Road Ramos: «La identidad es el tesoro que más aprecio en esta vida»

Road Ramos./
Road Ramos.

Ha producido discos de El Kanka y Muerdo, amén de grabar dos a título propio. La murciana despide '¿Con qué sueñan los perros?' en 'Músicas desencajadas'

JAM ALBARRACÍN MURCIA.

Empezó hace más de una década siendo apenas una adolescente y en este tiempo ha ido desarrollando sus facetas como cantante, multiinstrumentista, compositora y productora artística, además de dedicar su tiempo libre a la pintura. Road Ramos (Murcia, 1988) es esa oveja negra de la canción de autor que rompe con el género. Poderosa, incorruptible y lenguaraz, además de marcadamente feminista, cuando no se encuentra en escena, su vida se reparte entre Mula -donde vive con su novia- y Madrid, donde encuentra el cariño de la industria. Fenómeno surgido desde internet, ese signo de los tiempos, ha producido discos a artistas como El Kanka o Muerdo, justo antes de que ambos despegaran. Y ha registrado dos propios, 'El desmontaje del productor' (2016) y '¿Con qué sueñan los perros?' (2017), disco que tras rodar por toda España despide ahora con tres conciertos en Murcia (mañana jueves, a las 20 horas en el Aula Caja Mediterráneo), Madrid y Barcelona. Contacto con ella recién llegada de su gira mexicana.

-Actúa en 'Músicas desencajadas'. ¿Lo hará en solitario o con banda?

-Lo haré con banda y además con una formación con la que me siento muy cómoda y bien abrigada aunque llevemos poquito tiempo. Es bonito cuando además de lo profesional se genera un amor lindo.

«El amor propio te salva de muchas estupideces, como por ejemplo no amar bien»

-En su caso, el estilo lo marca su personalidad. No se adscribe a ningún género musical.

-Supongo que es porque cuando me catalogaron como cantautora esto me cerró puertas de lugares donde sueño con tocar. Y aquí todo el mundo nace con su chaqueta de prejuicios y, al igual que yo hasta ahora no había escuchado a bandas simplemente por el estilo en el que se las definía, a mí como artista me pasa un poco lo mismo. Por eso prefiero no hacerlo.

-Tanto su música como su actitud personal destilan un claro aire feminista. ¿Qué le parece el auge del feminismo de estos últimos tiempos? ¿Positivo, real?

-El feminismo es necesario y conocer su historia para entender el porqué. La cuarta ola feminista se diferencia de las anteriores porque dispone de redes sociales y transmisión 'online', lo que la hace imparable y visibilizada hasta para quien no la busca. Esa ha sido una herramienta muy potente para hacer crecer el movimiento y conectar las realidades de tantas mujeres. Tu pregunta, que me encanta, corrobora lo que comento.

«La paz que siento en Madrid es de otro planeta, pero al rato quiero limonero, huerta y patio de verano»

-Dicen que el machismo se cura.

-Esto daría para una conversación de horas. Por eso recomiendo a Simone de Beauvoir, Despentes, Virginia Woolf y tantas que escapan a mi escaso conocimiento. Dicen que el racismo se cura viajando, yo opino que el machismo se cura leyendo sobre la historia feminista y queriendo conocer qué sucede en la sociedad para que las diferencias sociales normalizadas y hasta la integridad de una mujer se vean oprimidas basándose en una diferencia biológica. Ya decía Simone que la mujer no nace sino que se hace.

-En sus letras maneja un lenguaje a veces poético pero muy franco. ¿Es importante llamar a las cosas por su nombre en estos tiempos de corrección política?

-No sé si es importante pero a la hora de componer solo me dejo llevar y eso es lo que ocurre. Últimamente, en general, soy mujer de pocas palabras. Excepto si hablamos de feminismo [ríe].

-Amor, inconformismo, sexo y más amor... propio. ¿La del amor es la única revolución posible?

-El amor propio te salva de muchas estupideces como por ejemplo no amar bien. Creo que nada es honesto si no pasa antes por nuestro proceso mental. Nadie sería capaz de preguntar honestamente qué necesita otra persona si no se escuchase y estuviera en paz con lo que él mismo precisa.

«La cuarta ola feminista es imparable porque dispone de las redes sociales, una herramienta muy potente que le da visibilidad»

-Ha producido a artistas como El Kanka y Muerdo y también produce sus propias canciones. ¿Le interesa esta faceta de la producción?

-He producido muchas cosicas y el asunto parece que sigue creciendo. Me interesé por la producción porque tantos artistas no hubieran sido nada sin sus productores... En esta vida la identidad es el tesoro que más aprecio y con la producción busco que cada proyecto deje claro que esas canciones son únicas.

-Estuvo viviendo en Madrid. Desde allí todo parece más fácil o más cercano a la industria. Pero se ha vuelto a vivir a la Región de Murcia. ¿Mejor aquí o allí?

-Ojo con Madrid, la paz que siento allí es de otro planeta. Mi gente, la noche, la música...Pero al rato ya quiero venirme a la huerta, a la marinera y la cerveza, al limonero y los patios de verano. Y al rato me quiero volver a la capital. Supongo que eso haré en unos meses. Eso o volver para más tiempo a México.

-¿Son más reivindicativas y menos moñas las autoras que los autores hoy en España?

-De todo hay aquí. Pero lo que se ve es lo que te muestran, no todo lo que existe.

-La canción 'Gorda' es pura seducción. ¿Cómo surgió?

-No me gusta la producción [ríe], pero es un tema que hice para cerrar el segundo disco pues me faltaba una composición respecto a mis objetivos marcados. Recibí varios mensajes de historias sobre agresiones 'gordófobas' y la compuse para ellas. Una canción que zanje finalmente mis guiños repetitivos en las canciones acerca de mi físico también.

-Sus dos últimas publicadas en red son 'Lalaland' y una versión de 'Pausa' de Izal. ¿Tiene previsto lanzar disco completo o seguirá en esta línea de canción a canción?

-Despido disco con este concierto en Murcia, Madrid y Barcelona. Y quiero parar para hacer el tercero y que como mínimo venga la policía de la música a mi casa a detenerme. Ir de canción a canción es una buena idea.