Murcia hace feliz a Armando Manzanero

Armando Manzanero (Mérida, México, 1935), ayer, en el estudio de Los Parrandboleros, en Murcia, grabando los temas de un nuevo disco para 2020. / JOAQUÍN ZAMORA
Armando Manzanero (Mérida, México, 1935), ayer, en el estudio de Los Parrandboleros, en Murcia, grabando los temas de un nuevo disco para 2020. / JOAQUÍN ZAMORA

El compositor y cantante mexicano, autor de canciones inolvidables como 'Esta tarde vi llover' y 'Contigo aprendí', graba un disco con Los Parrandboleros

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

Armando Manzanero se está haciendo murciano. Ha sido un descubrimiento tardío, pero no puede estar más feliz. El idilio con la Región de Murcia comenzó el año pasado, cuando participó en el Festival Murcia Romántica, en el concierto titulado 'Entre amigos', con Los Parrandboleros, Mocedades, Curro Piñana y Los Tres Reyes. En aquel viaje a Murcia conoció a Manuel Manjón, el médico de familia y alergólogo que preside Los Parranboleros, a quien el mexicano, descendiente maya, llama cariñosamente «mi hermano blanco». Hubo sintonía total con la formación murciana, gente adorable a su parecer, con la que ha vuelto a coincidir esta semana. Era el deseo del maestro del bolero, una deidad en el mundo hispano por temas memorables como 'Esta tarde vi llover', 'Contigo aprendí', 'Somos novios' o 'Sabor a mí', apenas cuatro ejemplos de entre más de 400 composiciones en una carrera rubricada con un Grammy Honorífico en 2014.

FOTOS: Joaquín Zamora

Manzanero está en Murcia estos días. Por varias razones. La primera, por motivos profesionales. Ayer grabó las diez canciones que formarán parte del disco que publicarán Los Parrandboleros en 2020 dedicado al cantautor yucateco, nacido en Mérida (México) en 1935. La segunda, porque aquí ha querido disfrutar de unos días «en familia» con sus admirados Parrandboleros, agrupación musical integrada por 35 músicos que este año ha cumplido dos décadas en los escenarios propagando su pasión por este tipo de canciones de ritmo lento, bailables, originarias de Cuba, muy populares en el Caribe, de compás de dos por cuatro y letras melancólicas, dice la ficha de la Real Academia Española.

Apasionado del buen yantar

El «mejor cochinillo del mundo» en «paseo frugal»

El astro mexicano hizo ayer partícipe de su felicidad a 'La Verdad', compartiendo mesa y mantel en La Barra de Juan (avenida Marqués de los Vélez), donde disfrutó «del mejor cochinillo que he comido en mi vida, y mira que llevo viniendo años a España». Manzanero, acompañado por su esposa Laura, y por dos de las hijas de ella, Mau y Nico, celebra que esta gente de Murcia ayude a preservar el bolero «frente a la embestida de todo lo demás».«Con el flamenco sucedía la misma situación. Hay grandes estrellas y grandes talentos, y lo mismo sucede en la música romántica». «Tener un grupo como Los Parrandboleros y, sobre todo, que se desplacen por todo el mundo, pues acaban de estar en México con bastante éxito, en la zona de la Riviera Maya, eso es maravilloso», aprecia Manzanero, que a sus 84 años no se resiste a viajar ni a cantar ni a componer, aunque esta actividad no la ejerza temporalmente en «paseos frugales», como califica su dichosa estancia en Murcia.

Actuación del compositor mexicano en el Teatro Romea en 2018 con Los Parrandboleros.
Actuación del compositor mexicano en el Teatro Romea en 2018 con Los Parrandboleros. / JOAQUÍN ZAMORA

«Tener un grupo como Los Parrandboleros y que se desplacen por todo el mundo defendiendo el bolero es maravilloso»

Orígenes mayas

«Soy fastidioso, irritante... a veces trato de imponer»

El disco que graba con Los Parrandboleros, cuyo título se desconoce por ahora, estará listo para finales de 2019. «Han elegido un repertorio muy variado, porque tiene mucha canción clásica, y mucha canción nueva, al grado de que hoy no pude grabar dos o tres canciones porque no me las sé». Manzanero ha escrito para muchos artistas, y no todas las voces las interpretaron con tino. Es el caso de Chavela Vargas, con la que grabó 'Encadenados', un tema de Carlos Arturo Briz: «Fíjate que esa vez fue la única que no me gustó, y la grabé porque me lo pidió Juan Carlos Calderón, que era una persona muy cercana y admirada por mí, y además yo apreciaba mucho al compositor. Nunca me gustó Chavela, ni su onda, ni su manera de ser, ni su vida...». En los entrantes, Manuel Manjón pregunta al maestro si le gustan las anchoas, a lo que Manzanero responde: «¡No! Pónganme lo que quieran, hasta una ballena, pero anchoas no». Armando recuerda sus orígenes mayas, de los que se siente absolutamente orgulloso. «De los mayas tengo todo», dice durante la entrevista. «Al grado de que a veces soy irritante, fastidioso, molestoso... porque a veces trato de imponer, empezando por mi ropa, por mi comida, mis maneras de vivir, mis maneras de comportarme, mis rituales. No convivo con mi señora [Laura Elena Villa], que es la persona que más amo del mundo, porque yo soy muy afecto a prender una veladora cuando voy a dormir. Mi abuela Rita me decía que cuando prendíamos una veladora durante toda la noche estábamos invocando a nuestros antepasados a que la pasaran bien». Con su última esposa Armando ha vivido entre Mérida y México DF, entre Aguascalientes y DF, «y ahora vamos a vivir entre Mérida y México DF, porque no puedo dejarlo, ya que ahí está todo el movimiento de mi trabajo, pues también soy el presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México, que hoy por hoy es la más importante de toda Latinoamérica».

«Me hubiera gustado tener la voz de Bocelli, el físico de Luis Miguel hace 20 años y la educación de don Pedro Vargas»

Mejores interpretaciones

Bellos recuerdos de Salomé y Olga Guillot

La CISAC (Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores), la institución que se encarga de evitar que haya rencillas jurídicas, decidió expulsar a la Sociedad General de Autores de España (SGAE), tras la denuncia de sus actividades, recuerda Manzanero, que asegura que para cualquier compositor es indispensable pertenecer a la sociedad de su país. «La cosa bonita es que todos los grandes compositores se están yendo a la sociedad mexicana, y acabamos de firmar a Manuel Alenjandro, que es una adquisición súper valiosa. En México somos 30.000 socios, y tenemos reciprocidad con 120 sociedades del mundo. Eso quiere decir que nosotros cobramos el catálogo de 120 sociedades del mundo». Enérgico y tremendamente divertido, va para 85 años con una desbordante apetencia vital. Cuenta que desde pequeño siente inclinación por la música. «En 1944, cuando todavía estaba por terminarse la Segunda Guerra Mundial, fui a un concierto del pianista Alejandro Vilalta, que era catalán y fue en varias ocasiones a Mérida. Para mí era un privilegio». A la gente le gusta lo que hace, es consciente, y está más que acostumbrado a las multitudes. Por donde va le reconocen. «Yo soy un ser privilegiado, por haber vivido de cantar. A mí me hubiera gustado tener la voz de Bocelli, el físico de Luis Miguel hace 20 años y la educación de don Pedro Vargas». De las mujeres que han interpretado su repertorio, recuerda a Salomé, «una catalana que me cantó allá por los 60 [en 1969 ganó Eurovisión con 'Vivo cantando'], le gustaba mucho el bolero, y era encantadora»; también cita a cantantes latinoamericanas como la dominicana Milagros Lanty, la cubana Olga Guillot... «¡Tengo siete vidas trabajadas!», sostiene.

«Nunca me gustó Chavela Vargas, ni su onda, ni su forma de ser, ni su vida...»

Revolucionario

«Quiero que la gente de mi alrededor viva como yo»

De México cuenta que «tenemos un retraso socioeconómico de mucho tiempo atrás, gracias a que siendo un pueblo lleno de indígenas, con un talento para la creatividad, para las artes, poca atención le tuvimos para que en este momento fuera gente que produjeran a lo básico. Así es como lo veo. Tenemos a un señor que nos está gobernando que la mayoría de la gente, incosciente, le quiere pedir que en seis años pueda componer lo que se ha descompuesto hace cien. Yo soy admirador de Benito Juárez, de Cárdenas, de Pancho Villa, de Emiliano Zapata, y hasta de un señor que no gustaba su tipo de gobierno porque tardó como 30 años en el poder y al que hay que agraderle cosas, Porfirio Díaz, cuyo único error fue no haberse ido a la hora que lo debió haber hecho». ¿Qué tiene de revolucionario Armando Manzanero? «¡Todo! Y te voy a dar una idea: la gente que me maneja en mi casa, que colabora conmigo en mi vida, quiero que vivan exactamente igual que yo, que disfruten igual que yo, y les tengo todo el amor y la consideración como si fueran mis familiares, porque yo desciendo de esa gente». Y sobre el amor, siendo un cantor universal de emociones, opina que cuando se habla de amor no habla del amor de pareja o pasional, «porque yo le tengo amor a mi ropa, porque me gusta; al jardín de mi casa, porque está bonito cuando llego; a mis vajillas, que son bellas. Soy un vicioso de no utilizar la misma, me gusta que estén muy floreadas, muy coloridas, porque para mí lo más importante es la alegría y el colorido de las cosas».

Manzanero actuó anoche por sorpresa en la Gala del Agricultor, en El Mirador (San Javier), y hoy tiene previsto disfrutar del Mar Menor, donde promete darse un baño. Es un apasionado del merengue, de la tortada murciana y del suflé de limón. Incluso del asiático y del Licor 43, pese a ser diabético. Y quiere volver a la Región, porque le encanta Arturo Pérez-Reverte, porque aquí tiene amigos y se siente «tan bien como en mi casa».