Una Mar de Músicas libre y sin acoso

La alcaldesa (c), el equipo de la Concejalía de Cultura y del festival, con la información impresa contra la violencia sexual. agm/ PABLO SÁNCHEZ /
La alcaldesa (c), el equipo de la Concejalía de Cultura y del festival, con la información impresa contra la violencia sexual. agm / PABLO SÁNCHEZ /

El festival cartagenero activa un dispositivo con personal especializado para prevenir agresiones sexuales en los conciertos

LA VERDAD CARTAGENA

La música hecha por mujeres ha tenido siempre un protagonismo destacado en La Mar de Músicas, que desde hace años es el festival que más ha apostado por la presencia de bandas lideradas por féminas en su programación; este año, el 45%. El compromiso del certamen cartagenero con la igualdad va más allá en esta edición gracias a unas medidas específicas de prevención y actuación contra el acoso y las agresiones sexuales.

«La Mar de Músicas es un festival para disfrutar, libre de violencia machista y de cualquier otro tipo de violencia. No hay que callar ante las agresiones sexuales. Ni en nuestro festival ni en ningún sitio. Si nos necesitas, estaremos para ayudarte», comentó ayer en un desayuno informativo la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, que estuvo acompañada por el concejal de Cultura, David Martínez Noguera, y por el director del festival, Paco Martín. La regidora aprovechó para confirmar que el ministro de Cultura, José Guirao, asistirá al concierto inaugural de La Mar de Músicas, protagonizado por Rubén Blades.

Por primera vez, La Mar de Músicas cuenta con una serie de medidas específicas contra la violencia sexual basadas en actuaciones similares que ya se han puesto en marcha con éxito en otros eventos. «Estas medidas son fundamentales para conseguir que los espacios del festival estén libres de situaciones de acoso y agresión y para que la reacción ante estas situaciones, en caso de producirse, sea lo más adecuada, rápida y efectiva posible. Es responsabilidad de todos y todas visibilizar estos comportamientos y por eso La Mar de Músicas se une a esta labor para erradicarlos», señaló Castejón.

La Mar de Músicas, en colaboración con la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Cartagena, está trabajando en el 'Protocolo de prevención y actuación ante las agresiones sexuales en los espacios de ocio en el término municipal de Cartagena', aunque el festival ya está preparado para dar la respuesta apropiada.

Punto violeta

Las medidas adoptadas se visibilizarán con la instalación de un punto violeta en sus conciertos más multitudinario, como el de La Barra Libre de La Mar, que reúne cada año a más de diez mil personas. En el punto violeta habrá voluntarios y personal de la Concejalía de Igualdad para sensibilizar e informar sobre qué es violencia sexual y cómo actuar en caso de agresión, y acompañar a las mujeres o personas que así lo necesiten. En el punto violeta se distribuirá la información necesaria para saber qué hacer en caso de sufrir una agresión.

El personal del festival ha recibido ya formación en violencia de género por especialistas de la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Cartagena. Los voluntarios, el personal de seguridad y el resto de trabajadores del festival están formados para detectar posibles casos de violencia y saber actuar ante estos casos. Todas las personas que trabajen en el festival recibirán indicaciones sobre el protocolo de actuación.

Desde La Mar de Músicas se van a utilizar las redes sociales y las pantallas de los escenarios para transmitir mensajes contra las agresiones sexuales y una señalética especial en puntos claves del festival. «Hay que visibilizar que no hay que callarse ante las agresiones. El objetivo es actuar de elemento disuasorio al poner de manifiesto el compromiso del festival contra la violencia sexual y sensibilizar a los asistentes sobre qué es una agresión», insiste la dirección de La Mar de Músicas.

El festival pide la colaboración de su público. Si se presencia cualquier comportamiento inadecuado, piden desde la organización que se le comunique para poder ofrecer ayuda.

Un certamen menos contaminante

El festival toma medidas de sostenibilidad medioambiental por primera vez. La primera fase del plan se va a desarrollar en esta edición, con el objetivo de ir mejorando cada año la sostenibilidad, reducir la huella de carbono y el gasto energético. Algunas de las acciones puestas en marcha: los material de difusión del festival se imprimen en papel 100% reciclado y sin cloro; el servicio de barras hará separación de los residuos que produzca su actividad; se utilizarán materiales biodegradables en todos los servicios de 'catering' dentro del recinto del festival y la comida servida se preparará con productos de proximidad; los vasos serán reutilizables -cada uno costará un euro, cantidad que se devolverá cuando se entregue para su reutilización-. El reciclaje es otro de los puntos del plan de sostenibilidad: por primera vez y en colaboración con Ecoembes y Ecovidrio, se facilitará la recogida selectiva de residuos y el reciclaje en contenedores diferenciados. Además habrá un equipo de voluntarios que informará a los asistentes sobre buenas prácticas en materia de sostenibilidad y reciclado. Otra de las novedades es que se creará una comunidad 'online', con la colaboración de Blablacar, para compartir coche en los desplazamientos y así reducir sustancialmente las emisiones de CO2. Además, los automóviles que se utilizarán para mover a los artistas son vehículos eficientes, que reducen el consumo y las emisiones de CO2. El festival compensará sus emisiones de CO2 plantando árboles de especies autóctonas.

 

Fotos

Vídeos