Nunatak, la banda emblema de Son Buenos, y el 'efecto Second'

J. A. MURCIA

Claudia Orellana no lo duda cuando le preguntamos si es Nunatak la banda emblema de Son Buenos. «Yo creo que sí. Nosotros no dejamos de aprender, estamos aprendiendo todos los días y Nunatak es la banda que nos ha acompañado desde que nos juntamos. Hemos crecido juntos. Es la banda con la que hemos aprendido, para lo bueno y para lo malo. Esto también nos ha hecho darnos cuenta de que cada grupo con el que trabajamos es muy diferente, tiene unas determinadas necesidades y necesita unos estímulos concretos».

Aunque es cierto que todavía ninguno de los grupos de la escudería genera lo suficiente, más allá del prestigio, la reinversión es algo que forma parte de la filosofía de Son Buenos. «Con el dinero de los 'royalties' de Nunatak vamos a invertir en la grabación de Avisar A Mamá. Y con lo que Claim genere, quizá podamos ayudar a Poolshake a dar su siguiente paso».

Tonny Serrano, por su parte, señala la irrupción de Second como «un momento clave en el crecimiento y consolidación de la escena musical de Murcia, por cuanto tuvo de efecto contagioso y de subida en la estima de los grupos murcianos, algo que, por ejemplo, no había ocurrido con M Clan. Ahora hay muchas bandas que lo intentan, que lo ven factible. Y lo que es mejor, que lo consiguen».

Uno de los aspectos que mejor gestionan Claudia y Tonny es el del desarrollo de grupos noveles, algo que a las compañías discográficas, sobre todo a las multinacionales, les cuesta especialmente conseguir. Así, aunque de momento solo han aceptado realizar la promoción de artistas nacionales en la Región de Murcia, desde Son Buenos ya han recibido alguna propuesta para encargarse del desarrollo de bandas.