al salir de la suerte con piruetas en la cara del toro, y finalizó colocando pares al violín con el appaloosa 'Pintas' y un par a dos manos que llegó mucho a los tendidos. Como mató de un certero rejonazo se le pidió con fuerza el trofeo que paseó.

Con 'Gamo' recibió al cuarto, un toro con romana y aquerenciado de salida que perdió las manos en el inicio del tercio de banderillas con Andy a lomos de 'Mediterráneo'. Entre la puesta a punto de caballos para la nueva temporada, Andy demostró su conocimiento de la lidia para sacar todo el partido de un toro parado, destacando la espectacularidad de 'Humano' en los pares al violín y en las posadas. Volvió a recetar un rejonazo inapelable y esta vez paseó el doble trofeo.

Sergio Galán colocó dos rejones de castigo al segundo de la tarde, astado que embistió con temple a las cabagalduras del madrileño, que acometió el tercio de banderillas con 'Embroque', con el que colocó tres pares muy clásicos. Con 'Titán' incluyó las piruetas. Abrochó la faena con una rueda de cortas y una rosa sobre 'Óleo', para adornarse con el teléfono al salir de la suerte. Certero con el rejón, bajó del caballo para que el astado cayera rodado a sus pies. Las dos orejas le aseguraban ya la salida a hombros. Otro apéndice sumó a su esportón en el quinto, toro al que le colocó dos zarpas y que pese a su buena condición acabó la faena demasiado pétreo. Fue faena de momentos de pureza y buen toreo a caballo de Galán, que instrumentó auténticos muletazos a lomos de 'Ojeda' y se expresó con clasicismo montando a 'Capricho'. Tras las rosas mató de un rejón entero, muy eficaz.

Pronto se ganó al público la rejoneadora francesa Lea Vicens. Tras dos rejones de castigo, puso garra con 'Diluvio', un menudo caballo que, con nervio y torería, pisó terrenos comprometidos. Con 'Bético' mantuvo la intensidad de la faena, seguida con clamor por el tendido. Le costó colocar una rosa antes de tomar el rejón de muerte, que colocó entero al primer intento. Una oreja fue su premio. Ante el sexto, después de dos rejones de castigo puso en liza a 'Bazuka', un tordo con un bonito 'passagge' que brilló en los pares al quiebro. Puso brío a la faena con 'Deseado' y con 'Greco', con el que colocó un par de rosas antes de un rejón trasero, pero que sirvió para que doblara el bovino y para que la amazona paseara dos orejas que pusieron broche a un festejo triunfal, en el que la terna se marchó en hombros del coso ciezano.

Temas

Cieza, Toros