Rugido por partida doble

Marta López-Briones, junto a los organizadores del Animal Sound, el DJ Don Fluor (i), el concejal Jesús Pacheco (d) y a su lado Fran Sánchez, ayer visitando las instalaciones. /javier carrión / agm
Marta López-Briones, junto a los organizadores del Animal Sound, el DJ Don Fluor (i), el concejal Jesús Pacheco (d) y a su lado Fran Sánchez, ayer visitando las instalaciones. / javier carrión / agm

El festival Animal Sound celebra su quinta edición con dos jornadas en las que más de 50 artistas ofrecerán un auténtico festín de electrónica y sonidos urbanos

ALBERTO FRUTOSMurcia

Los propios responsables del Animal Sound han dejado bien claras sus principales intenciones y objetivos con un lema de probada contundencia: «Un festival que creemos que lo será en el sentido más estricto de la palabra». Sin medias tintas, a pecho descubierto, rodillas magulladas y sudores cara a cara, cuerpo a cuerpo, tarde a noche y, por supuesto, luna a madrugada. Tras el apabullante éxito obtenido en sus ediciones anteriores, llegando a contar con más de veinte mil asistentes en la cita del pasado año, el festival de música electrónica referente de la Región presenta su quinta edición con las expectativas a la misma altura del listón dejado; es decir, cercano al infinito. Sumando una fecha a su programa, recordemos que en los años previos solamente se desarrollaba durante un día, el Animal Sound aterriza en el recinto ferial de La Fica con un cartel que combina la cantidad y la calidad con la precisión de un equilibrista experimentado. A su favor cuenta, y aquí viene lo realmente importante, con el favor y apoyo masivo de un público entregado a la causa de estas dos noches de propuestas que se mueven constantemente entre la locura desatada, las sesiones de DJ sin puntos suspensivos y los sonidos urbanos que marcan la tónica de la entusiasta excepción.

Tome nota

Cuándo:
Viernes 15 y sábado 16, a las 20.00 horas.
Dónde:
Recinto Ferial de La Fica.
Cuánto:
12, 17, 18, 22, 23 y 32 €

Dentro de su completísimo cartel, y teniendo siempre en cuenta que destacar una serie de conciertos en medio de semejante multitud tiene tanto de atrevimiento temerario como de obligación profesional, las miradas se dirigen especialmente hacia Jay Hardway, atención, puesto sesenta y ocho en el top de DJs mundiales; el rapero alicantino Arkano, que ha revolucionado el género acercándolo al gran público desde ese verso contagioso y cotidiano que tan bien refleja su primer trabajo discográfico, 'Bioluminiscencia'; la británica Sonique, una de las artistas más reconocidas y, en cierto modo, clásicas de esta edición gracias a éxitos tan importantes como 'It Feels So Good'; Javi Boss, uno de los DJs más representativos del género en nuestro país; la tormenta de penetrante electrónica firmada por Phuture Noize en su último disco, el impactante 'Black Mirror Society'; el mexicano Deorro y su incombustible arsenal de hits para danzar sin control; o el rap sucio y callejero del dúo madrileño Natos & Waor.

Mención aparte para el espectáculo que unirá al murciano Don Fluor con la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia (OJRM) sobre el escenario. Una propuesta orientada a vestir con ropajes sinfónicos algunos de los éxitos más aplaudidos de la electrónica contemporánea. De esta forma, cuarenta músicos de entre dieciséis y veinticinco años armados con violines, violas, violonchelos, contrabajos, flautas, oboes, clarinetes, fagotes, trompas, trompetas, trombones, tubas, timbales y otros tipos de percusión convertirán joyas como, por poner un ejemplo incontestable, el 'Crystalised' de The XX, en nuevas experiencias sonoras, equilibrando la elegancia de una cuerda acariciada con precisión con la dinámica de las huellas nocturnas. Un repertorio que, salvo pequeños anticipos confesados por su propio responsable, se mantendrá en secreto hasta la hora de la verdad. El plano fuerte de un festín destinado a saciar el hambre y la sed de sus numerosos devotos. El Animal Sound Festival llega pletórico a su quinta edición. La contundencia de un rugido a prueba de despertadores y lunes que no se andan con rodeos. Pero ya hablaremos de las ojeras cuando llegue el momento; ahora lo que toca es ir calentando el ambiente subiendo el volumen sin una sola pizca de compasión o duda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos